Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

19 de noviembre del 2017
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Autor:
agriculturers.com


Ver en la Revista >
Califica este artículo: Thank you for your vote!
 

Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o bien, se encuentran en proceso de transición de una producción bajo sistema convencional a orgánico, es gestionar el manejo de plagas, malezas, enfermedades aunado a emplear las mejores prácticas de la fertilidad del suelo y nutrición del cultivo.

Mediante la producción orgánica es posible y necesario producir alimentos de alta calidad junto con conservar y mejorar los recursos naturales, promoviendo el cuidado preventivo de la salud y el bienestar tanto de los trabajadores agrícolas y consumidores, como también de los organismos que integran el ecosistema.
Hablemos de los insumos utilizados para el manejo preventivo de plagas, enfermedades y malezas del cultivo.
Opciones para los productores
El objetivo es emplear productos para el control de plagas cuyos principios activos tienen el efecto de repeler o matar a los insectos.
Resalta el uso de los extractos vegetales debido a que estos no causan daño al ambiente. En el campo se usan diluciones de hojas de plantas con actividad insecticida o sus aceites esenciales a diferentes concentraciones, dependiendo de la severidad de la plaga y del cultivo a tratar. Dentro de ellos destaca el Neem, el cual contiene diversos componentes con actividad insecticida, siendo el más importante la azadiractina.
Favor de referirse a la tabla que lista las sustancias permitidas de parte del Reglamento de la Ley de Productos Orgánicos de México. Aquí se señalan los agentes que se permiten utilizar para el manejo ecológico de insectos, hongos, virus, bacterias y arvenses.
La azadiractina es un tetranortriterpenoide natural que tiene la ventaja de degradarse rápidamente en el medio ambiente, con baja toxicidad para humanos.
Además, no crea resistencia debido a la presencia de diferentes compuestos con actividad insecticida y actúa por contacto o por ingestión.
De acuerdo con la Ley de Productos Orgánicos, en el apartado de Gestión de la Fertilidad: “Para mantener o aumentar [la fertilidad] en el suelo se compromete a efectuar un adecuado programa de rotación plurianual, recurriendo a la sucesión de un cultivo en la misma parcela por un máximo de dos ciclos consecutivos.”
Abonos orgánicos
Durante el pasado panel de Producción y Comercialización de Tomate Fresco Orgánico, dentro del Congreso Internacional del Tomate, la audiencia señaló el uso de composta, lo cual como bien se sabe, la aplicación abundante de estiércoles con el tiempo tendrá un efecto positivo en cuanto a las condiciones físicas del suelo.
Sin embargo, es necesario estar pendiente de algún incremento en la conductividad eléctrica (CE), ya que evidentemente una alta CE se relaciona con el grado de salinidad del suelo, resultando prudente aplicar según resultados de análisis de suelo.
Al aplicar materiales orgánicos (estiércoles, abonos verdes, compostas, etc) al suelo, se promueve el crecimiento de raíces, y la absorción de nutrimentos con repercusión en el rendimiento. En el caso de uso de estiércol, estiércol seco y cama de pollos, estiércol en abono y efluente de criaderos líquidos, la cantidad empleada en el año solar respetará el límite de 170 kg de nitrógeno por hectárea de SAU.
Manejo de productos de control
Si un nutriente adecuado de vegetales en rotación o el acondicionamiento del suelo no pudieran ser obtenidos con los medios antes indicados, se recurrirá al empleo de productos admitidos en el la Ley de Productos Orgánicos.
Serán conservados en la empresa y otorgados a disposición en el momento del control.
El productor mantendrá actualizados todos los documentos que justifican la necesidad de recurrir a tales productos, entre estos: la relación técnica agronómica, el certificado de análisis del terreno, la carta de los suelos, entre otros.
Sin embargo, el Ing. Rafael Vázquez Arechiga, en su papel de gerente de productores para una de las empresas comercializadoras más importantes de Berries, dice estar de acuerdo en cuanto al manejo, prevención – control de plagas,  y enfermedades sea uno de los mayores retos que se tienen que enfrentar los productores al momento de incursionar en la producción bajo  sistemas orgánicos, aunque también nos comenta que encontrar una cadena de comercialización redituable, cumplir los estándares de las certificadoras, selección de terreno y su gestión para el manejo de fertilidad del suelo también son desafíos importantes, concluye.  CO

 

Califica este artículo Thank you for your vote!
 
 
 
 

Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina cuenta con una trayectoria de más de 25 años en cuanto a producción orgánica, siendo considerado un país líder en ...
 
Estudio revela las preferencias de pescado orgánico en Europa
Noruega: Como parte del proyecto europeo Oraqua, los científicos realizaron una encuesta sobre las percepciones y conocimiento de...
 
Normas propuestas por IFOAM para la Acuicultura Orgánica
La conversión a acuicultura orgánica es un proceso de desarrollo de prácticas de crianza que fomentan y mantiene un ecosistema ...
 
El éxito de la agricultura orgánica en Cuba
Hay muchos estudios que dan testimonio de la eficacia de la agricultura ecológica: por ejemplo, hay informes/estudios del Institu...
 
ENTREVISTA A CLAUDIA BONO MESTRE Agronutrientes como solución a los déficits de materia orgánica
Uno de los principales apoyos con que deben contar los agricultores para conseguir el mayor rendimiento posible a sus cosechas es ...