Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

19 de noviembre del 2017
Tendencias en el consumo de lácteos en México
Autor:
Arturo Sánchez Mejorada arturosanchezmejorada@msn.com


Ver en la Revista >
Califica este artículo: Thank you for your vote!
 

Como hemos comentado en la última década el crecimiento del consumo mundial de lácteos dependió en gran medida del aumento de población mundial.

Aproximadamente el 70% de los aumentos en la demanda se atribuyen a este factor, en tanto que el crecimiento del consumo por habitante explicó el restante 30%. Los niveles de demanda de lácteos y su comercio, tanto en el mundo y en México dependen de los procesos de urbanización, especialmente cuando se registran cambios significativos en la población rural y urbana. Ellos influyen porque los cambios en los hábitos de consumo de la población urbana tienden a incorporar una demanda adicional de distintos tipos de productos lácteos no disponibles en el medio rural, debido en gran medida a las grandes cadenas de franquicias de comidas rápidas, a los supermercados y a las tiendas de conveniencia.

Actualmente la mayor parte del consumo de lácteos está concentrado en los centros urbanos, como consecuencia de su mayor poder adquisitivo y de su mayor consumo per cápita, debido también a la mayor concentración en volumen y crecimiento de la población en las últimas décadas.

Los niveles de consumo de lácteos por habitante en los países desarrollados han alcanzado niveles elevados. Por su parte, el ritmo de crecimiento potencial del consumo en los países en desarrollo y economías emergentes como el nuestro también se ha elevado, porque en estos casos, al crecimiento poblacional, se agrega el aumento en el consumo por habitante debido al número de fuentes de trabajo y por ende al poder adquisitivo.

La preocupación por el cuidado de la salud viene incorporando un cambio en los hábitos de consumo y en la demanda de leche y derivados, hacia productos que contribuyan a mejorar las condiciones de salud de la población, no sólo con productos lácteos reducidos en grasa o azúcar, sino con la disponibilidad en la ingesta de componentes y aditivos como vitaminas, pre y probióticos o fibra, en general con componentes que no proceden directamente de la leche de vaca, pero que adicionados o modificados representan una opción funcional para mejorar la dieta de los consumidores, no sólo por lo que aporta la leche como alimento, sino lo que obtiene en la industrialización y transformación en quesos, yogurts y en leches industrializadas.
En México, los productos lácteos como son los quesos y los yogurts, así como las leches industrializadas: pasteurizada, ultrapasteurizada y en polvo, ocupan los primeros lugares de comercialización manifestando como lo comentamos una justificada tendencia hacia el abastecimiento de las zonas urbanas, ya que éstas poseen vías de comunicación accesibles y concentran grupos con niveles de ingreso más altos, en contraste con las zonas no urbanas, donde el consumo de lácteos se limita principalmente a leche bronca y productos artesanales.
Entre 2005 y 2011, la producción industrial de leche y derivados lácteos registra un comportamiento favorable en la mayor parte de los productos, con base en información del INEGI, destacan la producción de yogurt y quesos, con una tasa de crecimiento promedio de 7.3 y 5.7%, mientras que la producción de leche en polvo y de mantequilla creció por arriba del 2.0% en promedio; en contraste, la leche ultrapasteurizada crece marginalmente, mientras que la leche pasteurizada, reporta un decremento en su producción en el periodo referido.

La mayor producción de derivados se encuentra asociada entre otros factores, al comportamiento de la demanda de estos productos, apoyada en la estabilidad de la economía en general y en modificaciones en las preferencias de algunos segmentos de la población, lo que ha influido en un aumento del consumo de productos lácteos de mayor valor, en comparación con el consumo de las leches líquidas. Por otro lado, también ha influido el desarrollo de nuevos productos lácteos ampliando la variedad en la oferta, dirigidos a diferenciar y segmentar mercados, entre esta gama de productos se tienen los destinados a atender necesidades específicas de los estratos de acuerdo a la edad de la población o al cuidado de la salud en el caso de personas que sólo pueden consumir productos deslactosados, reducidos en grasa, o adicionados de algunos nutrimentos; esto, además de facilitar el consumo en las zonas urbanas, como puede ser el yogurt bebible, la leche ultrapasteurizada que no requiere refrigeración o de los productos funcionales que atienden los requerimientos de sectores de población que cuidan el consumo de grasas animales y de otros nutrientes adicionados a los productos lácteos y las leches líquidas con sabor.

Entre los derivados lácteos, el mercado del yogurt es el que registra el mayor dinamismo, la producción de los bebibles y licuados registran las mayores porcentajes de crecimiento, seguidos de los elaborados con frutas, en último lugar se ubica la producción de yogurt natural, en conjunto este mercado ha crecido a una tasa promedio de 7.3% entre 2005 y 2011.

La producción industrial de leches presenta cambios en su composición, se ha venido reduciendo la elaboración de leches líquidas que requieren de una red de frío, en su lugar viene creciendo la elaboración de leches que no requieren refrigeración hasta el momento de su consumo (UHT). En 2012, 40% de la leche que se consumirá en el país será ultrapasteurizada. Adicionalmente como hemos mencionado para 2015, llegará al 44%, según un estudio reciente de Tetra Pak, citado en la revista Expansión. Estos productos facilitan a los consumidores de las zonas urbanas la compra de un cierto número de unidades, asimismo amplían la variedad de la oferta de este tipo leches disponibles en el mercado, al contar con distintos productos destinados a segmentos o nichos de mercado (P.E: reducidas en grasa, deslactosada, con fibra, con aceites omega, con grasa vegetal, para mayores de 40 años, etc.).

Si usted, estimado lector fuera un nuevo actor en el mercado con un canal de distribución establecido con más de 10,000 tiendas de conveniencia de su propiedad como puntos de venta exclusivos , 25,000 camiones y 10,300 rutas de reparto, a qué mercado le apostaría? CO

 

Califica este artículo Thank you for your vote!
 
 
 
 

Consumo de leche creció 7.7% en los ultimos 5 años
El consumo del lácteo deslactosado aumentó 7.7% en un lustro, siendo la principal tendencia del consumidor nacional, revela estu...
 
La leche y la carne orgánicas tienen unos niveles más altos de nutrientes, según un estudio
Una nueva investigación internacional tiene buenas noticias para las personas que han estando gastando un poco más de dinero par...
 
La producción de leche orgánica en la región Puno Perú: una alternativa de desarrollo sostenible (Primera parte)
El consumo de productos orgánicos viene creciendo en todo el mundo y la leche orgánica no es la excepción. En Puno, por sus car...
 
¿Qué leche bebemos?
El mercado ha desarrollado alternativas vegetales aptas para alérgicos y veganos Cleopatra se bañaba en ella para potenciar l...
 
Nutrición química y orgánica en aguacate Hass en Filo de Caballos, Guerrero, México
El estudio se realizó en la localidad de Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, Guerrero, México, durante noviembre de 2...