Cultura Orgánica
22 de julio del 2014
México
1 2 3 4 5
México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante
El presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) afirmó que “México se ...
Cultivo de cebolla orgánica
El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterrá...
Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica
La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos ...
Manejo integrado de fertilizantes y abonos orgánicos en el cultivo de maíz (Primera parte)
J. David Ávarez–Solís1*, D. Aurora Gómez–Velasco2, N. Samuel León–Martínez1, F. Antonio ...
BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania  Paulina Campos paulina.campos@gmx.com  Del 12 al 15 de febrero
BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania Paulina Campos paulina.campos@gmx.com Del 12 al 15 de febrero
Del 12 al 15 de febrero del 2014 se llevó a cabo en Nuremberg, Alemania la BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica . Como cada año FiBL, el Instituto de Investigación en Agricultura Orgánica (por sus siglas en alemán) con base en Frick, Suiza, presentó los datos más recientes del sector orgánico a nivel internacional durante la conferencia titulada “El Mundo de la Agricultura Orgánica”. En el marco de la feria tuvimos la oportunid...
México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante
El presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) afirmó que “México se ...
Cultivo de cebolla orgánica
El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterrá...
Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica
La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos ...
BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania Paulina Campos paulina.campos@gmx.com Del 12 al 15 de febrero
Del 12 al 15 de febrero del 2014 se llevó a cabo en Nuremberg, Alemania la BIOFACH 2014, la feria m...
Manejo integrado de fertilizantes y abonos orgánicos en el cultivo de maíz (Primera parte)
Manejo integrado de fertilizantes y abonos orgánicos en el cultivo de maíz (Primera parte)
J. David Ávarez–Solís1*, D. Aurora Gómez–Velasco2, N. Samuel León–Martínez1, F. Antonio Gutiérrez–Miceli2 1 Departamento de Agroecología. División de Sistemas de Producción Alternativos. El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR). Apartado Postal 63. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México. * Autor responsable: (dalvarez@ecosur.mx). 2 Maestría en Ciencias en Ingeniería Bioquímica, Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez, Tuxtla Gutié...
México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante
El presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) afirmó que “México se ...
Cultivo de cebolla orgánica
El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterrá...
BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania Paulina Campos paulina.campos@gmx.com Del 12 al 15 de febrero
Del 12 al 15 de febrero del 2014 se llevó a cabo en Nuremberg, Alemania la BIOFACH 2014, la feria m...
Manejo integrado de fertilizantes y abonos orgánicos en el cultivo de maíz (Primera parte)
J. David Ávarez–Solís1*, D. Aurora Gómez–Velasco2, N. Samuel León–Martínez1, F. Antonio ...
Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica
Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica
La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos de la finca, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica y al mismo tiempo a minimizar el uso de recursos no renovables reduciendo o eliminando el uso de fertilizantes y plaguicidas sintéticos para proteger el medio ambiente y la salud humana. Recibe diversos nombres: orgánica, biodinámica, natural, alternativa, regenerativa o biológica....
México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante
El presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) afirmó que “México se ...
Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica
La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos ...
BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania Paulina Campos paulina.campos@gmx.com Del 12 al 15 de febrero
Del 12 al 15 de febrero del 2014 se llevó a cabo en Nuremberg, Alemania la BIOFACH 2014, la feria m...
Manejo integrado de fertilizantes y abonos orgánicos en el cultivo de maíz (Primera parte)
J. David Ávarez–Solís1*, D. Aurora Gómez–Velasco2, N. Samuel León–Martínez1, F. Antonio ...
Cultivo de cebolla orgánica
Cultivo de cebolla orgánica
El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterráneo, pues se trata de una de las hortalizas de consumo más antigua. Las primeras referencias se remontan hacia 3.200 a.C. pues fue muy cultivada por los egipcios, griegos y romanos. Durante la Edad Media su cultivo se desarrolló en los países mediterráneos, donde se seleccionaron las variedades de bulbo grande, que dieron origen a las variedades modernas. Taxono...
Cultivo de cebolla orgánica
El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterrá...
Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica
La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos ...
BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania Paulina Campos paulina.campos@gmx.com Del 12 al 15 de febrero
Del 12 al 15 de febrero del 2014 se llevó a cabo en Nuremberg, Alemania la BIOFACH 2014, la feria m...
Manejo integrado de fertilizantes y abonos orgánicos en el cultivo de maíz (Primera parte)
J. David Ávarez–Solís1*, D. Aurora Gómez–Velasco2, N. Samuel León–Martínez1, F. Antonio ...
México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante
México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante
El presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) afirmó que “México se encuentra preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos”, explicó que el país cuenta con productores comprometidos con la producción orgánica, la diversidad de productos aumenta cada día y contamos ya con medio millón de hectáreas que ya están siendo manejadas bajo sistemas orgánicos. Respecto a la regulación nacional, el ...

Recientes

México está preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos: Homero Blas Bustamante

El presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica (SOMEXPRO) afirmó que “México se encuentra preparado para ingresar a las grandes ligas en materia de productos orgánicos”, explicó que el país cuenta con productores comprometidos con la producción orgánica, la diversidad de productos aumenta cada día y contamos ya con medio millón de hectáreas que ya están siendo manejadas bajo sistemas orgánicos. Respecto a la regulación nacional, el presidente de SOMEXPRO dijo que México está preparado con el marco regulatorio completo, solo faltan detalles para implementarlo, sin embargo, dijo que hay el compromiso con el Secretario de Agricultura Enrique Martínez y Martínez y la SOMEXPRO de fortalecer los procesos organizativos del sector nacional y buscar la vinculación internacional. Como miembro del Consejo Nacional de Productos Orgánicos, Blas Bustamante informó que están en la mesa de análisis los temas de acreditar a nuevas agencias de certificación nacional ya que actualmente solo se cuenta con una y el resto son extranjeras por lo que urge incentivar a empresas mexicanas que quieran incursionar en el servicio de certificación de productos orgánicos, así también se requiere de implementar a la brevedad el sistema de registro oficial de certificados que se emitan bajo la Ley de Productos Orgánicos y demás disposiciones en materia de productos orgánicos, pero dio – hay la voluntad del nuestro secretario de agricultura y hay trabajo conjunto con el sector. Homero Blas, también productor orgánico del estado de Oaxaca informó que SOMEXPRO llevará a cabo con el apoyo de la Secretaría de Agricultura un evento internacional donde se capacitarán a líderes en la agroecología y agricultura orgánica tanto de México como de América Latina, dicho evento se llevará a cabo en Santa Cruz Huatulco del 7 al 12 de junio del presente año, adicionalmente dijo que entre los apoyos de SAGARPA está el compromiso de SOMEXPRO de contratar a la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM por sus siglas en inglés) para llevar a cabo una evaluación de la regulación mexicana en materia de productos orgánicos con la de otros países como Estados Unidos, Japón y con el Reglamento Europeo. CO

Leer nota completa

Cultivo de cebolla orgánica

El origen primario de la cebolla se localiza en Asia central, y como centro secundario el Mediterráneo, pues se trata de una de las hortalizas de consumo más antigua. Las primeras referencias se remontan hacia 3.200 a.C. pues fue muy cultivada por los egipcios, griegos y romanos. Durante la Edad Media su cultivo se desarrolló en los países mediterráneos, donde se seleccionaron las variedades de bulbo grande, que dieron origen a las variedades modernas. Taxonomía y morfología Familia: Liliaceae. Nombre científico: Allium cepa L. Planta: bienal, a veces vivaz de tallo reducido a una plataforma que da lugar por debajo a numerosas raíces y encima a hojas, cuya base carnosa e hinchada constituye el bulbo. Bulbo: está formado por numerosas capas gruesas y carnosas al interior, que realizan las funciones de reserva de sustancias nutritivas necesarias para la alimentación de los brotes y están recubiertas de membranas secas, delgadas y transparentes, que son base de las hojas. La sección longitudinal muestra un eje caulinar llamado corma, siendo cónico y provisto en la base de raíces fasciculadas. Sistema radicular: es fasciculado, corto y poco ramificado; siendo las raíces blancas, espesas y simples. Tallo: el tallo que sostiene la inflorescencia es derecho, de 80 a 150 cm de altura, hueco, con inflamiento ventrudo en su mitad inferior. Hojas: envainadoras, alargadas, fistulosas y puntiagudas en su parte libre. Flores: hermafroditas, pequeñas, verdosas, blancas o violáceas, que se agrupan en umbelas. Fruto: es una cápsula con tres caras, de ángulos redondeados, que contienen las semillas, las cuales son de color negro, angulosas, aplastadas y de superficie rugosa. Preparación del terreno La profundidad de la labor preparatoria varía según la naturaleza del terreno. En suelos compactos la profundidad es mayor que en los sueltos, en los que se realiza una labor de vertedera, sin ser demasiado profunda (30-35 cm), por la corta longitud de las raíces. Hasta la siembra o plantación se completa con los pases de grada de discos necesarios, normalmente con 1-2, seguido de un pase de rulo o tabla, para conseguir finalmente un suelo de estructura fina y firme. Si el cultivo se realiza sobre caballones, éstos se disponen a una distancia de 40 cm, siendo este sistema poco utilizado actualmente. Siembra y trasplante La siembra de la cebolla puede hacerse de forma directa o en semillero para posterior trasplante, siendo esta última la más empleada. La cantidad de semilla necesaria es muy variable (4 g/m2), normalmente se realiza a voleo y excepcionalmente a chorrillo, recubriendo la semilla con una capa de mantillo de 3-4 cm de espesor. La época de siembra varía según la variedad y el ciclo de cultivo. A los tres o cuatro meses se procede al trasplante; obteniéndose aproximadamente unas 1.000 plantas/m2 de semillero, es importante que el semillero esté limpio de malas hierbas, debido al crecimiento lento de las plantas de cebolla y su escaso grosor. La plantación se puede realizar a mano o con trasplantadora; en el primer caso se utilizará una azadilla, colocando una planta por golpe. Se dejará 10-12 cm entre líneas y 10-12 cm entre plantas dentro de la misma línea. distanciados entre sí 50-60 cm, sobre los que se disponen dos líneas de plantas distanciadas a 30-35 cm y 10-15 cm entre plantas. También se realiza la plantación en caballones y apretando la tierra para favorecer el arraigo. Seguidamente se dará un riego, repitiéndolo a los 8-10 días. Escardas La limpieza de malas hierbas es imprescindible para obtener una buena cosecha, pues se establece una fuerte competencia con el cultivo, debido principalmente al corto sistema radicular de la cebolla. Se realizarán repetidas escardas con objeto de airear el terreno, interrumpir la capilaridad y eliminar malas hierbas. La primera se realiza apenas las plantitas han alcanzado los 10 cm de altura y el resto, cuando sea necesario y siempre antes de que las malas hierbas invadan el terreno. Las materias activas de los herbicidas de preemergencia más utilizados en el cultivo de la cebolla son: Pendimetalina, Oxifluorfen, Propacloro , Trixalaxil y Loxinil octanoato. Abonado En suelos poco fértiles se producen cebollas que se conservan mejor, pero, naturalmente, su desarrollo es menor. Para obtener bulbos grandes se necesitan tierras bien fertilizadas. No deben cultivarse las cebollas en tierras recién estercoladas, debiendo utilizarse las que se estercolaron el año anterior. Cada 1.000 kg de cebolla (sobre materia seca) contienen 1,70 kg de fósforo, 1,56 kg de potasio y 3,36 kg de calcio, lo cual indica que es una planta con elevadas necesidades nutricionales. La incorporación de abonado mineral se realiza con la última labor preparatoria próxima a la siembra o a la plantación, envolviéndolo con una capa de tierra de unos 20 cm. El abonado en cobertera se emplea únicamente en cultivos con un desarrollo vegetativo anormal, hasta una dosis máxima de 400 kg/ha de nitrosulfato amónico del 26% N. Nitrógeno. La absorción de nitrógeno es muy elevada, aunque no deben sobrepasarse los 25 kg por hectárea, e influye sobre el tamaño del bulbo. Por regla general, basta con un suministro días antes del engrosamiento del bulbo y después del trasplante, si fuese necesario. El abono nitrogenado mineral favorece la conservación, ocurriendo lo contrario con el nitrógeno orgánico. El exceso de nitrógeno da lugar a bulbos más acuosos y con mala conservación. Fósforo. La necesidad en fósforo es relativamente limitada y se considera suficiente la aplicación en el abonado de fondo. Se deberá tener en cuenta que el fósforo está relacionado con la calidad de los bulbos, resistencia al transporte y mejor conservación. Potasio. Las cebollas necesitan bastante potasio, ya que favorece el desarrollo y la riqueza en azúcar del bulbo, afectando también a la conservación. Calcio. El suministro de calcio no es por norma necesario si el terreno responde a las exigencias naturales de la planta. Riego El primer riego se debe efectuar inmediatamente después de la plantación. Posteriormente los riegos serán indispensables a intervalos de 15-20 días. El número de riegos es mayor para las segundas siembras puesto que su vegetación tiene lugar sobre todo en primavera o verano, mientras que las siembras de fin de verano y otoño se desarrollan durante el invierno y la primavera. El déficit hídrico en el último periodo de la vegetación favorece la conservación del bulbo, pero confiere un sabor más acre. Se interrumpirán los riegos de 15 a 30 días antes de la recolección. La aplicación de antitranspirantes suele dar resultados positivos. CO

Leer nota completa

Importancia de la fertilidad del suelo y la actividad biológica

La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos de la finca, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica y al mismo tiempo a minimizar el uso de recursos no renovables reduciendo o eliminando el uso de fertilizantes y plaguicidas sintéticos para proteger el medio ambiente y la salud humana. Recibe diversos nombres: orgánica, biodinámica, natural, alternativa, regenerativa o biológica. Sin embargo, todas ellas tienen características muy similares, entre otras las siguientes: Fomentan y retienen la mano de obra rural ofreciendo una fuente de empleo permanente. Eliminan el uso y dependencia de plaguicidas, fertiliantes, funguicidas y otros productos sintéticos cuyos residuos contaminan las cosechas, el suelo y el agua. Favorecen la salud de los agricultores, los consumidores y el entorno natural, al eliminar los riesgos asociados con el uso de agroquímicos artificiales y bioacumulables. Dan importancia preponderante al conocimiento y manejo de los equilibrios naturales encaminados a mantener los cultivos sanos, trabajando con las causas por medio de la prevención y no con los síntomas. Entienden y respetan las leyes de la ecología, trabajando con la naturaleza. Protegen el uso de los recursos renovables y disminuyen el uso de los no renovables. Reducen la lixiviación de los elementos minerales e incrementan la materia orgánica en el suelo. Trabajan con tecnologías apropiadas aprovechando los recursos locales de manera racional. En México, los principales estados productores de alimentos orgánicos son Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Chihuahua y Guerrero, que concentran 82.8% de la superficie orgánica total. Tan sólo Chiapas y Oaxaca cubren 70% del total. En el país se cultivan más de 45 productos orgánicos, de los cuales el café es el más importante por superficie cultivada, con 66% del total (70 838 ha) y una producción de 47,461 ton; en segundo lugar se ubica el maíz azul y blanco, con 4.5% de la superficie (4,670 ha) y una producción de 7,800 ton, y en tercer lugar está el ajonjolí, con 4% de la superficie (4,124 ha) y una producción de 2,433 ton; a estos cultivos les siguen en importancia las hortalizas con 3,831 ha; el agave, con 3,047 ha las hierbas, con 2,510 ha; el mango con 2,075 ha; la naranja, con 1,849 ha; el frijol, con 1,597 ha; la manzana, con 1,444 ha; la papaya, con 1,171 ha, y el aguacate con 911 ha. También, aunque en menor superficie, se produce soya, plátano, cacao, vainilla, cacahuate, piña, jamaica, limón, coco, nuez, lichi, garbanzo, maracuyá y durazno. Otros tipos de productos que también se obtienen con prácticas orgánicas son: miel, leche, queso, pan, yogurt, dulces y cosméticos. La SAGARPA y el Gobierno del Estado de Chiapas, con asistencia técnica proporcionada por técnicos del Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) de la FAO, apoyan la reconversión de sistemas de producción convencional de maíz de autoconsumo a sistemas de producción orgánica, asociados con otras especies como calabaza, frijol y chile en 50 mil hectáreas. CO

Leer nota completa

Más leídos

AGROECOLOGIA: PRINCIPIOS Y ESTRATEGIAS PARA UNA AGRICULTURA SUSTENTABLE EN LA AMÉRICA LATINA DEL SIGLO XXI (1a parte)

Durante “ la década perdida” y los anos 90s, América Latina paso por periodos de crisis económica caracterizada por extraordinarios costos ambientales y sociales, en la mayoría de los casos no contabilizados por la economía neoliberal. A pesar de numerosos proyectos internacionales/nacionales de desarrollo rural, la pobreza, la inseguridad alimentaria, el deterioro de la salud y la degradación ambiental fueron problemas que continuaba aquejando a la población rural. Cada vez se hacia mas evidente que los modelos convencionales de modernización de la agricultura, basados en monocultivo de- pendientes de un alto nivel de insumos agroquímicos, eran un modelo no viable desde el punto de vista social y ecológico. En la medida que los países Latinoamericanos se insertaban en el orden económico internacional, el modelo agro exportador se expandía en ausencia de una distribución efectiva de las tierras, beneficiando en primer lugar a los productores más ricos que controlaban los mejores terrenos. Estos cambios acentuaron la brecha entre campesinos y agricultores empresariales desencadenando una serie de procesos y tendencias preocupantes que se reflejaban en el aumento de la pobreza rural, la inseguridad alimentaria y la degradación de los recursos naturales. Este escenario no ha cambiado desde que el nuevo siglo empezó y aun constituye un desafió inmenso para científicos, políticos y agricultores para articular una visión de una agricultura que sea económicamente viable y más competitiva pero que a la vez sea socialmente mas justa y ecológicamente mas sana. Hay que reconocer que a pesar de las deficiencias internas, fuerzas externas a la región como la globalización, la emergencia de la biotecnología y el creciente control corporativo del sistema alimentario han jugado un papel clave en determinar el paupérrimo estado del arte de la agricultura Latinoamericana a comienzos del siglo XXI. LOS ULTIMOS 10 ANOS Desde la Cumbre de Rio hasta hoy, la situación de la agricultura en América Latina no ha cambiado, mas bien se ha empeorado: · 73 millones de los 123 millones de personas que habitan las zonas rurales aun viven en la pobreza, cifras que tienden a agravarse, especialmente entre la población indígena. La población campesina en las laderas representa el 40-50% de la población rural pobre. · La agricultura campesina ocupa unas 60 millones de hectáreas, caracterizándose por un tamaño medio de finca de 1.8 hectáreas ( las cuales se continúan subdividiendo), sistemas en los cuales se genera el 41% de la producción agrícola para el consumo domestico, o sea el 51% del maíz, 77% de los frijoles y 61% de las papas. Esta producción campesina continua subsidiando la demanda urbana por alimentos al recibir precios bajos por sus productos. La caída de precios de los productos campesinos, la falta de crédito y la distancia a mercados son todos factores que contribuyen al empobrecimiento de los agricultores pequeños. · Los campesinos además continúan siendo marginados por los avances tecnológicos; en México menos del 12 % adoptaron variedades mejoradas y solo el 25 % han incorporado fertilizantes. En los Andes, menos del 10% de los campesinos han tenido acceso a fertilizantes y variedades nuevas de papas. En otras palabras la mayoría del campesinado aun maneja sus sistemas con tecnologías de bajo insumo, en algunos casos por condiciones de pobreza, pero en muchos casos voluntariamente por tradición etnoecologica. · La producción de alimentos básicos ha crecido muy por debajo de la producción de forrajes para el ganado y de cultivos comerciales (no tradicionales) para la exportación. Mientras que los ingresos por exportación han declinado para café, cacao y algodón, las exportaciones de soya, flores y hortalizas se han incrementado entre 4-ll%. · La tenencia de la tierra se torna cada vez mas concentrada en manos de grandes empresarios y corporaciones que controlan las mejores tierras, suelos y recursos hídricos para la producción de cultivos de alto valor comercial. La falta de oportunidades económicas en el área rural forzan a la migración de miles de personas, en especial jóvenes, contribuyendo a la feminización y ancianizacion del agro. · La agricultura comercial y de exportación ha conllevado al incremento en el uso de agroquímicos. La región consume el 9,3% de los pesticidas utilizados en el mundo. Solo en América del Sur se invierten mas de 2.700 millones de dólares anuales en importación de pesticidas, muchos de ellos prohibidos en el norte por razones ambientales o de salud humana. Muy pocos estudios han medido el impacto ambiental y social de esta intensificación agroquímica, pero se sospecha que supera los 10 mil millones de dólares al ano, si se cuantificaran los costos ambientales de contaminación de aguas y suelos, danos a la vida silvestre y el envenenamiento de personas. Estos costos no incluyen los impactos ambientales asociados (contaminación de aguas con nitratos, eutrofización de ríos y lagos, etc.) con el incremento del uso de fertilizantes nitrogenados ni los problemas de salinizacion ligados al riego en zonas no apropiadas. Hacia fines del siglo XX ya existían fuerzas que determinaban no solo que se produce, cuanto y como, sino también que se investiga, como, por y para quien. Aunque hay muchas fuerzas en juego, se podría afirmar que las principales son: · La emergencia del sector privado como actor predominante en la investigación, y la dominancia del Mercado agrícola y tecnológico por un conglomerado de corporaciones que, combinado a un monopolio de patentes, tienen un control sin precedente sobre la base biológica de la agricultura y del sistema alimentario en general. Los sistemas actuales de protección de derechos de propiedad intelectual han tendido a aumentar el costo de control de transferencia tecnológica norte-sur, los cuales pueden dejar a los países latinoamericanos ( en especial el campesinado) literalmente fuera del ámbito del acceso al nuevo conocimiento. De hecho, los derechos corporativos sobre los genes obligan a cualquier institución publica a negociar licencias con varias compañías biotecnológicas antes de que estas puedan liberar al campo una variedad de cultivo genéticamente modificada, que pudiera ser de utilidad a agricultores pobres. Esta tendencia puede constituir una oportunidad mas que un obstáculo para re-orientar la producción hacia una línea mas agroecologica basada en el bien común. Aunque se piensa que la apertura de la economía mundial conjuntamente con la liberación arancelaria trae consigo la posibilidad de que los agricultores de la región puedan vender en mercados hasta ahora inaccesibles; Como sabemos esto no es real ya que en la ausencia de subsidios, los precios agrícolas tienden a aumentar y los primeros en beneficiarse son los agricultores del Norte cuya agricultura se subsidia cada vez más. La globalización obliga a los países latinoamericanos a reducir los niveles de protección para los productos domésticos y eliminar las barreras para la importación ilimitada de productos europeos y norteamericanos. La experiencia de Haití uno de los países más pobres es ilustrativa. En l986 Haití importaba alrededor de 7000 toneladas de arroz, porque la mayor parte se producía en la isla. Cuando abrió su economía, la isla fue inundada por arroz subsidiado de USA, llegando a importar en l996, 196 mil toneladas de arroz a un costo de US $ l00 millones anuales. No-solo Haití se hizo dependiente de importar arroz sino que el hambre se incremento. La difusión de la biotecnología como paradigma tecnológico prioritario, desplaza a otros enfoques mas integradores y holisticos en las universidades y centros de investigación y la siembra masiva de cultivos transgenicos ( en especial en Argentina, Chile y por contrabando en Paraguay y Brasil) comienza a desencadenar un proceso con efectos socioeconómicos y ambientales más dramáticos que los experimentados con la Revolución Verde. En Argentina la siembra de soya transgenica resistente al Round-up al facilitar el manejo de malezas, ha sido un instrumento efectivo para concentrar tierra, ya que la manera de sobrevivir en la agricultura de ese país es hacerse cada vez más grande, con el consiguiente aumento en área de soya transgenica, uso de glifosato y un decremento en el numero de propiedades agrícolas. En México la contaminación de variedades criollas de maíz en Oaxaca es el primer signo de que la integridad genética del centro de origen mundial de maíz se puede ver comprometida. En Chile, las corporaciones usan el doble verano del sur para multiplicar sus semillas transgenicas, en ausencia de todo monitoreo sobre posibles impactos del flujo de genes en el polen sobre poblaciones de insectos lepidópteros o plantas silvestres emparentadas, o de los cultivos BT sobre organismos benéficos en el suelo. Los efectos ecológicos de los cultivos obtenidos vía ingeniería genética no se limitan a la resistencia de plagas o a la creación de nuevas malezas o razas de virus. Los cultivos transgénicos pueden producir toxinas ambientales que se movilizan a través de la cadena alimentaria y que pueden llegar hasta el suelo y el agua afectando así a los invertebrados y probablemente alteren procesos ecológicos como el ciclo de los nutrientes. Aún más, la homogeneización en gran escala de los terrenos con cultivos transgénicos exacerbará la vulnerabilidad ecológica asociada con la agricultura en base a monocultivos . No es aconsejable la expansión de esta tecnología a los países de la región. Hay fortaleza en la diversidad agrícola de muchos de estos países, la cual no debiera ser inhibida o reducida por el monocultivo extensivo, especialmente si el hacerlo ocasiona serios problemas sociales y ambientales. La dominancia del Internet y otros medios modernos de informacion podrían abrir una avenida importante para el desarrollo agrícola basado en el conocimiento, si es que estos medios no solo beneficiaran a aquellos con acceso a capital y la tecnología, dejando fuera del acceso al conocimiento a millones de pobres en la región. No hay duda que el conocimiento científico de punta será cada vez más costoso, restringido y poderoso. Las instituciones publicas dedicadas a la investigación y extensión agrícolas están cada vez mas debilitadas sin posibilidades de resguardar de que el conocimiento llegue por otras vías accesibles a los miles de agricultores de menores recursos. Por otro lado han surgido varias iniciativas de base, como redes de agricultor a agricultor que han servido para la difusión masiva de conocimiento agroecologico. Es claro que ha comienzos del siglo XXI la modernización agrícola no ha ayudado a solucionar el problema generalizado de la pobreza rural, ni ha mejorado la distribución de la tierra agrícola. Las opciones que se han ofrecido para modernizar la agricultura han sido buenas en el corto plazo para los agricultores de mejores recursos, pero no han sido adecuadas a las necesidades ni condiciones de los campesinos. Todo esto en presencia de políticas agrarias sesgadas contra la agricultura campesina, favoreciendo los cultivos de exportación no tradicionales que desplazan a los no tradicionales y a la producción de granos para consumo domestico. La integración de los países al mercado internacional ignora las necesidades de los mercados locales-regionales y socaba las oportunidades de mejorar la balanza de pagos regionales a través de un programa de seguridad alimentaria que podría establecer las bases para reducir la pobreza masiva y crear un modelo más equitativo y sustentable de desarrollo. EL DESAFIO PARA LA REGION EN LA PRIMERA DECADA DEL SIGLO XXI Toda visión seria y realista de la agricultura Latino Americana, ineduliblemente debe considerar los siguientes objetivos para mejorar la situación agrícola de la región: · Reducir la pobreza · Conservar y regenar la base de recursos naturales (suelo, agua, biodiversidad,etc.) · Promover la seguridad alimentaria a nivel local y regional · Potenciar (empower) las comunidades rurales para que participen en los procesos de desarrollo · Crear alianzas institucionales que faciliten un proceso participativo y autóctono de desarrollo · Fomentar políticas agrarias que favorezcan el desarrollo agrícola sustentable y los mercados locales Es importante recalcar que en esta visión de desarrollo sustentable no se trata de encajar la cuestión ambiental dentro de regímenes agrícolas ya establecidos, sino de buscar una sinergia real entre ecología, economía y ciencias agrarias y de implementar estrategias que vayan a la raíz de la pobreza, la degradación ambiental y la inequidad. Concretar esta visión significara reorientar la investigación, enseñanza y extensión agrícolas para enfrentar los desafíos de la gran masa de campesinos pobres y sus ecosistemas frágiles, pero asegurando también la sustentabilidad de la agricultura comercial en zonas más favorables y en áreas intensivas de producción. Para esto será necesario introducir una racionalidad ecológica en la agricultura para minimizar el uso de insumos agroquímicos y transgenicos, complementar los programas de conservación de agua, suelo y biodiversidad, planificar el paisaje productivo en función de las potencialidades del suelo y clima de cada eco región, y potenciar el rol multifuncional de la agricultura como generadora de ingresos, alimentos y servicios ambientales y culturales. Para promover los cambios necesarios, será importante que los profesionales agrícolas que determinan políticas económicas y de manejo de recursos entiendan que: · La maximización de los rendimientos y de la rentabilidad no se puede lograr sin considerar los limites ecológicos de la producción, ni tampoco sin considerar la equidad de como los beneficios de la producción serán distribuidos entre los que participan en el proceso de producción y consumo · Los problemas de la sostenibilidad no se pueden considerar aisladamente, ya que los sistemas de producción están ligados no solo a condiciones e instituciones locales, sino que también responden a presiones económicas y de mercado a nivel nacional y global. · No será posible continuar realizando análisis económico que excluya el valor de cambios en productividad o de las externalidades asociadas a la intensificación agrícola. Ignorar los costos ambientales “escondidos” solo sobre valora las practicas agrícolas degradantes y subestima el valor de practicas agroecologicas que conservan recursos. · Las políticas agrícolas que ignoran la productividad y calidad de los recursos naturales contribuyen a disminuir la sustentabilidad y a causar perdidas económicas significativas. Cuando se incluyen los costos de la degradación ambiental en el calculo de la rentabilidad agrícola, las practicas agroecologicas se perfilan competitivas con las de corte convencional. Para realizar un cambio importante de la trayectoria agrícola en la región será fundamentar centrar acciones en las siguientes áreas: · Desarrollo y difusión de practicas y tecnologías de base agroecologica · Estimular organización social en comunidades rurales, facilitar acceso a tierra y recursos productivos, así como a servicios sociales e infraestructura · Reformar instituciones de investigación y de extensión, de manera que la agenda de investigación responda a las necesidades y problemas locales. · Cambios curriculares en las Universidades agrícolas para preparar los profesionales del futuro con una sólida base agroecologica · Creación de sistemas de precios justos y de mercados solidarios y locales, así como incentivos (micro crédito, etc) para que los agricultores puedan adoptar practicas regeneradoras y comiencen la transición hacia una agricultura sustentable. LA PROPUESTA AGROECOLOGICA Los defensores de la Revolución Verde sostienen que los países de América Latina deberían optar por un modelo industrial basado en variedades mejoradas ( en especial transgenicos) y en el creciente uso de fertilizantes y pesticidas a fin de proporcionar una provisión adicional de alimentos a sus crecientes poblaciones y economías. El problema es que la biotecnología no reduce el uso de agroquímicos ni aumenta los rendimientos. Tampoco beneficia a los consumidores ni a los agricultores pobres. Dado este escenario, un creciente número de agricultores, ONGs y otros propulsores de la agricultura sostenible propone que en lugar de este enfoque intensivo en capital e insumos, los países de la región deberían propiciar un modelo agroecológico que de énfasis a la biodiversidad, el reciclaje de los nutrientes, la sinergia entre cultivos, animales, suelos y otros componentes biológicos, así como a la regeneración y conservación de los recursos. Una estrategia de desarrollo agrícola sostenible que mejora el medio ambiente debe estar basada en principios agroecológicos y en un método participativo en el desarrollo y difusión de tecnología. La agroecología es la ciencia que se basa en los principios ecológicos para el diseño y manejo de sistemas agrícolas sostenibles y de conservación de recursos, y que ofrece muchas ventajas para el desarrollo de tecnologías más favorables para el agricultor. La agroecología se erige sobre el conocimiento indígena y tecnologías modernas selectas de bajos insumos para diversificar la producción. El sistema incorpora principios biológicos y los recursos locales para el manejo de los sistemas agrícolas, proporcionando a los pequeños agricultores una forma ambientalmente sólida y rentable de intensificar la producción en áreas marginales. En la búsqueda por reinstalar una racionalidad más ecológica en la producción agrícola los científicos y promotores han ignorado un aspecto esencial o central en el desarrollo de una agricultura más autosuficiente y sustentable: un entendimiento más profundo de la naturaleza de los agroecosistemas y de los principios por los cuales estos funcionan. Dada esta limitación, la agroecología emerge como una disciplina que provee los principios ecológicos básicos sobre cómo estudiar, diseñar y manejar agroecosistemas que son productivos y a su vez conservadores de los recursos naturales y que además, son culturalmente sensibles y socialmente y económicamente viables. La agroecología va más allá de un punto de vista unidimensional de los agroecosistemas(su genética, edafología y otros) para abrazar un entendimiento de los niveles ecológicos y sociales de coevo lución, estructura y función. En lugar de centrar su atención en algún componente particular del agroecosistema, la agroecología enfatiza las interrelaciones entre sus componentes y la dinámica compleja de los procesos ecológicos. Los agroecosistemas son comunidades de plantas y animales interactuando con su ambiente físico y químico que ha sido modificado para producir alimentos, fibra, combustible y otros productos para el consumo y procesamiento humano. La agroecología es el estudio holístico de los agroecosistemas, incluidos todos los elementos ambientales y humanos. Centra su atención sobre la forma, la dinámica y función de sus interrelaciones y los procesos en el cual están envueltas. Un área usada para producción agrícola, por ejemplo un campo, es visto como un sistema complejo en el cual los procesos ecológicos que se encuentran en forma natural pueden ocurrir, por ejemplo: ciclaje de nutrientes, interacciones predador-presa, competencia, simbiosis y cambios sucesionales. Una idea implícita en las investigaciones agroecológicas es que, entendiendo estas relaciones y procesos ecológicos, los agroecosistemas pueden ser manejados para mejorar la producción de forma más sustentable, con menores impactos negativos ambientales y sociales y un menor uso de insumos externos. El diseño de tales sistemas está basado en la aplicación de los siguientes principios ecológicos. · Aumentar el reciclado de biomasa y optimizar la disponibilidad y el flujo balanceado de nutrientes. · Asegurar condiciones del suelo favorables para el crecimiento de las plantas, particularmente a través del manejo de la materia orgánica y aumentando la actividad biótica del suelo. · Minimizar las pérdidas debidas a flujos de radiación solar, aire y agua mediante el manejo del microclima, cosecha de agua y el manejo de suelo a través del aumento en la cobertura. · Diversificar específica y genéticamente el agroecosistema en el tiempo y el espacio. · Aumentar las interacciones biológicas y los sinergismos entre los componentes de la biodiversidad promoviendo procesos y servicios ecológicos claves. Estos principios pueden ser aplicados a través de varias técnicas y estrategias. Cada una de ellas tiene diferente efectos sobre la productividad, estabilidad y resiliencia dentro del sistema de finca, dependiendo de las oportunidades locales, la disponibilidad de recursos y, en muchos casos, del mercado. El objetivo final del diseño agroecológico es integrar los componentes de manera tal de aumentar la eficiencia biológica general, y mantener la capacidad productiva y autosuficiente del agroecosistema (Tabla 1). El objetivo es diseñar una trama de agroecosistemas dentro de una unidad de paisaje, miméticos con la estructura y función de los ecosistemas naturales. AGROECOLOGIA Y EL DISENO DE AGROECOSISTEMAS SOSTENIBLES Mucha gente involucrada en la promoción de la agricultura sustentable busca crear una forma de agricultura que mantenga la productividad en el largo plazo a través de (Pretty 1997; Vandermeer, 1995): · Optimizar el uso de insumos localmente disponibles combinando los diferentes componentes del sistema de finca, por ejemplo, plantas, animales, suelo, agua, clima y gente de manera tal que se complementen los unos a los otros y tengan los mayores efectos sinérgicos posibles. · Reducir el uso de insumos externos a la finca y los no renovables con gran potencial de daño al ambiente y a la salud de productores y consumidores, y un uso más restringido y localizado de los insumos remanentes, con la visión de minimizar los costos variables; · Basarse principalmente en los recursos del agroecosistema reemplazando los insumos externos por reciclaje de nutrientes, una mejor conservación y un uso eficiente de insumos locales. · Mejorar la relación entre los diseños de cultivo, el potencial productivo y las limitantes ambientales de clima y el paisaje, para asegurar la sustentabilidad en el largo plazo de los niveles actuales de producción. · Trabajar para valorar y conservar la biodiversidad, tanto en regiones silvestres como domesticadas, haciendo un uso óptimo del potencial biológico y genético de las especies de plantas y animales presentes dentro y alrededor del agroecosistema. · Aprovechar el conocimiento y las prácticas locales, incluidas las aproximaciones innovativas no siempre plenamente comprendidas todavía por los científicos, aunque ampliamente adoptadas por los agricultores La agroecología provee el conocimiento y la metodología necesaria para desarrollar una agricultura que sea, por un lado, ambientalmente adecuada y, por el otro lado, altamente productiva, socialmente equitativa y económicamente viable. A través de la aplicación de los principios agroecológicos, el desafío básico de la agricultura sustentable de hacer un mejor uso de los recursos internos puede ser fácilmente alcanzado, minimizando el uso de insumos externos y preferentemente generando los recursos internos más eficientemente, a través de las estrategias de diversificación que aumenten los sinergismos entre los componentes clave del agroecosistema. El objetivo final del diseño agroecológico es integrar los componentes de manera tal de aumentar la eficiencia biológica general, preservar la biodiversidad y mantener la capacidad productiva y autorregulatoria del agroecosistema. El objetivo es diseñar un agroecosistema que imite la estructura y función de los ecosistemas naturales locales; esto es, un sistema con una alta diversidad de especies y un suelo biológicamente activo; un sistema que promueva el control natural de plagas, el reciclaje de nutrientes y una alta cobertura del suelo que prevenga las pérdidas de recursos edáficos. AGROECOLOGIA Y AGRICULTURA CAMPESINA Se estima que a nivel global, aproximadamente 1.9 a 2.2 mil millones de personas aún no han sido tocadas directa o indirectamente por la tecnología agrícola moderna. En América Latina la proyección es que la población rural permanecerá estable en 135 millones hasta el año 2005, pero 61 por ciento de esta población es pobre y la expectativa es que aumente. La mayor parte de la pobreza rural (cerca de 370 millones) se centra en áreas de escasos recursos, muy heterogéneas y predispuestas a riesgos. Sus sistemas agrícolas son de pequeña escala, complejos y diversos. La mayor pobreza se encuentra con más frecuencia en las zonas áridas o semiáridas, y en las montañas y laderas que son vulnerables desde el punto de vista ecológico. Tales fincas y sus complejos sistemas agrícolas constituyen grandes retos para los investigadores. Para que beneficie a los campesinos pobres, la investigación y el desarrollo agrícolas deberían operar sobre la base de un enfoque «de abajo hacia arriba», usando y construyendo sobre los recursos disponibles -la población local, sus conocimientos y sus recursos naturales nativos. Debe tomarse muy en serio las necesidades, aspiraciones y circunstancias particulares de los pequeños agricultores, por medio de métodos participativos. Esto significa que desde la perspectiva de los agricultores pobres, las innovaciones tecnológicas deben: Ahorrar insumos y reducir costos · Reducir riesgos · Expandirse hacia las tierras marginales frágiles · Ser congruentes con los sistemas agrícolas campesinos · Mejorar la nutrición, la salud y el medio ambiente Precisamente es debido a estos requerimientos que la agroecología ofrece más ventajas que la Revolución Verde y los métodos biotecnológicos. Entre las características promisorias de las técnicas agroecológicas esta el hecho que: · Se basan en el conocimiento indígena y la racionalidad campesina · Son económicamente viables, accesibles y basadas en los recursos locales · Son sanas para el medio ambiente, sensibles desde el punto de vista social y cultural · Evitan el riesgo y se adaptan a las condiciones del agricultor · Mejoran la estabilidad y la productividad total de la finca y no sólo de cultivos particulares.

Leer nota completa

BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica En Nuremberg, Alemania Paulina Campos paulina.campos@gmx.com Del 12 al 15 de febrero

Del 12 al 15 de febrero del 2014 se llevó a cabo en Nuremberg, Alemania la BIOFACH 2014, la feria mundial líder en agricultura orgánica . Como cada año FiBL, el Instituto de Investigación en Agricultura Orgánica (por sus siglas en alemán) con base en Frick, Suiza, presentó los datos más recientes del sector orgánico a nivel internacional durante la conferencia titulada “El Mundo de la Agricultura Orgánica”. En el marco de la feria tuvimos la oportunidad de conversar con la Dra. Helga Willer del Departamento de Extensionismo, Formación y Comunicación de FIBL quien ha sido responsable de recolectar los datos del sector durante los últimos 15 años. Paulina Campos (PC): ¿Quiénes fueron los ganadores y los perdedores del mundo de la agricultura orgánica según el estudio presentado en BIOFACH? Dra. Helga Willer (HW): La superficie agrícola bajo el sistema de producción orgánico creció en un 0.5%, lo cual a primera vista pudiera parecer una cifra baja. Sin embargo, este número equivale a 200,000 hectáreas, representando más de la superficie agrícola de toda Suiza. A los ganadores los encontramos principalmente en Europa, donde tuvimos un incremento del 6%. Grecia tuvo un crecimiento espectacular en gran parte debido al nuevo programa de apoyo al sector que fue introducido. África creció en un 7%. Kazajistán incrementó la superficie agrícola certificada en más de 90,000 hectáreas y continua ganando terreno como proveedor de materia prima orgánica, particularmente en la categoría de alimento para ganado. Francia tuvo un incremento de 60,000 hectáreas que está claramente relacionado con el crecimiento del mercado doméstico que continúa en expansión. Del otro lado, Asia experimentó una fuerte caída. India fue definitivamente el mayor perdedor con una pérdida de 500,000 hectáreas, lo cual representa más de la mitad de su superficie agrícola orgánica! Existen varias razones para este descenso, ya que al parecer los programas de promoción de la agricultura orgánica se detuvieron, incluyendo el apoyo para la certificación. Además, obtener semilla de algodón libre de transgénicos se vuelve cada vez un mayor reto en India. En términos de mercado, Estados Unidos experimentó el mayor crecimiento con un 10%, posicionándose como el mercado orgánico más grande del mundo seguido por Alemania. Finlandia creció en un 24% y Holanda en 14%, a pesar de no ser los mercado más grandes en términos absolutos. A escala mundial vemos la tendencia que el mercado crece a mayor velocidad que la superficie agrícola. PC: ¿Dónde ve el mayor potencial de crecimiento para el sector orgánico en el futuro? HW: Yo pienso que más y más agriculturores deberían de considerar convertirse al sistema de producción orgánico. En los últimos 20 años el sector ha crecido continuamente sin experimentar una tendencia negativa, ni siquiera la crisis financiera del 2007 pudo detener el desarrollo del mercado orgánico. Ha habido tiempos de ligero estancamiento pero el crecimiento sigue adelante. PC: ¿Cuál es el producto orgánico favorito del mundo? HW: Las preferencias varían mucho de país a país. En Estados Unidos y Canadá, las verduras orgánicas marcaron el inicio del movimiento orgánico y hoy en día continúan siendo muy importantes. En otros mercados, como Escandinavia, se consumen más los productos lácteos. En Suiza el 20% de los huevos comercializados en el país son orgánicos. Hay en verdad grandes diferencias. PC: ¿En qué país del mundo los consumidores están dispuestos a gastar más en productos orgánicos? HW: A nivel mundial, en Dinamarca los productos orgánicos tienen la más alta participación de mercado en el sector de alimentos con un 7.6% y creo que en un futuro van a llegar al 10% de participación. Entre los principales detonadores del sector encontramos la concientización del consumidor y el apoyo otorgado por el gobierno como el lanzamiento de campañas de promoción de alimentos orgánicos y especialmente la introducción de un logotipo para alimentos orgánicos desde un inicio. En mi opinión, la información al consumidor es un elemento clave para el desarrollo del sector. Por ejemplo, en Suiza alrededor del 50% de los alimentos orgánicos son comercializados por la cadena de supermercados COOP. Cada semana COOP envía una revista a sus clientes, la cual es distribuida en casi todos los hogares suizos, conteniendo información sobre los alimentos orgánicos. De esta manera, la revista funciona como una importante plataforma de promoción en favor de los productos orgánicos. PC: ¿Nos podría explicar en términos generales el funcionamiento del sistema de recolección de datos para la elaboración del reporte anual? HW: Los Estados Miembro de la Unión Europea tienen la obligación por ley de entregar los datos sobre el desarrollo del sistema productivo orgánico a finales de Julio con el objetivo de monitorear anualmente el desarrollo del sector. Sin embargo, no hay obligación de llevar un registro de la información de mercado. En Estados Unidos los datos del sector son publicados por el Departamento de Agricultura, mientras que en Canadá la recolección de datos está en manos del sector privado. En China, el gobierno es el responsable de consolidar la información que es proporcionada por las certificadoras acreditadas. Chile tiene la obligación por ley, al igual que la Unión Europea, de recolectar los datos del sector. Argentina por su parte hace un gran trabajo, publicando las estadísticas en marzo de cada año a través de SENASA, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. Perú publica un excelente reporte anual sobre las exportaciones de productos orgánicos con información detallada sobre volumen de operaciones de los cuatro principales cultivos orgánicos de exportación: cacao, quinoa, plátanos y café. Japón por su lado es un país orientado a la importación de alimentos, lo cual se ve reflejado en la detallada información comercial de productos importados, aun cuando hasta hace un par de años no nos podían proporcionar datos sobre la superficie agrícola orgánica en el país. Esto demuestra las diferentes prioridades definidas por cada país. PC: Por último y no por eso menos importante, ¿cuántas personas contribuyen a la creación del reporte? Alrededor de 200 personas participan en la generación del reporte anual, incluyendo a los autores que nos apoyan con artículos especializados. El reporte cubre 164 países, por lo que podríamos afirmar que tenemos un colaborador en cada país. En algunos casos una certificadora nos proporciona información de varios países como ocurre con África Occidental. CO

Leer nota completa

Agricultura orgánica, alternativa saludable para la nación

La agricultura orgánica es un tema relativamente importante en el desarrollo productivo de El Salvador. Esta consiste en no utilizar fertilizantes y plaguicidas químicos para proteger al medio ambiente y la salud humana; sin embargo, para que estas prácticas se desarrollen como es debido en la región centroamericana, se necesita soporte de entidades del gobierno para generar leyes que apoyen al sector agrícola. En este sentido, representantes de los países desde Belice hasta Panamá, realizaron una reunión en la que se trataron este tipo de temas, cuyo objetivo principal es incidir en la construcción de políticas para el apoyo de este tipo de prácticas que tanto ayudarían al sistema agropecuario, según manifestó León Bonilla, de la asociación CLUSA de El Salvador. Margarita Tomas, representante guatemalteca de la comisión de agricultura orgánica, expresó que lo ideal es ir consensuando ideas que fortalezcan el tema en la región. “Lo que afecta es la falta de involucramiento del gobierno. El TLC y el cambio climático limitan el logro y la concientización del pueblo para apoyar el producto orgánico”, expresó. Elmer Esquivel, del Ministerio de Agricultura y Ganadería, y expresó su apoyo a este tipo de actividades y al movimiento de pequeños y grandes agricultores, declarando que ellos como entidad gubernamental se encuentran en los pasos finales de revisión del reglamento sobre las leyes que apoyan estas prácticas orgánicas para así enviar dicho documento a casa presidencial y ejercer cierta presión de los organismos para que se lleve a cabo el apoyo que buscan desde el sector. “Sabemos que el rol de la agricultura orgánica, ya sea en la producción, transformación, distribución y consumo es el de mantener y mejorar la salud de los ecosistemas y organismos, desde los más pequeños en el suelo hasta el ser humano”, dijo Esquivel. El fomento de la producción orgánica es parte de la estrategia del sector agropecuario hacia cultivos de mayor valor en El Salvador, generando mercados internacionales y experimentando un crecimiento acelerado en algunos países de la región centroamericana en cuanto al tema. Por eso es tan importante que este tipo de prácticas se llevan a cabo en países como el nuestro y buscar así alternativas amigables con el medio ambiente. “El sector agrícola juega un papel importante en el desarrollo económico y social para Centroamérica como una fuente de empleo generador de ingresos en nuestros países. Estamos en pro de generar alimentos de mejor calidad orgánica que vienen a apoyar y a mejorar la alimentación de nuestros pueblos”, manifestó Esquivel. CO.

Leer nota completa