Cultura Orgánica
22 de mayo del 2015
México
1 2 3 4 5
Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que ...
La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
El pasado 20 de marzo del 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una ...
Hugo Martínez Vásquez, de HUMAR
En entrevista realizada al Sr. Hugo Martínez Vásquez, Director General de Humar. Nos platica sobr...
Cobertura especial Biofach 2015
Paulina Campos Del 11 al 14 de febrero del 2015 Nuremberg fue de nuevo el punto de encuentro mund...
Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)
Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)
Es importante la temperatura del medio ambiente, para el cultivo del amaranto pues las heladas y las bajas temperaturas llegan a afectarlas. Generalmente el cultivo de esta planta milenaria se realiza durante el ciclo agrícola primavera-verano en condiciones de temporal y utilizando el método de siembra directa, que resulta mucho más económico para los agricultores. En esta última parte hablaremos de la época de siembra y variedades. Fertilización complement...
Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)
Es importante la temperatura del medio ambiente, para el cultivo del amaranto pues las heladas y las...
Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que ...
La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
El pasado 20 de marzo del 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una ...
Hugo Martínez Vásquez, de HUMAR
En entrevista realizada al Sr. Hugo Martínez Vásquez, Director General de Humar. Nos platica sobr...
Cobertura especial Biofach 2015
Cobertura especial Biofach 2015
Paulina Campos Del 11 al 14 de febrero del 2015 Nuremberg fue de nuevo el punto de encuentro mundial del sector orgánico, reuniendo 2,263 expositores y más de 42,000 visitantes. En la edición número 26 de Biofach, se dedicaron tres pabellones a expositores del sector alimentario orgánico provenientes de todo el mundo y cuatro pabellones a representantes del sector alemán. Contemporáneamente a la Biofach se llevó a cabo la Vivaness, la feria internacional ...
Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)
Es importante la temperatura del medio ambiente, para el cultivo del amaranto pues las heladas y las...
Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que ...
La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
El pasado 20 de marzo del 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una ...
Cobertura especial Biofach 2015
Paulina Campos Del 11 al 14 de febrero del 2015 Nuremberg fue de nuevo el punto de encuentro mund...
Hugo Martínez Vásquez, de HUMAR
Hugo Martínez Vásquez, de HUMAR
En entrevista realizada al Sr. Hugo Martínez Vásquez, Director General de Humar. Nos platica sobre el inicio de esta empresa en 2010 con el proyecto de cultivo de moringa oleífera y posteriormente con el cultivo de té limón. Nos comenta que este año, pretende ampliar sus cultivos hacia otras plantas Mexicanas para la elaboración de infusiones. “Sería un nuevo proyecto en México con estas características en donde realizan cultivos sustentables respet...
Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)
Es importante la temperatura del medio ambiente, para el cultivo del amaranto pues las heladas y las...
Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que ...
Hugo Martínez Vásquez, de HUMAR
En entrevista realizada al Sr. Hugo Martínez Vásquez, Director General de Humar. Nos platica sobr...
Cobertura especial Biofach 2015
Paulina Campos Del 11 al 14 de febrero del 2015 Nuremberg fue de nuevo el punto de encuentro mund...
La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
El pasado 20 de marzo del 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una audiencia para escuchar los alegatos de comunidades de Costa Rica víctimas de los efectos de la producción de la piña en Costa Rica (ver nota de prensa del 3 de marzo así como nota en el Tico Times del mismo día 20). Un reciente reportaje audio de la emisora Voces Nuestras (marzo 2015) permite dar una idea de la magnitud del problema; un reportaje de febrero ...
Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)
Es importante la temperatura del medio ambiente, para el cultivo del amaranto pues las heladas y las...
La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
El pasado 20 de marzo del 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una ...
Hugo Martínez Vásquez, de HUMAR
En entrevista realizada al Sr. Hugo Martínez Vásquez, Director General de Humar. Nos platica sobr...
Cobertura especial Biofach 2015
Paulina Campos Del 11 al 14 de febrero del 2015 Nuremberg fue de nuevo el punto de encuentro mund...
Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales
Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que una dieta de alimentos orgánicos puede proporcionar antioxidantes equivalentes a 1-2 porciones adicionales de frutas y verduras por día. De acuerdo a un comunicado de la universidad, el meta-análisis se centró en 343 estudios sobre las diferencias entre los cultivos orgánicos y convencionales, y se descubrió que los primeros pueden contener entre 18 a 69% m...

Recientes

Producción orgánica de amaranto (Amaranthus caudatus) (Tercera y última parte)

Es importante la temperatura del medio ambiente, para el cultivo del amaranto pues las heladas y las bajas temperaturas llegan a afectarlas. Generalmente el cultivo de esta planta milenaria se realiza durante el ciclo agrícola primavera-verano en condiciones de temporal y utilizando el método de siembra directa, que resulta mucho más económico para los agricultores. En esta última parte hablaremos de la época de siembra y variedades. Fertilización complementaria De manera complementaria, para contribuir al mejor desarrollo y productividad del cultivo, se recomienda la aplicación de aspersiones foliares a base de BIOL. Se deben hacer tres aplicaciones de BIOL al 2%. (4 litros diluidos en 200 litros de agua/ha). Las aplicaciones del BIOL, se deben hacer en los momentos de mayor actividad fisiológica del cultivo, esto es: La primera aplicación: a los 45 días después de la siembra La segunda aplicación: al inicio de la floración, y La tercera aplicación; cuando el grano esté formado. Para mejorar la adherencia del producto a las hojas puede utilizarse como fijador 2 litros de leche o suero por cada 200 litros de dilución o 4 litros de agua de hoja de tuna por cada 200 litros de dilución. Cuando no se dispone de BIOL, también se pueden realizar aplicaciones foliares a base de “abono de frutas” a una dosis de 4 cc/litro de agua, con una frecuencia de cada 8 a 15 días. Alternativamente se puede recurrir a aplicaciones de productos orgánicos de la agroindustria, tales como: Extracto de Algas, en una dosis de 3 a 5 cc por litro de agua o New fol plus, en una dosis de 2.5 a 3 gramos por litro de agua, con una frecuencia de cada 8 a 15 días. Las aplicaciones de biofertilizantes (biol, purin, abono de frutas, vinagre de madera, extracto de algas) y harinas de rocas (roca fosfórica, sulpomag, cal agrícola, etc), se deben hacer entre el tercer día de luna creciente y el tercer día de luna llena, pues en este espacio de tiempo los granos de este cultivo son estimulados por la luz de las fases lunares. Riegos El cultivo del amaranto requiere de riego, especialmente en los primeros 30 días a partir de la emergencia y posteriormente en la etapa de floración, formación de la panoja y llenado del grano. Los riegos se harán a través de los surcos por el sistema de gravedad. No se recomienda el riego por aspersión porque se corre el riesgo de que proliferen enfermedades causadas por hongos. Si el agua de riego que se dispone se administra por aspersión, será necesario que este se haga en horas de la mañana o en horas de la tarde bajo condiciones de tiempo nublado. La cantidad mínima de agua requerida para producir amaranto, es de 400-600 mm/ ciclo/ha de cultivo (4000 a 6000 m3 de agua/ciclo/ha); se considera que el amaranto al igual que la quinua es capaz de soportar, severos y prolongados períodos de falta de humedad durante las diferentes etapas de su crecimiento y desarrollo. Los excesos de humedad pueden causar daños significativos en el cultivo y bajas sensibles en su productividad. Implementación de barreras rompevientos La fuerza del viento, que se produce en las épocas cercanas a la cosecha, puede afectar al cultivo del amaranto, produciendo su acame y consecuentemente una baja sensible en su rendimiento, por lo que se hace necesario proteger a los campos de cultivo con barreras “corta vientos” que pueden implementarse utilizando especies forestales nativas de bajo fuste yagual, quishuar, chilca, etc.). Las barreras corta vientos, también contribuyen a que el ambiente sea más abrigado, a que el suelo no pierda humedad rápidamente y a que los cultivos se protejan de la acción ocasionada por las bajas temperaturas, especialmente en terrenos planos. Rotaciones del cultivo Es conveniente efectuar una rotación adecuada de cultivos para evitar, la mayor incidencia de plagas y enfermedades, y el uso preferencial de los nutrientes, en especial de algún elemento por la misma planta. Las rotaciones más utilizadas en Sudamérica donde se cultiva el amaranto, son: papa - amaranto - cereales - haba; papa - cereales - amaranto - haba; papa - maíz - amaranto – chocho. Manejo ecológico de plagas Insectos plaga En el amaranto son pocas las especies de insectos que constituyen plagas de importancia económica bajo las condiciones agroecológicas del área andina donde se cultiva. Entre los principales insectos plaga que atacan al cultivo de amaranto se encuentran los siguientes: Insectos chupadores Son aquellos que extraen la savia de las plantas produciéndoles heridas que se infectan causándoles la muerte. Entre estos insectos los más frecuentes son los siguientes: pulgones, chinches, moscas blancas. Para el control de pulgones y moscas blancas se recomienda realizar aspersiones foliares con Neem X, en una dosis de 3 a 5 cc/ litro de agua, cada 6-8 días, o extracto alcohólico de ajo-ají (7 cc/litro de agua). Mientras que para el control de chinches, se deben realizar aspersiones al follaje con Metharhizium anisopliae en una dosis de 2.5 gramos por litro de agua cada 8 días. Insectos masticadores Son aquellos que devoran las hojas impidiendo el desarrollo de las plantas, por cuyo motivo son fácilmente detectables. Estos insectos ponen sus huevecillos debajo de las hojas donde se protegen del sol. Entre estos insectos encontramos los siguientes: gusanos trozadores, grillos y moscas minadoras. Para el control de gusanos , se recomienda asperjar el follaje con Bacillus thuringiensis Bacillus thuringiensis (Dipel o Thuricide) en una dosis de 2.5 gramos por litro de agua cada 8 días, o Neem X, en una dosis de 3 a 5 cc/ litro de agua, cada 6-8 días. Para el control de grillo, se deben realizar aspersiones a la base del tallo con Metharhizium anisopliae, en una dosis de 2.5 gramos por litro de agua cada 8 días; mientras que para el control de moscas minadoras se pueden hacer aspersiones foliares a base de: extracto alcohólico de ajo-ají (7 cc/litro de agua) o Neem X, en una dosis de 3 a 5 cc/ litro de agua, cada 6-8 días. Barrenadores Esta clase de insectos perforan los tallos o la raíz de los cultivos. Cuando las plantas son atacadas por estos insectos, las hojas se marchitan y mueren. Entre los insectos barrenadores más frecuentes del amaranto encontramos los siguientes: gusano barrenador del tallo. Para evitar la presencia de gusanos barrenadores y trozadores, se recomienda efectuar labranzas tempranas y profundas, para destruir pupas invernantes antes de que emerjan con el inicio de la temporada de lluvias, y lo segundo con la finalidad de exponer a los rayos ultravioleta las larvas y pupas así como a la acción de los controladores biológicos. Durante el desarrollo del cultivo es indispensable mantener el campo libre de malezas, debido a que estos insectos tienen un amplio rango de plantas hospederas donde inician sus infestaciones. En áreas bajo riego se debe realizar un riego para ahogar pupas invernantes, sobre todo cuando el cultivo anterior ha sido susceptible. Para el control de esta plaga, se puede recurrir a la elaboración de cebos a base de 50 kilos de cascarilla de arroz, 6 litros de melaza, 70 litros de agua y 250 gramos de Bacillus thuringiensis (Dipel o Thuricide), se mezclan estos ingredientes y liego se depositan pequeñas porciones del preparado junto a los tallos atacado. Control de los pájaros Cuando la cosecha de amaranto está próxima, sus pequeños granos, suelen atraer a grandes cantidades de pájaros que pueden causar bajas sensibles en el rendimiento de este cultivo. Para su control se recomienda utilizar espantapájaros o ruidos generados por “cohetes voladores” o pequeños cañones accionados a gas que se colocan en los campos cultivados para que actúen de manera programa en los momentos en que acuden las bandadas de pájaros. También se puede recurrir al uso de afrecho de trigo, maíz o el mismo amaranto embebido en alcohol de 90º por el lapso de 24 horas, que luego se aplica como cebo en las sementeras cultivadas. Enfermedades No ocurren problemas fitosanitarios mayores mientras se cultiva el amaranto en pequeñas parcelas, como borde, o en mezcla con otros cultivos. En cambio se observa una fuerte incidencia de plagas en los campos de cultivo comercial. Las enfermedades mas frecuentes que se presentan en el amaranto son causadas por poblaciones de hongos (Rhizoctonia spp), (Phytopthora spp) y Carbón de la espiga (Ustilago sp). La presencia de Rhizoctonia se manifiesta como un estrangulamiento en el cuello de la raíz, con manchas de color negro que hacen caer a la planta. La presencia de Phytopthora, conocida por los agricultores como “lancha”, se detecta por un marchitamiento parcial o total del follaje, con una infección que comienza en la base del tallo o en la raíz, donde aparece una lesión de color café oscuro. El carbón de la espiga (Ustilago sp) aparece cuando la espiga ya está formada, poco antes de la cosecha. Las semillas son reemplazadas por masas de esporas. Al romperse la membrana que cubre las esporas sueltan un polvillo de color café o negro. Para prevenir enfermedades causadas por hongos, se recomienda utilizar semilla sana y desinfectar la semilla con hidróxido de cobre (Kocide 101) 2.5 gramos por kilogramo de semilla o ceniza vegetal 4 gramos por kilogramo de semilla. Para el control orgánico de hongos se permiten los siguientes productos: aspesiones foliares con caldo sulfocálcico (10 litros en 200 litros de agua), caldo bordelés, Hidroxido de cobre (Kocide 101: 2,5 gramos/litro de agua). Cosecha, post-cosecha y transporte Cosecha La cosecha se realiza de los 5 a 7 meses después de la siembra, dependiendo de los cultivares y localidad; esta labor se efectúa cuando las plantas hayan alcanzado la madurez fisiológica. La cosecha tiene cinco fases: corte o siega, formación de parvas, trilla o azotado, limpieza y venteo, secado y almacenamiento. La cosecha de este cultivo, se debe realizar entre el tercer día de luna menguante y el tercer día de luna nueva (noche oscura); bajo estas condiciones, los granos tienen una mayor duración, tienen mejor sazón y son más resistentes al ataque de insectos y microorganismos; igualmente pueden almacenarse. La importancia de cosechar en esta época se manifiesta en la calidad de los productos cosechados por la concentración y elevada riqueza de savia que poseen. La cosecha de un grano tan pequeño causa dificultades y un elevado requerimiento de mano de obra (20 a 40 jornales por ha) por ello es aconsejable el uso de una trilladora estacionaria de trigo que ha dado buenos resultados, a condición de que se regule la velocidad del tamizado y se utilice una zaranda de grano fino. Se estima que una cosecha de 1200 kg se puede trillar en un lapso de 4 a 6 horas, con la ayuda de 3 obreros y después de que las plantas han sido secadas por 2 a 3 días al sol. La cosecha demanda las siguientes labores: 1. El corte o siega Se realiza utilizando hoces, cuando las plantas hayan alcanzado la madurez fisiológica, se corta a 20 cm del suelo y se va colocando en gavillas pequeñas como para ser trasladadas después a un lugar definitivo, donde completarán su madurez y perderán humedad; ésta operación se efectúa preferentemente en horas de la mañana para evitar el desgrane. Se tiene algunas experiencias exitosas utilizando cosechadoras combinadas, las que efectúan el corte y trilla en el propio campo y al mismo tiempo; esta se facilita en campos uniformes y que las plantas no presenten panojas decumbentes. 2. Formación de parvas Una vez cortadas las plantas se forman parvas colocando todas las panojas en un mismo sentido y formando montículos, con la finalidad de que pierdan humedad, lo suficiente como para ser trilladas, de ésta manera también se podrán proteger de las eventuales lluvias que pudieran caer, las parvas permanecen de 10-15 días, debiendo controlarse posibles calentamientos sobre todo cuando se cosecha plantas con mucha humedad. 3. Trilla o azotado Se realiza cuando las plantas estén totalmente secas y por ende el grano se puede desprender fácilmente, para ello se extienden lonas en el suelo, luego se colocan las panojas formando gavillas en sentido opuesto y unos sobre otros para luego golpearlas o azotarlas con palos o lazos hasta desprender el grano de la panoja, en algunas lugares de la zona andina se pisotea con animales dando buenos resultados. 4. Postcosecha Limpieza y venteo Se realiza una vez desprendidas las semillas que quedan juntamente con las fracciones de inflorescencias, ramas, tallos, hojas etc., se procede a separar los granos de la broza aprovechando las corrientes de aire, y luego utilizando tamices o cernidores preparados especialmente para este tipo de grano, se obtiene la semilla limpia. Actualmente, se está utilizando pequeñas trilladoras estacionarias manuales o activadas por motor con excelentes resultados. Secado y Empacado Una vez que se tiene el grano limpio, se debe secar al sol hasta que pierda la suficiente humedad y posea un máximo de 12% de humedad, para ello es necesario extender el grano al sol durante un día, caso contrario se produce fermentaciones y amarillamiento disminuyendo su valor comercial. El grano limpio y seco, se debe envasar de preferencia en costales de yute o tela con capacidad para 45.45 kg (1 qq) evitando usar los de plástico o polipropileno, sobre todo si se va a destinar a semilla. Almacenamiento y Transporte El almacenamiento del amaranto debidamente empacado, debe efectuarse en bodegas ventiladas y secas. Costos de producción y análisis financiero sEn el Cuadro 4, se muestran los coistos de producción para 1 hectárea de amaranto “orgánico” en la condiciones agroecológicas de las cuencas de la UNOCANC Análisis financiero de la producción orgánica de amaranto Ingreso Bruto: Venta : 2 000 kg (44 qq) de amaranto x 66.00 USD/qq = 3 000.00 US Costos de Producción/ ha = 1 898.40 US Ingreso Neto = 1 102.60 US Relación: Beneficio/ Costo = 1.58 Por cada dólar invertido y recuperado se gana 0.58 dólares Bibliografía ALVARADO, S, DE LA ROSA, L. 2010. Guía técnica para la producción orgánica de amaranto. MUJICA, A. BERTI, M. 1997. El cultivo de amaranto (Amaranthus sp.) producción, mejoramiento genético y utilización. Universidad de Concepción, Chl. Disponible en: http:// www.rlc.fao.org/es/agricultura/cdromm/contenido libro01/home 1.htm. TAPIA, M., FRIES, A.M., MAZAR, I., ROSELL, C. 2007. Guía de campo de los cultivos andinos. FAO-Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú. Lima, PE. 209 p.

Leer nota completa

Diferencias concluyentes entre alimentos orgánicos y convencionales

Un estudio internacional liderado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), ha descubierto que una dieta de alimentos orgánicos puede proporcionar antioxidantes equivalentes a 1-2 porciones adicionales de frutas y verduras por día. De acuerdo a un comunicado de la universidad, el meta-análisis se centró en 343 estudios sobre las diferencias entre los cultivos orgánicos y convencionales, y se descubrió que los primeros pueden contener entre 18 a 69% más de antioxidantes y polifenoles que los segundos. El estudio, publicado en el British Journal of Nutrition, también reveló que los cultivos orgánicos presentan niveles significativamente más bajos de metales pesados ​​tóxicos, con un 48% menos de cadmio que los convencionales. “Este estudio demuestra que elegir alimentos producidos de acuerdo a estándares orgánicos puede dar lugar a un aumento de la ingesta de antioxidantes nutricionalmente deseables y la reducción de la exposición a metales pesados ​​tóxicos”, dijo el profesor de la Universidad de Newcastle, Carlo Leifert, quien dirigió el estudio. “Esto constituye una importante adición a la información actualmente disponible para los consumidores que hasta ahora ha sido confusa y en muchos casos está en conflicto”, añadió. De esta forma, la investigación llegó a la conclusión opuesta a un estudio de 2009 encargado por la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA por sus siglas en inglés), que encontró que no hubo diferencias sustanciales o importantes beneficios nutricionales en los alimentos orgánicos. “La principal diferencia entre los dos estudios es el momento”, dijo Leifert. “La investigación en esta área ha sido lenta en despegar y tenemos más datos disponibles ahora que hace cinco años”, comentó. “La mayor base de evidencia disponible en esta síntesis nos permitió utilizar los métodos estadísticos más apropiados para llegar a conclusiones más definitivas en relación con las diferencias entre los cultivos orgánicosy convencionales”, agregó el Dr. Gavin Stewart, quien participó en el estudio y es experto en meta-análisis. La investigación, financiada conjuntamente por el programa European Framework 6 y el Sheepdrove Trust, también encontró que las concentraciones de nitrógeno fueron mucho menores en los cultivos orgánicos. Las concentraciones totales de nitrógeno fueron 10% más bajas, y también se encontraron registros menores de nitrato (30%) y nitritos (87%) en la producción orgánica en comparación con los cultivos convencionales. Leifert añadió que el estudio debe ser un punto de partida en el debate sobre las diferencias entre los métodos de agricultura orgánica y convencional. “El debate de orgánicos vs no-orgánicos ha estado sonando desde hace décadas, pero la evidencia de este estudio es abrumadora: la comida orgánica es alta en antioxidantes y baja en metales tóxicos y pesticidas”, dijo. “Hemos demostrado, sin duda, que hay diferencias en la composición entre cultivos orgánicos y convencionales, ahora hay una necesidad urgente de llevar a cabo estudios de intervención dietética y de cohortes humanos bien controlados, específicamente diseñados para identificar y cuantificar los impactos en la salud de cambiar a alimentos orgánicos”, comentó. El estudio también reveló que es cuatro veces más probable encontrar residuos de plaguicidas en los cultivos convencionales que en los orgánicos. “Nuestros resultados son muy relevantes y significativos, y ayudarán a científicos y consumidores a revisar la –a menudo en conflicto– información disponible en la actualidad sobre la densidad de nutrientes de los alimentos a base de plantas orgánicas y convencionales”, dijo el científico de la Universidad del Estado de Washington y co-autor del estudio, profesor Charles Benbrook. El punto de referencia del estudio también se encontró con una respuesta muy positiva del Centro Orgánico (TOC por sus siglas en inglés), en Washington D.C. “Esta importante investigación debería contribuir en gran medida a disipar la confusión del consumidor sobre los beneficios de los orgánicos”, dijo la directora de programas de ciencia de TOC, Dr. Jessica Shade, en una nota de prensa. “Este importante estudio revalúa el tema desde un punto de vista más incluyente, estadísticamente preciso y muestra claramente que las frutas y verduras orgánicas tienen beneficios definitivos para la salud respecto a los productos cultivados convencionalmente”, señaló. “En base a los hallazgos de este estudio, si un individuo cambia de una dieta convencional a una orgánica, podrían tener un aumento del 20-40% en antioxidantes sin un aumento simultáneo de la ingesta de calorías. En otras palabras, para la misma cantidad de comida, comer orgánico entrega significativamente una  mayor ingesta diaria de antioxidantes saludables”, concluyó. CO

Leer nota completa

La piña de Costa Rica ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

El pasado 20 de marzo del 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebró una audiencia para escuchar los alegatos de comunidades de Costa Rica víctimas de los efectos de la producción de la piña en Costa Rica (ver nota de prensa del 3 de marzo así como nota en el Tico Times del mismo día 20). Un reciente reportaje audio de la emisora Voces Nuestras (marzo 2015) permite dar una idea de la magnitud del problema; un reportaje de febrero del 2014 “No nos tapen la boca: hablemos de la contaminación piñera”, en homenaje Mayra Eugenia Umaña, ilustra el tipo de presiones a los que son sometidos líderes comunales que osan alzar la voz. Se trata de las comunidades del Cairo, Francia, Luisiana y Milano (de la región de Siquirres) cuyos acuíferos fueron contaminados por empresas dedicadas a la producción de la piña. Desde el mes de julio del 2007, más de 6,000 personas en estas comunidades rurales toman agua proveniente de camiones cisternas proveídos por una entidad pública costarricense, Acueducto y Alcantarillado (AyA). A la fecha, el Estado costarricense no ha ordenado sanciones contra las empresas; tampoco se registra acción penal alguna del Estado contra los responsables de las empresas causantes de dicha contaminación. En todos estos años, el Estado no ha proveído a las comunidades afectadas con un nuevo acueducto en agua potable ni saneado las aguas, pese a dos sentencias de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia exigiéndole hacerlo “de inmediato” del 2009. El ente encargado del agua en Costa Rica mantuvo incluso durante más de un año en sus manos un estudio técnico sobre los alcances de dicha contaminación (ver nota de prensa de Elpais.cr titulada “AyA oculta información revelada sobre contaminación de agua con agroquímicos”). Por su parte, la reacción de la entonces titular del Ministerio de Salud, al evidenciarse por parte de un laboratorio universitario (independiente) niveles mucho mayores a los indicados por monitoreos realizados por las autoridades en el 2007-2009 fue la siguiente : “Les damos agua en cisterna porque la gente tiene miedo de tomar la del lugar, y la psicosis ha sido tal, que hasta asocian manchas en la piel que son producidas por un hongo, diciendo que se bañaron en agua con bromacil” (ver nota de prensa titulada “Laboratorios de la UNA comprobaron contaminación de piñera”, Semanario Universidad 26/05/2009). Cabe recordar que el 5 de junio del 2008, Día Internacional del Ambiente, la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP) había suscrito en Casa Presidencial una larga lista de “Compromisos Socio Ambientales”: se leyó en aquel momento en la prensa que “Según Abel Chávez, presidente de Canapep, respetarán las normativas nacionales e internacionales y garantizarán la pureza del aire, del agua y la sostenibilidad del suelo. Además minimizarán los impactos ambientales de la agroindustria en las comunidades vecinas a las fincas productoras” (Diario La Extra, 6/06/2008, “Piñeros se comprometen a no contaminar”). Una actividad objeto de especiales favores Las festividades del Día del Ambiente en Casa Presidencial con el gremio de la piña del 2008, la actitud del AyA y las declaraciones de la Ministra de Salud años después no deben sorprender mayormente. La persistente polémica entre laboratorios universitarios y laboratorios privados sobre los resultados de niveles de contaminación que recoge el último Informe del Estado de la Nación publicado en el 2014 tampoco (Nota 1). Costa Rica es el primer exportador de piña a nivel mundial desde el 2007. En el 2008 exportó 1.458.980 toneladas métricas (mientras que en el 2004 exportaba 693.107 toneladas): su competidor más cercano (Filipinas) exportó en el 2008 a penas 261.338 toneladas métricas contra 204.887 (2004) según se aprecia en el Cuadro 1 del “Top5”. Un estudio de la UNCTAD revela, con base en datos de la FAO, el aumento vertiginoso de toneladas exportadas por Costa Rica en el período 2008-2009-2010. En el 2011 alcanzaron 1.722.200 toneladas, 1.875.813 (2012) y 1.939.680 (2013) (según datos oficiales de las estadísticas de la Promotora de Comercio Exterior -PROCOMER). En el 2011, según estas mismas estadísticas de PROCOMER (ver informe, p. 50), el 45% de la piña fue exportada a Estados Unidos, el 13% al Reino Unido, el 12% a Holanda, el 9% a Bélgica, el 8% a Italia, el 4% a Alemania y el 3% a España: en ese mismo año 2011, un país como España importó 67.866 toneladas de piña costarricense (ver nota). En el 2010, Costa Rica representaba el 60% de la piña exportada a nivel mundial, seguida por Filipinas (con 12%), Ecuador (4%), Costa de Marfil (4%), Estados Unidos (4%) y otros países con un porcentaje menor al 3%, tal como se aprecia en el Cuadro 2 del estudio titulado “Análisis del Mercado de la Piña” elaborado por el Consejo Nacional de Producción (CNP). Datos sobre los cuales el CNP es mucho más discreto, recogidos por organizaciones sociales en un informe denominado “El sabor amargo de la piña” (en alusión al primer documental crítico – disponible aquí -sobre la piña producido en Costa Rica en el 2005), indican que el sector de la piña en Costa Rica se reparte la producción de la siguiente manera: “De acuerdo con la Cámara Nacional de Productores de Piña CANAPEP, el área sembrada de piña en Costa Rica aumentó un 675% entre 1990 y 2009, pasando de menos de 10.000 a más de 50.000 has. Las empresas Del Monte y PINDECO concentran el 50% de la producción piñera en Costa Rica, y 31 empresas concentran el 96% de la producción total de esta fruta. El 4% restante está en manos de aproximadamente 1200 pequeños agricultores que venden su producción a las grandes empresas, especialmente Dole, Del Monte, Fyffes y Chiquita”. Desde el 2008, el Programa del Estado de la Nación (el cual, como bien se sabe, constituye un esfuerzo de las universidades públicas de Costa Rica), advertía los efectos de un modelo depredador del ambiente y señalaba la ausencia de mecanismos distributivos de la riqueza generada: “la producción piñera intensiva extensiva, altamente desarrollada en Costa Rica /…/ tiene una serie de implicaciones directas sobre el activo ecológico, que se convierten en un tipo de subsidio eco-social del Gobierno a las empresas piñeras. Los ingresos económicos concentrados en los empresarios y dueños de la compañías no han garantizado un beneficio social. El deterioro ambiental generado provoca serios daños en la estabilidad social de las comunidades, ya que reduce las condiciones que permiten el uso de los servicios ambientales como el agua, el suelo, la biodiversidad, etc.”. (Estado de la Nación, Informe XV (2008), p. 220). Siete años después, el mismo Informe indica de manera enfática que: “El cultivo de la piña ha destacado por su alto grado de conflictividad, tal como se ha señalado en las últimos ediciones del Informe del Estado de La Nación. Las principales preocupaciones versan sobre la contaminación de aguas superficiales y subterráneas, cambio de uso de suelo, generación de la plaga de la mosca Stomoxys calcitrans, desvío y sedimentación de los ríos, erosión del suelo, concentración de la tierra, desplazamiento de las familias campesinas, pérdida de la soberanía alimentaria, irrespeto de los derechos laborales y posibles consecuencias en la salud debido a la exposición a los agroquímicos” (Estado de la Nación, Informe XX (2014), p. 192). Lo que podríamos denominar una “sordera institucionalizada” pareciera entonces haberse adueñado de varias entidades estatales de Costa Rica desde el 2008, cuando de cuestionamientos relacionados con la piña se trata, so pretexto del desarrollo que aporta. No obstante, las regiones de Costa Rica en las que se produce la piña siguen con los peores índices en cuanto a Desarrollo Humano (IDH) se refiere, poniendo así en entredicho el tan pregonado “desarrollo” que genera dicha actividad. Hace unos meses, un proyecto de ley (19.371) tendiente a gravar cada caja de piña exportada, presentado en noviembre del 2014, se interesó por este indicador en los cantones productores de piña y añadió que: “… en el marco de la expansión piñera, el modelo de Certificados de Abono Tributario (CAT), la liberación de impuesto bajo la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC) y el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, se ha liberado a la producción de piña de toda responsabilidad tributaria. Por ejemplo, bajo el régimen de zonas francas, la mayor parte de insumos requeridos para el cultivo de piña reciben exenciones completas” (Gaceta Oficial, expediente 19.371, 25/11/2014, p. 2, texto del proyecto y recuadro con el IDH cantonal). Ante mecanismos fiscales tan favorables para el sector piñero y actitudes tan complacientes por parte de las autoridades políticas (en particular la de los entes responsables de la salud y de la potabilidad del agua, pero también del ambiente como veremos a continuación), era muy difícil que se pudiera contener la voracidad de este sector. Tempranamente, la expansión piñera en Costa Rica fue tal que obligó a algunos responsables a externar criterios en los siguiente términos: en el mes de junio del 2009, el Presidente del Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) escribía en un artículo de opinión “Tribunal Ambiental y producción piñera” que: “No es el Tribunal Ambiental quien contamina, destruye bosques, humedales y nacientes; lamentablemente estas prácticas irresponsables son las que nos llevan a aplicar la legislación. Pero hay algo más grave que los propios daños ambientales –a veces irreparables– y es la conciencia con la que se perpetran estos actos. Aquí no estamos ante una simple infracción ambiental, sino que estamos jugando con el futuro de los/las costarricenses”. Días después, la expansión piñera fue calificada en un muy completo artículo del 2009 del El Financiero como “insensata” (ver artículo de El Financiero, del 1/07/2009, Edición 724). Nos permitimos en unas ediciones posteriores de El Financiero hacer ver la contradicción de los datos oficiales sobre la realidad laboral y la extensión real de la piña en Costa Rica (ver nuestra breve nota: “Moratoria piñera“, El Financiero, Edición 743). Pese a los famosos “Compromisos Socio-Ambientales” suscritos por CANAPEP para celebrar en gran pompa el Día del Ambiente, extrañas maniobras de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) con relación a piñeras en la región de Siquirres fueron denunciadas por congresistas como el diputado Rafael E. Madrigal del Partido Acción Ciudadana (PAC): en su artículo publicado en La Nación “Las piñas y Setenas del señor Sancho” se dejan ver aspectos de gran interés que todo lector un tanto familiarizado con las sutilezas de la SETENA sabrá interpretar. En uno de los pocos foros académicos a los que participó CANAPEP con comunidades afectadas, su representante se defendió indicando que “No sé de cual país nos está hablando” (ver nota sobre foro realizado por la UCR en julio del 2009). No fue sino con la visita de una Misión de la Unión Europea a finales del 2009 que (de pronto …) las buenas prácticas agrícolas y ambientales parecieron interesar al sector productivo y a las autoridades: al respecto, la abogada Gabriela Cuadrado no dudo en titular un valiente artículo publicado en La Nación de la siguiente forma “Una visita que mueve más de mil denuncias”, cuya lectura también recomendamos. Quiérase o no, estas iniciativas gremiales y estatales se enmarcaron dentro del Gobierno del Presidente Oscar Arias Sánchez que inició en el 2006 proclamando una “Paz con la Naturaleza”, calificada al final de su administración como como una verdadera guerra contra el ambiente (ver artículo del Semanario Universidad de junio del 2010: “Administración Arias le declaró la “guerra a la naturaleza”). En junio del 2008, nos habíamos permitido sugerir que algunas de las notas de aquella “paz” recordaban extrañamente las de un verdadero Réquiem (véase nuestro artículo: ”¿Paz o Réquiem para la Madre Tierra?”, publicado en La Nación). Una larga lista de daños Estudios, diagnósticos, planes de acción, compromisos de unos, manuales de buena prácticas de otros conforman una larga lista de publicaciones en Costa Rica desde el año 2008, unos como parte de un doble discurso, otros como parte de un esfuerzo sincero de algunos productores. En el 2013 el diputado Manrique Oviedo, de la zona Norte, región que concentra más del 50% de la producción de la piña en Costa Rica, expresó que: “Desde el año 2005 vengo insistiendo en este tema, el MAG siempre dice que está desarrollando un plan de manejo integral. Tenemos siete planes diferentes que han presentado y dicen que están desarrollando otro”, (ver nota del 10/6/2013 de CRHoy). Un humedal internacionalmente reconocido por su importancia como el de Caño Negro ( declarado por Costa Rica sitio RAMSAR en 1991) en la zona Norte de Costa Rica sufre los embates de las piñeras en la mayor impunidad: pese a informes, como el del TAA titulado “Humedal de Caño Negro bajo seria amenaza Ambiental” (2010), reportajes como por ejemplo “Refugio Caño Negro debate su vida entre la ilegalidad y la indiferencia”, los vecinos organizados en defenderlo (ver su página en FaceBook) documentan una tras otra las denuncias y su archivo posterior por parte de las autoridades, pese a tomas aéreas contundentes. La comunidad y la escuela de El Jobo en Caño Negro (ver foto) con sus 150 niños “sitiados” por las piñeras de igual manera no han logrado que las autoridades de educación y de salud frenen el avance de los productores y suspendan las fumigaciones. Por su parte, las misiones técnicas de la Unión Europea que cada cierto tiempo visitan a Costa Rica (y las cadenas comerciales en el viejo continente) centran su atención en la calidad de la fruta ofrecida, y no en la salud de los trabajadores o la de las comunidades, ni los efectos de la producción de la piña en los suelos y en la prodigiosa biodiversidad de Costa Rica. Durante la visita de la Misión europea DG SANCO en octubre del 2009 a Costa Rica, las organizaciones sociales debieron “perseguir” a los visitantes europeos, ante el intento por parte de las autoridades de Costa Rica a cargo de la visita de impedir contacto alguno: se lee en el reportaje “Representantes de comunidades lograron entregar información a los europeos en el último momento” que “ Cuadrado reclamó el hecho de que el MAG solo permitiera que los productores entregaran su versión a los inspectores, mientras comunidades que no pueden tomar agua potable desde hace dos años y medio, debieron “perseguirlos” para exponer sus problemas” (ver nota del Semanario Universidad, octubre del 2009). Como se precisa de manera bastante acertada en un informe publicado en Suecia en el 2013 sobre la piña de Costa Rica, “The study shows that the requirements set by the Swedish companies are predominantly aimed at protecting the health and safety of the Swedish consumers, not the plantation workers. The workers and farmers interviewed by Swedwatch in Costa Rica attest to how they and their direct environment is affected by health issues caused by the continuous usage of pesticides on the plantations. The employees on the pineapples plantations in Costa Rica, and the local communities, suffer from dizziness, headaches, nausea and rashes. The chemicals have also adversely affected the environment and caused a decrease of fish and animal life in the area” (ver nota). La reciente “Plataforma Nacional de Producción y Comercio Responsable de Piña en Costa Rica” (ver sitio oficial) promovida en el 2011 por el entonces Vicepresidente de Costa Rica Luis Lieberman, auspiciada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) es otro esfuerzo para intentar mitigar internacionalmente la mala imagen de la piña costarricense. Tratándose de un país como Costa Rica, en el que abundan reconocidos profesionales en gestión ambiental, la escogencia para coordinar esta Plataforma de un ex directivo del sector exportador de piña fue denunciado por activistas y académicos, calificando esta Plataforma como un burdo intento de “maquillaje verde” internacional (ver por ejemplo pronunciamiento de la Coecoceiba.org). Independientemente de las motivaciones reales detrás de este y de anteriores esfuerzos, ninguno ha logrado regular esta actividad en aras de limitar sustancialmente los daños ocasionados por la piña: informe tras informe, el Estado de La Nación desde el 2008 así lo evidencia. El peso cada vez mayor de los expedientes en el TAA y en la Sala Constitucional reflejan la total inoperancia estatal en la materia y la poca receptividad a prácticas menos dañinas que algunos productores de piña han intentado implementar a pequeña escala. Se trata en efecto de una actividad productiva que, por lo general, y con muy pocas excepciones, genera una serie de efectos negativos. En materia ambiental, los daños son muy graves, algunos de carácter irreversible, en la medida en que, a diferencia de la piña criolla costarricense, o de las variedades “Hawaiana” primero, “Cayenne” luego, producidas a finales de los años noventa para el mercado internacional, la variedad “MD2” (también conocida como ”Dorada” o “Golden” o “Sweet Gold”) implantada en Costa Rica en los primeros años de los 2000, requiere de una gran cantidad de pesticidas y plaguicidas para ser producida, incluyendo sustancias químicas, algunas de ellas prohibidas en la Unión Europea (Nota 2). Varias de estas sustancias químicas se caracterizan por su carácter altamente persistente, como por ejemplo el bromacil o el diurón, usados para deshierbar las vías férreas en Europa por ejemplo. El uso del Bromacil es prohibido en Alemania, Eslovenia y Suecia. El carbofurán es prohibido en Estados Unidos, Canadá, y en la misma Europa, debido a su alto grado de toxicidad, pero su uso en piñeras de Costa Rica fue denunciado en su momento (ver nota de prensa). Recientemente (mayo del 2014), Costa Rica prohibió mediante Decreto Ejecutivo el uso del carbofurán, con excepción de los cultivos de piña y de banano, sin mayor justificación (ver texto del Decreto 38713) cuyo considerando 7 se lee así: “7º—Que en Costa Rica el uso de carbofurán está autorizado en varios cultivos, de ciclo corto, anual y perenne, dentro de los cuales están los de consumo fresco, así como los de consumo con cocción. Para estos el carbofurán actualmente puede ser sustituido por otros plaguicidas, a excepción de su uso en los cultivos de piña y banano”. En el 2006, la discusión en la Unión Europea para reducir los niveles del Ethephon (un químico usado para madurar y colorear artificialmente la MD-2) de 2 miligramos/kg a 0,05 mg/kg causó una alerta máxima del sector piñero en Costa Rica (ver nota). De manera a tener una idea del conjunto de sustancias químicas requeridas para producir la MD-2, remitimos al lector a la tabla del Anexo XXII (página 57) del informe denominado ”Crop Production Protocolo Pineapple MD2 (Ananas comosus)”. Un número especial de la Revista Ambientico (Universidad Nacional - UNA) describía en detalle los daños ambientales que ocasionaba la piña MD-2 en Costa Rica (Número 177 de junio del 2008 disponible aquí). Los productores de ganado vecinos de una plantación de piña también pueden sufrir daños severos, debido a la proliferación de la mosca de establo que acarrea el mal manejo de los rastrojos de la piña (ver artículo de La Nación del 12/07/2010): sobre este punto, un documento que lleva el sello del MAG y de la Universidad Nacional UNA), “Boletín de Parasitología”, alerta sobre el riesgo de proliferación de este insecto, y lo más notorio es que su fecha de edición es del … 2003. Seis años después, un grupo de ganaderos cansados ante tanta inoperancia estatal interpuso una demanda contra el Estado (ver nota del Semanario Universidad, julio 2009). Diez años después de la edición de aquel boletín, la mosca sigue azotando a muchos ganaderos (ver nota de CRHoy del 27/6/2013). Desde el punto de vista de la cobertura mediática a las denuncias hechas por activistas y organizaciones sociales, son varios los reportajes hechos fuera de Costa Rica destinados a la opinión pública internacional en torno a la situación que impera en muchas piñeras de Costa Rica (en particular en el ámbito laboral) y en torno a los efectos sociales del modelo productivo adoptado: véase por ejemplo los reportajes de Suisse Romande, 2007, “Les ananas de la colère”, del Miami Herald, 2008, “Costa Rica’s pineapple boom raises environmental questions”, de Radio Canada, 2009, “Les ananas du Costa Rica”, de The Guardian, 2010, “Pineapples: Luxury fruit at what price?”, de The Guardian, 2010, “Bitter fruit: The truth about supermarket pineapple” o el más reciente publicado en Der Spiegel en julio del 2014. Algunos de ellos buscan alertar a los consumidores en consonancia con algunas campañas internacionales realizadas a partir del 2007 (Nota 3). A estos reportajes, hay que añadir artículos de opinión en la misma dirección como (para dar algunos ejemplos), los leídos en El Pais (España) en el 2008, “La piña se amarga en Costa Rica” o en La Stampa (Italia) en el 2011, “Costa Rica: il sapore amaro degli ananas sulla nostra tavola” (ver artículo). Para completar el panorama, en cada país existen sitios especializados sobre consumo libre de pesticidas que, cuando se busca la piña de Costa Rica, advierten sobre la presencia de sustancias químicas en la piña, como por ejemplo: “Ananas sweet du Costa-Rica, vous reprendrez bien un peu d’éthéphon !” o “Les ananas sont-ils gangrenés à l’acétylène ?” o “L’ANANAS : je vous en remets une tranche?” (Francia). Un reciente estudio publicado por la UNA sobre la situación sociolaboral de los migrantes en las piñeras de la zona Norte concluye que: “En este sentido, la actividad piñera en la zona ha basado su dinamismo y evolución reciente a partir del concurso de factores como el uso (y abuso) intensivo de la tierra (con sus consecuencias ambientales y geográficas) y la inserción supernumeraria de personas trabajadoras que, debido a su condición de irregularidad migratoria, presentan cierta vulnerabilidad y son proclives a experimentar experiencias deficitarias en sus condiciones sociolaborales” (pp. 91- 92). Hace ya unos años, en una nota de prensa sobre un foro realizado en la UCR al que no llegaron quiénes debían hacerlo, titulada “MINAET rehuye debate sobre Caño Negro en Universidad de Costa Rica”, una de las juezas del TAA indicaba que al llegar sorpresivamente a investigar piñeras por presuntos delitos ambientales, “cuando nos ven llegando de sorpresa en una barrida, muchos operarios salen corriendo, pensado que somos de Migración”: señal inequívoca de un sistema de explotación laboral a los que están sometidas personas en situación migratoria irregular en muchas de las piñeras, y que no parece en lo más mínimo interesar a las autoridades del Ministerio de Trabajo. CO Continuará...

Leer nota completa

Más leídos

Más de 270.000 agricultores orgánicos en demandan a Monsanto

Más de 270.000 agricultores orgánicos están demandando a la corporación biotecnólogica Monsanto, la cual promueve el consumo de transgenicos y el empleo del RoundUp Ready (glifosato), productos que han causado mucha polémica y desconfianza en la población estadounidense. Liderados por la Organic Seed Growers and Trade Association, y junto a sus familias, los agricultores luchan por conservar su legitimo derecho a formar parte del mercado mundial de alimentos. ante el intento de Monsanto por desplazar la oferta orgánica e incluso destruirla. Los productores orgánicos estadounidenses conocen las estrategias sucias de la compañía, y mediante la acción judicial, quieren prevenir posibles acusaciones por presuntos “robos de semillas modificadas genéticamente”, costumbre de Monsanto -que dispersa semillas transgenicas en los campos orgánicos para más tarde querellar a sus dueños-. El rol de los consumidores finales es importante en este juego ya que durante más de una década tuvo lugar a un cambio cultural, donde la mayoría despertó y empezó a reclamar por alimentos saludables y naturales. Durante muchos años, mientras tanto, las granjas industriales y las corporaciones se dedicaron a fabricar productos más rápido, más vistosos, más grandes y baratos, pero que producen cancer, leucemia e infertilidad (por nombrar algunos males). Esto fue expuesto en el documental Food Inc. realizado en el año 2008. “Desde los tomates a los pollos, queremos comida natural, sostenible, local y saludable”, señalan los consumidores en Estados Unidos, “y queremos cultivos que no destruyan la biodiverdisad”, “que sean buenos para la tierra”, “queremos animales sanos y alimentos saludables para nuestros cuerpos”, sostienen. Pero con las semillas patentadas de Monsanto infiltrandose descontroladamente en el entorno, los cultivos orgánicos corren grave peligro. Daño irreparable
Con su “Genuity®”, y gracias al “Roundup Ready®” Monsanto ha destruido la semilla natural de canola (El aceite de canola era uno de los mas importantes aceites vegetales del mundo. Su reputación la gano por sus cualidades nutricionales, para la dieta humana [1]), hoy aquella canola original está extinta. Los agricultores tratan de evitar que pase lo mismo con el maíz orgánico, la soja, y muchos otros cultivos. Más allá de lo imaginable
Lo que es más, en Estados Unidos, los agricultores pelean para que Monsanto no convierta en una ilegalidad la utilización de semillas orgánicas. Cero ética
Estados Unidos duerme: Las siguientes acotaciones “naif” fueron publicadas en el 2011 por medios alternativos norteamericanos. Recién hoy en el año 2011 señalan lo que denunció Marie Monique Robin en “El Mundo Según Monsanto” documental rodado en el 2008. “Es algo muy perverso que un agricultor orgánico, cuyos campos han sido contaminados con semillas transgénicas, pueda ser acusado por violación de patentes”, señaló Dan Ravicher,, Director de Public Patent Foundation (en un articulo redactado el 30 de mayo del 2011 para el Instituto Cornucopia. El documento se tituló: Granjeros Demandados), “sin embargo Monsanto hace y ha hecho este tipo de acusaciones antes, y es una corporación famosa por haber demandado a cientos de agricultores por violación de patentes”. Justicia falsa
“A pesar de que la mega corporación disfruta de disfruta de acciones en alza, el Departamento de Justicia de los EE.UU. continuará investigando las denuncias sobre las prácticas fraudulentas de Monsanto, haciendo valer la Ley Antimonopolio (The Street, 29 de junio de 2011): La Corporación Monsanto, que adquirió a más de 20 de los más grandes productores y vendedores de semillas de los Estados Unidos en la ultima decada, ha llevado adelante una cuestionable y severa política de persecución con sus clientess, obligandolos a comprar semillas de bioingenieria cada año, en lugar de utilizarlas estacionalmente (en otras palabras, Monsanto obligan a sus clientes a 2 cosas: 1. A comprar semillas transgenicas todos los años. 2. Al monocultivo). Los agricultores que desobedecen esta orden quedan en una lista negra para siempre”. Obviamente esta noticia provee un alivio falso. El Gobierno de EEUU no está preocupado por la biodiversidad, ni por la contaminación transgenica. Obama y sus cómplices planean liberar los transgenicos lanzando al mercado semillas “terminator” “genéricas”. La falsa pelea entre el gobierno de Obama y Monsanto se basa solo en cuestiones de patentes y no en informes de impactos ambientales, o en estudios sobre los perjuicios de los transgenicos sobre la salud humana. Rockefeller financia a Monsanto y Obama obedece a Rockefeller. ¿Cual es el punto? No se sabe. ¿Quieren destruir todas las especies vegetales de la Tierra porque ellos tienen guardadas semillas originales para el futuro? ¿Luego de diezmar a la población planean una mega fumigación mundial que extermine a los transgenicos para luego re plantar semillas orgánicas? Jugar a Dios es peligroso. ¿Acaso creen que pueden controlar el monstruo que crearon? No es entendible. En la actualidad
 Monsanto se ha extendido como una metastasis sobre el paisaje agrícola. Como Ravicher señala, “el verdadero interes de Monsanto es financiero y Monsanto quiere eliminar las semillas orgánicas para lograr un monopolio total sobre nuestro suministro de alimentos.” (Otra vez: lo dijo Marie-Monique Robin 3 años antes). Tiempo de actuar
 Imaginen un mundo desprovisto de cultivos tradicionales, naturales, saludables, donde todos los cultivos son controlados por una sola empresa, con un desmedido apetito por la Propiedad Intelectual. ¿Alguien más siente un viento helado corriendo por su espalda? Es hora de imaginar, acompañar y luchar junto a los granjeros y sus familias para soñar con un mundo donde miles de agricultores ganaron la batalla contra la oscuridad, y nos ofrecen alimentos saludables. Y donde las especies no corren peligro de extinción, incluyendo a los seres humanos.

Leer nota completa

Cierra México actividades del Año Internacional de la Agricultura Familiar

• FAO, SEDEREC y la Red Mexicana de Agricultura Familiar y Campesina organizan la primera Feria de Agricultura Familiar en la Ciudad de México El pasado 20 y 21 de diciembre en la alameda del Kiosco Morisco de Santa María la Ribera, se llevó a cabo la Feria de Agricultura Familiar y Campesina de México para concluir las actividades por la celebración del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014. Con la participación de más de 120 productores, organizaciones civiles e instituciones se realizó la primera Feria que fue impulsada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades del Gobierno del Distrito Federal (SEDEREC) y la Red Mexicana de Agricultura Familiar y Campesina, como cierre de las actividades del Año Internacional de la Agricultura Familiar en el país. En el marco de la inauguración de esta Feria, el titular de SEDEREC, Hegel Cortés Miranda, destacó que la Ciudad de México concentra a cerca de 30 mil personas dedicadas a la producción agrícola, cuyos principales cultivos son nopal, verdura, avena forrajera, amaranto, maíz o productos ornamentales. Agregó que el Gobierno de la Ciudad de México trabaja en el desarrollo de un esquema de compras públicas para adquirir, en 2015,por lo menos el 30% de la producción de los agricultores familiares del DF con el fin de impulsar su desarrollo económico. Por su parte, Eduardo Benítez, Representante Adjunto de la FAO en México reconoció la conformación de la Red Mexicana de Agricultura Familiar y Campesina y el trabajo que diversas instancias públicas en el país, de los tres niveles de gobierno, han realizado este año para impulsar la agricultura familiar Sin embargo, enfatizó, es necesario trascender al Año Internacional de la Agricultura Familiar y seguir impulsando acciones que fortalezcan a este sector que representa cerca del 70% de los productores de alimentos en el país. “Las y los agricultores familiares requieren mayor acceso a los mercados, a fuentes de financiamiento, a bienes y servicios públicos y al conocimiento generado en la investigación”, señaló el Representante Adjunto de la FAO en México. Asimismo, la diputada local Angelina Hernández exhortó a los gobiernos local y federal a trabajar a favor del campo y fortalecer el presupuesto para el campo y la agricultura familiar y recordó que la a Asamblea Legislativa ha impulsado la ley para el seguro agrícola para los productores del Distrito Federal y trabaja en el desarrollo de una iniciativa que fortalezca el desarrollo económico de los productores del DF. La Feria de Agricultura Familiar representó un espacio de comercialización para los pequeños productores de la capital y de distintos estados como Puebla, Chiapas, Michoacán y Jalisco entre otros. La Red Mexicana de Agricultura Familiar y Campesina Con el propósito de impulsar la agricultura familiar en el país y reconocer la importante contribución que realiza este sector para la seguridad alimentaria del país, en noviembre de 2013 se presentó la Red Mexicana de Agricultura Familiar y Campesina, que hoy en día reúne a más de 120 organizaciones civiles, productores instancias gubernamentales, organismos internacionales, académicos y organizaciones no gubernamentales del país. Durante su primer año de trabajo, la Red trabajó en tres ejes principales: incidencia política, comunicación y sensibilización de la sociedad y fortalecimiento de capacidades. Para 2015, la Red ha identificado cinco objetivos principales que guiarán sus acciones: incidir en políticas diferenciadas por tipo de productor, producto y región; impulsar la vinculación de la academia y el sector productivo; sensibilización; impulsar esquemas de comercialización, y fortalecer los modelos de trabajo territorial. CO Jorge Alberto Rojano Moreno info@culturaorganica.com http://aiaf2014mexico.blogspot.mx

Leer nota completa

Análisis de exportación de Frutas Finas en Argentina

El sector de “frutas finas” (denominación que se vincula al aspecto comercial y no al botánico) incluye a un conjunto de especies que se caracterizan por su reducido tamaño, en comparación con las frutas de pepita (manzana, pera, membrillo) o las cítricas. Dentro del grupo se incluyen al menos dos subgrupos, más claramente identificados en inglés: los berries y los cherries, mientras que en castellano tienen nombres diversos. Los berries, de sabores acidulados, se caracterizan por su rápida perecibilidad. Incluyen principalmente la frutilla (strawberry), la frambuesa (raspberry), los arándanos (blueberry), la grosella (boysenberrie) y la mora o zarzamora (blackberry). Los cherries son la guinda y la cereza.El desarrollo del sector argentino de frutas finas en términos de producción y la consecuente posibilidad de tener peso en el mercado mundial es incipiente, más aún si lo comparamos con otros países especialmente del hemisferio norte. Esto hace que en muchas publicaciones que presentan estadísticas internacionales de países productores, exportadores e importadores nuestro país no sea considerado. La excepción la encontramos en el caso de la frutilla que se produce en varias regiones del país y lleva varias décadas de historia productiva. También se puede mencionar especialmente el caso del arándano, que si bien tiene una corta historia en el país, viene registrando incrementos muy significativos en términos de hectáreas implantadas, producción y exportaciones, presentando de este modo proyecciones de producción sorprendentes. Si observamos el comportamiento del segmento en términos absolutos durante los últimos años se ha registrado un significativo aumento en la superficie cultivada, producción y posicionamiento de mercado. Ese proceso fue impulsado fundamentalmente por los arándanos. CUADRO. Regiones productoras Más del 70% de la superficie cultivada con frambuesas, moras y grosellas se concentra en territorio patagónico: - Comarca Andina del Paralelo 42º (El Bolsón, El Hoyo, Epuyén y Lago Puelo). - Valle Inferior del Río Chubut (VIRCH). - Alto Valle del Río Negro y Neuquén (Plottier, Senillosa, San Martín de los Andes).- Santa Cruz (Los Antiguos). También existen plantaciones de frambuesa y moras en Tucumán (Tafí Viejo), en Santa Fe (Santa Isabel), y el norte de Buenos Aires (Arrecifes, Baradero, Zárate y Lima). Asimismo se producen moras en Entre Ríos (Concordia y Nogoyá), aunque la superficie cultivada es poco significativa. Oferta y consumo El 95% de la producción de frambuesa, moras y grosellas se comercializa congelado -sistema individual (IQF) y en bloque- con destino a la industria local. Debido a los bajos volúmenes cosechados y a una inadecuada logística, son poco significativos los volúmenes exportados como congelado, tratándose casi siempre de fruta orgánica certificada. En el mercado local, el principal canal para estos berries es la industria de alimentos, que demanda fruta congelada y en conserva para transformarlas en confituras, salsas, jugos concentrados, deshidratados, licores y aguardientes, entre los productos más importantes. Los valles cordilleranos patagónicos cuentan con claras ventajas comparativas para el cultivo de estos berries. Actualmente funcionan en la región 20 industrias transformadoras, 2 de las cuales certifican su producción como orgánica. Otro importante canal es el sector gastronómico, que demanda fundamentalmente fruta congelada, a través de restaurantes, servicios de catering, repostería, heladerías y hoteles. Es cada vez mayor el número de industrias que incorporan frutas finas como insumo de sus alimentos, en especial para elaborar los lácteos, cereales en barra, golosinas, bebidas sin alcohol y té, entre otros. Junto con las frutillas, las frambuesas, moras y grosellas son las frutas usadas en mayor proporción por la industria láctea, especialmente en su línea de yogures. El pequeño volumen de fruta que se comercializa en fresco, se canaliza a través de los supermercados y -casi exclusivamente en la región andina patagónica-, a través de verdulerías. Comercio internacional Durante el periodo 2003-2008, las exportaciones de frutas finas frescas crecieron siete veces en volumen, en tanto las congeladas se triplicaron.En el primer caso, el aumento fue impulsado por el extraordinario crecimiento del arándano fresco y en menor grado por la cereza fresca. El crecimiento en los envíos del producto congelado, se debió principalmente a la frutilla.En 2008, ingresaron a la Argentina 80 millones de dólares por las exportaciones de frutas finas frescas, mientras que por congeladas se facturaron 22 millones de dólares. La frambuesa, las moras y las grosellas son las frutas que menos participaron de ese crecimiento -aunque todavía cuentan con un amplio potencial de crecimiento- por el bajo volumen producido y las carencias logísticas para su transporte en fresco. Sucede que las características de perecibilidad de esas frutas imponen requerimientos muy específicos en la post-cosecha y el transporte. CO Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca Alimentos: www.sagpya.gov.ar;

Leer nota completa