Cultura Orgánica
21 de febrero del 2018
México
1 2 3 4 5
Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)
La papa (Solanum tuberosum) es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas, originaria ...
¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?
La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho par...
Producción orgánica de Mashwa (Treopaeolum tubersoum)
La mashwa, es un tubérculo nativo que se ha mantenido hasta nuestros días en las pequeñas parcela...
Duplica México superficie de producción de orgánicos
En cuatro años la superficie destinada a la producción de cultivos orgánicos en el país aument...
Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico
Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico
La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable, que hace constar la producción orgánica de este alimento, siendo importante que el esfuerzo de cuatro años desarrollado por la Administración Municipal que encabeza el presidente Tomás Ríos Bernal se hiciera constar en los registros internacionales impulsados por este tipo de organizaciones junto con la Unión Europea Córdoba, Ver.- A través del Instituto ...
¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?
La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho par...
Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico
La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable,...
Producción orgánica de Mashwa (Treopaeolum tubersoum)
La mashwa, es un tubérculo nativo que se ha mantenido hasta nuestros días en las pequeñas parcela...
Duplica México superficie de producción de orgánicos
En cuatro años la superficie destinada a la producción de cultivos orgánicos en el país aument...
Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)
Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)
La papa (Solanum tuberosum) es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas, originaria de Sudamérica y cultivada por todo el mundo por sus tubérculos comestibles. En nuestro continente, este cultivo evolucionó y se cruzó con otras plantas silvestres del mismo género, lo que dio como resultado una gran diversidad de especies. Es así como la presencia de papas nativas se distribuye desde el sur del Cañón de Colorado, en Estados Unidos de Norteamé...
Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)
La papa (Solanum tuberosum) es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas, originaria ...
Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico
La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable,...
Producción orgánica de Mashwa (Treopaeolum tubersoum)
La mashwa, es un tubérculo nativo que se ha mantenido hasta nuestros días en las pequeñas parcela...
Duplica México superficie de producción de orgánicos
En cuatro años la superficie destinada a la producción de cultivos orgánicos en el país aument...
¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?
¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?
La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho para producir. De modo que tenemos que innovar constantemente y debemos inventar nuevas formas de mejorar la calidad del café. Perspectiva del Productor: ¿Vale la Pena Arriesgarse a Producir Café Orgánico? Volverse orgánico no es una decisión que se toma a la ligera, la producción de café implica una visión a largo plazo, una comprensión profunda de las pla...
Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)
La papa (Solanum tuberosum) es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas, originaria ...
¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?
La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho par...
Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico
La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable,...
Duplica México superficie de producción de orgánicos
En cuatro años la superficie destinada a la producción de cultivos orgánicos en el país aument...
Producción orgánica de Mashwa (Treopaeolum tubersoum)
Producción orgánica de Mashwa (Treopaeolum tubersoum)
La mashwa, es un tubérculo nativo que se ha mantenido hasta nuestros días en las pequeñas parcelas de indígenas y campesinos de los Andes, haciendo parte de su dieta nutricional diaria, como también del grupo de productos que se consumen en ocasiones especiales (matrimonios, bautizos y priostázgos). Se dice que la mashwa, es “compañera de la oca”, pues parece que de manera recíproca estos cultivos se ayudan y se defienden especialmente de la presencia...
Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)
La papa (Solanum tuberosum) es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas, originaria ...
¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?
La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho par...
Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico
La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable,...
Producción orgánica de Mashwa (Treopaeolum tubersoum)
La mashwa, es un tubérculo nativo que se ha mantenido hasta nuestros días en las pequeñas parcela...
Duplica México superficie de producción de orgánicos
Duplica México superficie de producción de orgánicos
En cuatro años la superficie destinada a la producción de cultivos orgánicos en el país aumentó el doble, al crecer de 500 mil a un millón de hectáreas, exportando casi mil 800 millones de dólares de estos cultivos y creando 877 mil empleos, al pasar de 169 mil a 372 mil las personas dedicadas a esta actividad productiva. La meta sexenal, para este sector estratégico en el desarrollo económico y social del sector rural, es alcanzar el millón 200 mil h...

Recientes

Manual del cultivo de la papa en Chile (1era. parte)

La papa (Solanum tuberosum) es una planta perteneciente a la familia de las solanáceas, originaria de Sudamérica y cultivada por todo el mundo por sus tubérculos comestibles. En nuestro continente, este cultivo evolucionó y se cruzó con otras plantas silvestres del mismo género, lo que dio como resultado una gran diversidad de especies. Es así como la presencia de papas nativas se distribuye desde el sur del Cañón de Colorado, en Estados Unidos de Norteamérica, pasando por todos los países con cordillera andina, hasta Los Chonos, en el sur de Chile. Anualmente, en nuestro país se cultivan alrededor de 50 mil hectáreas con papas, siendo el cuarto cultivo en superficie y el que tiene mayor número de agricultores (59.606 según el VII Censo Agropecuario), la mayor parte de ellos, pequeños agricultores. La producción es destinada casi totalmente al mercado interno y es un alimento importante en la dieta de los chilenos. La superficie ha ido en aumento en los últimos años, siendo un 3,2% mayor el año 2015 que el 2014 y estimándose un incremento de un 3,6% para la actual temporada. Sin embargo, un análisis de largo plazo indica que la superficie con papas muestra una tendencia a la disminución, de alrededor de 15.000 ha en los últimos 15 años; descenso que ha ocurrido en todas las zonas productoras, pero más acentuada en la zona centro norte, producto de la escasez del agua de riego. Por otra parte, la producción se ha mantenido más estable, aún cuando se generan variaciones entre los diferentes años que fluctúan en torno a un millón de toneladas anuales. Los rendimientos oscilan entre 21 a 26 t/ha, con un valor estimado de consumo promedio cercano a 50 kilos/habitante al año. Zonas productoras de papa Si bien el cultivo de papa se produce en todo Chile, desde Arica hasta la Provincia de la Antártica Chilena, la producción comercial se desarrolla principalmente entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos. Entre estas regiones se produce prácticamente la totalidad de las papas que van a los principales mercados, generándose procesos de comercialización que involucran el movimiento de estas producciones a través del país. Cada zona tiene características productivas propias, definidas fundamentalmente por las condiciones ambientales de clima y suelo, y por el destino de la producción. Desde el punto de vista comercial podemos dividir el país en tres grandes zonas productoras: zona centro norte, zona centro sur y zona sur. La zona norte y la zona austral también tienen producción de papa pero en volúmenes muy pequeños, para comercialización local, por lo cual no tiene efecto en los grandes mercados nacionales. Zona centro norte Esta zona incluye las provincias de Coquimbo, Valparaíso y Región Metropolitana. Se caracteriza por una producción ubicada en las zonas de los valles transversales y de los valles longitudinales; bajo condiciones de riego. La producción se destina principalmente al mercado mayorista de Santiago y en menor volumen para abastecer mercados locales y de la zona norte. Región de Coquimbo Corresponde a la zona de los valles transversales. El cultivo se practica de manera comercial desde hace más de 60 años, y es uno de los cultivos anuales más importantes. Los principales sectores productivos son El Romero, Coquimbito, Altovalsol y Pan de Azúcar; y pequeñas áreas en la zona de Cerrillos de Tamaya, como también en las comunas de Canela y Mincha. Las series históricas de producción y superficie cultivada, indican un incremento considerable en la década de los 80, para luego descender y estabilizarse en la década de los 90. Desde el año 1999 en adelante, la superficie y la producción total presentan una clara tendencia a la disminución. No obstante, el rendimiento presentó un incremento, que ha fluctuado por sobre las 20 t/ha. Época de plantación. La principal época de plantación es a fines de verano y otoño, para cosechar en agosto y septiembre, meses de mayor valor de la papa. En esta región es característico el uso de semilla del sur en plantaciones de julio-agosto, lo que implica su cultivo durante la primavera. Una parte de la producción se destina a semilla-hija para la siembra del próximo invierno. La papa-semilla que logra llegar de la zona sur en febrero o marzo no ha cumplido su dormancia, germinando en estado de dominancia apical. Esta condición obliga a utilizar altas poblaciones de semilla (sobre 60.000 plantas/ha) y de calibre grande (50 a 65 mm) para obtener rendimientos comerciales. La semilla sembrada, hija de certificada, disminuye su rendimiento en un 20% comparada con la siembra de semilla-certificada proveniente del sur. Entre las variedades con mayor rendimiento destaca Pukará-INIA, Karú-INIA y Patagonia-INIA con rendimientos en torno a las 40 t/ha. Variedades como Desirée y Yagana-INIA presentan buenos rendimientos en plantaciones de primavera. Condición de clima. Se caracteriza por presentar inviernos benignos y veranos frescos debido a su cercanía al mar. Sin embargo, las heladas en invierno son recurrentes, especialmente en los años secos. Las precipitaciones son escasas y se concentran en invierno. En la mayoría de los años las precipitaciones no superan los 120 mm y últimamente no llegan a los 60 mm. Las precipitaciones se concentran entre mayo y agosto, presentando los máximos en junio; entre octubre y marzo, la precipitación es muy escasa. Las temperaturas máximas medias se producen en enero y alcanzan los 25ºC. En el caso de las mínimas medias, éstas varían entre 6 y 13ºC en julio y enero, respectivamente. En general se puede señalar que el clima del área mayormente productora de papa es templado, por efecto de la cercanía al litoral costero. Un aspecto negativo de la condición climática es la favorable condición ambiental para el desarrollo del tizón tardío, enfermedad que afecta durante gran parte del año al cultivo en la región. Por otra parte, plagas como la mosca minadora y la polilla de la papa, también son favorecidas por esta condición ambiental. Condiciones de suelo. Los suelos son muy diversos, fuertemente marcados por la aridez del clima, por procesos de acumulación de sales y el desarrollo de horizontes endurecidos o cementados por carbonatos, presentando en general un importante deterioro. La mala condición física de los suelos es un factor negativo relevante, que afecta el potencial de rendimiento del cultivo. Los suelos son de escasa agregación, presentando una pobre estructura, debido al mal manejo, la erosión hídrica, la no utilización de materia orgánica y la quema de rastrojos. Además, el escaso grado de estructuración del suelo disminuye la infiltración y la aireación, afectando el enraizamiento y la absorción de nutrientes, lo que produce mala nutrición de las plantas y las predispone a la pudrición y deformación de los tubérculos. En muchos suelos de textura franco arcillo arenoso y franco arcilloso, la velocidad de infiltración cae drásticamente a las 2 h de riego, lo que implica un flujo muy lento del agua en profundidad. En suelos franco arenosos este problema no es tan grave, porque presentan una gran macroporosidad, por lo tanto, el agua drena con mayor facilidad, pero igualmente estos suelos pueden estar compactados y presentar problemas de infiltración. Variedades utilizadas. El destino de la producción define en gran medida las características que se le exigen a una determinada variedad, y que debe cumplir para ser aceptada por el consumidor. En esta área, la papa se cultiva durante todo el año, siendo económicamente la más importante para los agricultores la plantación de otoño, para cosechar a fines de invierno y primavera. La mayoría de las variedades comerciales alcanzan el estado de floración entre los 70 y 80 días después de la plantación y el ciclo total del cultivo varía entre 90 y 140 días, siendo frecuente un ciclo de 120 días. Las variedades de papa más plantadas son: Asterix, Sinfonía, Rodeo, Karú-INIA, Rosara y en los últimos años Patagonia-INIA, ya que presenta bastante tolerancia al tizón tardío. La variedad Cardinal, muy importante en el pasado debido a su resistencia al nemátodo dorado, su menor latencia y buen comportamiento de crecimiento invernal, ha disminuido su superficie de plantación, asociado a su sensibilidad al tizón tardío y su menor calidad culinaria. Observaciones de campo posiblemente también indicarían pérdida de la resistencia al nemátodo y al tizón y una mala calidad de la semilla disponible. Esto se traduce en que la variedad Cardinal presenta un bajo rendimiento en relación a otros cultivares como Karú-INIA, Asterix, Rodeo, Sinfonía, y Desirée plantada en primavera. Otras variedades cultivadas en menor cantidad son Atlantic, Kennebec, Russet Burbank, Schepody y Yagana-INIA, de pulpa y piel amarilla y/o blanca, usadas para la industria. Región de Valparaíso En esta región terminan los valles transversales para dar paso a los valles longitudinales. Se caracteriza por el comienzo del clima templado con lluvias que van desde los 450 mm por año, lo que permite un desarrollo mayor, tanto de la vegetación como de los caudales de ríos, que aumentan en tamaño y volumen. En esta región terminan los valles transversales para dar paso a los valles longitudinales. Se caracteriza por el comienzo del clima templado con lluvias que van desde los 450 mm por año, lo que permite un desarrollo mayor, tanto de la vegetación como de los caudales de ríos, que aumentan en tamaño y volumen. En esta región se produce papa en las provincias de Valparaíso, Los Andes, Petorca, Quillota, San Antonio, San Felipe de Aconcagua e Isla de Pascua. Se caracteriza por una producción destinada principalmente al mercado mayorista de Santiago, con una papa de temprano que sale posterior a la de la Región de Coquimbo y con otra de verano o papa “cuaresmera”, que sale en otoño. Los principales sectores productivos son las comunas de Cabildo, Nogales, Catemu y La Ligua. Época de plantación. La producción se efectúa en dos épocas muy definidas: tarde en invierno, durante los meses de julio-agosto, para cosechar en noviembre/diciembre y los cultivos de verano o de papa “cuaresmera” que se planta entreenero y febrero, para cosechar en abril/mayo. De esta forma, los agricultoresbuscan mejores precios, entregando al mercado su producción en épocas que no coincidan con la masiva cosecha de la zona sur y con las primeras producciones de la Región de Coquimbo. Condición de clima. Se caracteriza por presentar un clima templado mediterráneo, pero con algunas variaciones. En los sectores productores de papa del sector norte (valles interiores desde el límite con la Región de Coquimbo hasta Cabildo) se caracteriza por una baja humedad atmosférica, y alta luminosidad. Las lluvias todavía son escasas e irregulares por lo que las sequías son frecuentes en el valle de Petorca y La Ligua. Las lluvias se presentan en invierno y son de origen ciclónico, con totales anuales que superan los 200 milímetros. Sufren grandes variaciones inter anuales: luego de años muy lluviosos se presentan años muy secos. La zona no recibe influencia oceánica (mayor grado de continentalidad), por lo que la temperatura presenta importante amplitud tanto diaria como anual, registrándose heladas en los sectores bajos en invierno. En el sector más al sur se presenta un clima templado cálido, con lluvias invernales y con una estación seca prolongada (sección media del valle del Aconcagua y de la Cordillera de la Costa). También presenta un mayor grado de continentalidad al distanciarse del litoral y por la presencia de la Cordillera de la Costa; las variaciones térmicas diarias y estacionales se hacen menos homogéneas, en tanto que la humedad relativa disminuye. En invierno son frecuentes las heladas y aumentan a medida que se asciende hacia la Cordillera de Los Andes. Condición de suelo. Corresponde principalmente a suelos aluviales, con un desarrollo moderado, sobre los que se extiende la mayor parte de la agricultura de riego de la zona, agua que se distribuye a través de canales y embalses. Variedades utilizadas. En esta área, la práctica de realizar cultivos primores en las zonas norte y central requiere de algunas características muy específicas, relacionadas con las variedades y su relación con la época de siembra, el estado fisiológico de la semilla para segunda siembra (verano) y aspectos sanitarios relativos al movimiento de tubérculos, ya sea desde la Región de Coquimbo o desde el sur. La papa de fines de invierno o temprana de primavera se planta cuando los riesgos de heladas son mínimos (agosto), y se extiende hasta septiembre. Ocasionalmente, algunos agricultores siembran en julio, si las condiciones de humedad de los suelos lo permiten. Se usa semilla y papa calibrada, traída desde el sur o producida localmente. Se requieren variedades que tengan: período de reposo corto a intermedio (2 a 4 meses), rápido inicio de la tuberización (formación del tubérculo), rápido llenado del tubérculo, período vegetativo corto a intermedio (90 a 120 días) y habilidad para crecer bajo condiciones subóptimas (fotoperiodo corto, baja luminosidad y bajas temperaturas). El cultivo de verano o papa “cuaresmera” se planta temprano en enero y como fecha límite la primera quincena de febrero. Lo normal es que los productores hagan una primera siembra temprana de primavera y cosechen entre noviembre y diciembre, seleccionando de este cultivo semilla para una segunda siembra de verano o cuaresmera. En general, la emergencia y el desarrollo vegetativo del cultivo son rápidos debido a la alta luminosidad y altas temperaturas. Si la brotación no se produce adecuadamente, la emergencia es lenta y poco homogénea, ocasionando en algunos casos le pérdida del cultivo, debido a que el exceso de temperatura del suelo, junto con el riego, pueden quemar los brotes que inician su emergencia en el tubérculo. En este caso las variedades de verano deben tener: corto período de reposo (2 meses) o muy largo (7 meses); rápido inicio de tuberización, rápido llenado de tubérculos, período vegetativo corto a intermedio (90 a 120 días) y tolerancia al calor. Las variedades que cumplen este requisito y por lo tanto más recomendadas para dos siembras en la temporada son: Cardinal, Rosara, Asterix, Pukará-INIA y Karú-INIA. Región Metropolitana En esta región se inicia la depresión intermedia, que se mantiene hasta la zona sur. Se caracteriza por una diversidad de producción agrícola con cultivos intensivos y uso de riego tecnificado. La región se constituye por las provincias de Santiago, Chacabuco, Cordillera, Maipo, Melipilla y Talagante. Posee la cuarta mayor superficie con papa de Chile, destacando las comunas de Melipilla, Curacaví, María Pinto, Buin, Talagante y El Monte. La producción de papa es realizada en medio de los valles que van recorriendo la cordillera de la costa en dirección hacia el litoral central. En esta región es posible encontrar tres tipos de producción: papa temprana de fines de invierno; papa de primavera o “papa cosecha”; y una producción de verano o papa “cuaresmera”. El destino principal, por su cercanía, es el mercado mayorista de Santiago, además de los mercados de Valparaíso y Viña del Mar. En la región es posible encontrar la mayoría de las empresas que procesan papa, sea en forma industrial (fritas en hojuelas) o artesanales (papa pelada y bastoneada); así como empresas empacadoras que lavan y enmallan papa. Época de plantación. Las plantaciones de temprano se efectúan de fines de julio a inicios de agosto, pasado el período de heladas; para cosecharlas entre noviembre y diciembre. La plantación de primavera es entre los meses de septiembre a octubre, y es cosechada entre febrero y marzo. La papa “cuaresmera” se planta entre enero y febrero para salir de mayo a junio. En los últimos años existe una tendencia a adelantar plantaciones al mes de diciembre, si las condiciones de producción del cultivo de primavera permitieran obtener “papa semilla” fisiológicamente apta, además de hacerle tratamiento para romper latencia con ácido giberélico. Si bien se reporta que la plantación de papa temprana representa el 50% deltotal, la de primavera el 35% y la “cuaresmera” el 15%; estos porcentajes pueden variar ya que los agricultores suelen responder rápidamente a los estímulos del mercado (oferta y demanda), principalmente cuando por condiciones climáticas se afecta la producción de las otras zonas productoras. Condición de clima. El clima predominante es el mediterráneo, con lluvias que se inician en otoño y aumentan en invierno, mientras que los meses de verano son muy secos. La temperatura media anual es de 13,9° C, en tanto que el mes más cálido corresponde a enero, alcanzando una temperatura de 22,1° C, y el mes más frío corresponde a julio con 7,7° C. La lluvia alcanza promedios anuales de 356,2 mm, decreciendo desde la costa hacia la depresión intermedia, para aumentar nuevamente en la Cordillera de los Andes. Las precipitaciones son muy irregulares de un año al siguiente. La presencia de la Cordillera de la Costa y el alejamiento del mar son los principales factores que producen las características de continentalidad del clima de la Región Metropolitana. En esta región se distinguen dos tipos de clima templado de tipo mediterráneo, con estación seca prolongada y frío de alturas en la Cordillera de los Andes. La producción de papas se desarrolla preferentemente en sectores donde predomina el primer tipo (templado mediterráneo con estación seca prolongada). Su característica principal es la presencia de una estación seca y un invierno bien marcado con temperaturas extremas que llegan a cero grados. Los contrastes térmicos son fuertes, en verano las máximas alcanzan valores superiores a 30° C durante el día. Por otra parte, se producen diferencias climáticas locales producidas por el efecto del relieve. Al pie oriental de la Cordillera de la Costa y, debido al rol de biombo climático de ésta, se presentan áreas de mayor sequedad, e incluso con características semiáridas. Condición de suelo. El paisaje predominante de la Región Metropolitana es de montaña (cerca de 75% de toda su superficie). Aunque el más percibido por sus habitantes es de valle, con vegetación de cultivos típicos de clima templado cálido; y el urbano. La región está sometida a un proceso de transformación que tiende a acentuarse y cuyos efectos se expresan en variadas formas de degradación de los recursos naturales y contaminación. En esta zona se encuentra la mayoría de los suelos clase I a III, que en el país representan menos del 1,4% del total. La depresión intermedia presenta rasgos de relieve que determinan una serie de cuencas. La primera de ellas es la del río Maipo, que ha sido modelada por el depósito de sedimentos glaciales, aluviales y fluviales, y por potentes capas de cenizas provenientes sobre todo de las erupciones del volcán Maipo. En ciertos sectores estas alcanzan los 20 m de espesor. Variedades utilizadas. Por estar cercano al principal mercado del país, la producción se distribuye entre muchas variedades, similares a las producidas en las regiones de Coquimbo y de Valparaíso. Las plantadas son: Desirée, Pukará-INIA, Karú-INIA, Asterix, Sinfonía, Rodeo, Rosara, Patagonia-INIA y Cardinal. Otras variedades cultivadas en menor cantidad son Atlantic, Kennebec, Russet Burbank, Schepody y Yagana-INIA. En los últimos años ha aumentado el uso de la variedad Pukará-INIA puesto que, por tener una latencia corta permite el uso de “papa calibrada usada como semilla propia”, cosechada en diciembre-enero (plantaciones de fines de invierno), para plantaciones de verano. Zona centro sur Esta zona incluye las provincias de O’Higgins, Maule y Biobío. Se caracteriza por una producción ubicada en la depresión intermedia, bajo condición de riego, donde el cultivo compite con una producción agrícola muy diversificada. Por otra parte, es posible encontrar importantes zonas productivas en los sectores costeros del Maule y principalmente en la Región del Biobío. Es una zona de transición productiva, desde una condición eminentemente de riego hacia una producción de secano. La provincia del Maule ya muestra un 11,3% de lasuperficie de papa bajo condición de secano, aumentando a un 67,6% en la Región del Biobío. Región del Libertador Bernardo O´Higgins Su principal actividad productiva es agropecuaria-silvícola aportando un 22,3% al PIB regional. El uso del suelo alberga una producción muy diversificada donde predominan los frutales, seguidos de plantaciones forestales, cereales y viñas. Dentro de las regiones productoras de papa, ésta es la que tiene la menor superficie plantada (1.687,1), destacando la provincia del Cachapoal con una superficie de 1.430,8. La comuna de Las Cabras es la principal productora, con un total de 801,4 ha, la mitad de superficie de toda la región. Otras comunas de menor importancia son Doñihue y Rancagua. Época de plantación. Se diferencian tres períodos de producción: papa de guarda entre septiembre y abril; papa temprana, entre julio y diciembre; papa “cuaresmera”, entre enero y mayo. En los primeros tipos de producción, los rendimientos pueden alcanzar hasta 40 t/ha, mientras que en la “cuaresmera”se alcanzan 25 t/ha. Condición de clima. Predomina el clima templado con oscilaciones térmicas moderadas. Aumentan las precipitaciones de norte a sur y de oeste a este concentrándose en los meses de invierno. En la depresión intermedia, zona donde se producen las papas, encontramos un clima templado cálido con lluvias invernales tipo Mediterráneo, extendiéndose desde el cordón de Chacabuco por el norte hasta las cercanías de la ciudad de Victoria, por el sur. Las precipitaciones se concentran preferentemente en invierno, alcanzando un promedio que puede exceder los 450 mm al año. Condición de suelo. La depresión intermedia se presenta con formas planas generadas por el acarreo de materiales, principalmente de origen glaciofluvio-volcánico, destacando al norte de la región la cuenca de Rancagua, que se extiende desde Angostura del Paine hasta Angostura de Pelequén por el sur, alcanzando una longitud de 60 km y un ancho aproximado de 25 km. Las características del relieve más importantes son la presencia de cuatro fajas longitudinales: Cordillera de los Andes, Depresión Intermedia, Cordillera de la Costa y Planicies Costeras. Variedades utilizadas. Las variedades que son posibles de encontrar corresponden a: Amadeus, Ultimus, Asterix, Cardinal, Karú-INIA, Ona, Pukará-INIA, Yagana-INIA y Patagonia-INIA. Región del Maule La economía de la Región del Maule se basa principalmente en la agricultura, proveedora de materias primas para las industrias vitivinícola, molinera, azucarera, aceitera, maderera y de celulosa. A los cultivos tradicionales de trigo, leguminosas y papas se suman los cultivos industriales de remolacha y arroz. Al igual que las regiones antes señaladas, también se caracteriza por una diversidad de producción agrícola con cultivos intensivos y uso de riego tecnificado. La actividad silvoagropecuaria aporta más de un 32% del producto geográfico bruto regional. La región se constituye por las provincias de Cauquenes, Curicó, Linares y Talca. De acuerdo con el Censo Agropecuario 2007, posee una importante superficie plantada con el cultivo (3.341,74 ha), donde destacan la provincia de Linares (1.510,34 ha) y Talca (1.105,7 ha). Las comunas con mayor producción son Yerbas Buenas, San Javier, San Clemente, Colbún; y en el borde costero, Chanco y Pelluhue. Época de plantación. Si bien es posible diferenciar tres períodos de producción, en la Región del Maule predomina la papa de primavera verano, que se planta entre agosto y septiembre para cosechar en marzo; y, papa de verano que se planta desde mediados de enero a febrero, para cosechar en mayo. Los rendimientos esperables son de 35 t/hay 25 t/ha, respectivamente. Existe una tendencia a realizar plantaciones tempranas, a salidas de invierno, con variedades precoces con el objetivo de obtener de la plantación comercial, tubérculos que se usan como “semilla”, para una segunda plantación en el mes de enero. Condición de clima. La Región del Maule presenta clima mediterráneo templado de estación seca y lluviosa de igual duración, el cual marca el inicio de la zona centro sur de Chile. Los veranos son comúnmente cálidos y secos, al contrario de los inviernos que suelen ser lluviosos y frescos, con frecuentes heladas influidos por el efecto continental. Las precipitaciones van desde 700 mm en los valles hasta 2.140 mm en la cordillera maulina. Las medias generales de temperatura en verano son de 20 °C, con gran cantidad de días soleados y horas de luz. Los inviernos son templados, con temperaturas medias de 7 °C en los valles, pudiendo llegar a temperaturas de -5 °C en ciudades como Talca o Linares. La nieve es común en los sectores precordilleranos y cordilleranos, que se transforma en el principal afluente de riego para la agricultura durante el periodo estival. Condición de suelo . Se reconocen las siguientes zonas geomorfológicas: Cordillera de los Andes, Depresión Intermedia, Cordillera de la Costa y Planicies Litorales. Las principales zonas productoras se ubican en el sector de la depresión intermedia, donde se realiza un cultivo bajo condición de riego. Esta zona es una planicie suavemente ondulada, que ha sido rellenada con sedimentos provenientes del vulcanismo, la acción fluvial y los procesos glaciares. De igual forma es posible encontrar producción de papa en las planicies litorales (suelos de vega) particularmente en localidades como Pelluhue y Curanipe. Variedades utilizadas. Existe una gran cantidad de variedades que son usadas en la región. Entre ellas es posible encontrar: Desirée, Pukará-INIA, Karú-INIA, Amadeus, Ultimus, Asterix, Cardinal, Rodeo, Rosara y Patagonia-INIA. La variedad Ultimus se utilizaba para las plantaciones de temprano, siendo desplazada por variedades de latencia corta y comportamiento más precoz como es el caso de Pukará-INIA y en menor medida por Rosara y Asterix. CO

Leer nota completa

¿Vale la pena arriesgarse a producir café orgánico?

La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho para producir. De modo que tenemos que innovar constantemente y debemos inventar nuevas formas de mejorar la calidad del café. Perspectiva del Productor: ¿Vale la Pena Arriesgarse a Producir Café Orgánico? Volverse orgánico no es una decisión que se toma a la ligera, la producción de café implica una visión a largo plazo, una comprensión profunda de las plantas de café y creatividad. La producción orgánica de café requiere de lo mismo, pero en dosis más grandes. Hablamos con Oscar Omar Alonso, un micro productor de café de Honduras quien ha estado trabajando con Café Orgánico Marcala (COMSA) para volverse orgánico. No ha sido fácil, de hecho él ha tenido pérdidas devastadoras pero dice que valió la pena. A continuación lo que nos dijo. Una Industria Retante “La producción de café no genera lo suficiente en nuestra región, y tenemos que invertir mucho para producir. De modo que tenemos que innovar constantemente y debemos inventar nuevas formas de mejorar la calidad del café”, dice Oscar. De acuerdo con The Telegraph, el 92% de los 110.000 productores de café de Honduras son pequeños propietarios. Los cuales son particularmente vulnerables a las fluctuaciones del mercado y malas cosechas. “Crecí en una situación difícil, mi padre fue asesinado cuando yo tenía 5 años y crecí con mi abuela. Era difícil hacer que nos alcanzara el dinero, así que mi familia y yo tuvimos que luchar mucho… tuvimos que empezar prácticamente de cero.” “En 1994, conocí a Rodolfo Peñalba, quien es ahora el Gerente General de COMSA.” COMSA es una cooperativa de café orgánico que trabaja por la conservación del agua y el suelo, como también la conservación de la flora y fauna de la región. La erosión del suelo y la contaminación del agua pueden causar serios problemas a los productores y al medio ambiente, mientras que la biodiversidad brinda protección de las plagas. “Él me motivó… y yo seguí su consejo. Se necesita de ideas y no dinero. Si solo buscamos dinero y no ideas, nos acostumbramos a gastar en lugar de crear.” Pasando a Orgánico “Cuando yo tenía 6 años, sembré mis primeros 25 árboles de café”, me dice Oscar. “Cuando tenía 25 años en 1997, sembré 1.500 árboles de café en mi finca, en ese entonces utilizaba fertilizantes químicos.” Luego Oscar decide volverse orgánico, tenía una plena convicción de que mejoraría su café y protegería el medio ambiente. De modo que con el apoyo de Rodolfo Peñalba, hace la transición. Pero los resultados lo sorprendieron. “Producía 850 quintales (aproximadamente 39.100 kg) de café en el año 2000. Pero cuando pasé a ser orgánico, la producción disminuyó a 80 quintales (aproximadamente 3.680 kg)” La disminución en la producción es común con el café orgánico, pero Oscar había perdido cerca del 90% de su producción normal. Él pensó que no iba a sobrevivir, que nunca iba a ser rentable, me dijo que comenzó a tomar y que incluso era mejor morir. La producción orgánica puede provocar una disminución en la cosecha. Encontrando la Motivación para Continuar Hubiera sido fácil para Oscar renunciar a la producción de café orgánico. En lugar de eso, él buscó una nueva motivación y la encontró en la imagen de una bicicleta. “Cuando conduces una bicicleta, tienes que pedalear para avanzar, tienes que seguir y pensar cómo mantener el equilibrio ya que una bicicleta no tiene reversa. Una bicicleta fue mi inspiración en el momento más difícil de mi vida”, dice. Cual bicicleta, se volvió su lema. De hecho, cambió el nombre de su finca por Cual bicicleta, y se siente orgulloso cada vez que vende el café con este nombre. Probando Métodos Experimentales “Soy el primer productor en Honduras que usa la cáscara de coco, la cual es rica en minerales para los fertilizantes orgánicos,” dice Oscar. Y es esta técnica lo que él considera que le brinda perfiles increíbles de sus cafés. Él produce micro lotes de alta calidad y me dice que la cáscara de coco les aporta una fuente importante de minerales y humedad. Reúne las cáscaras vacías y las entierra al pie de los árboles de café durante la época seca cuando los árboles necesitan más esa humedad extra. Le tomó mucho tiempo para descubrir esta técnica, con el paso de los años experimentó con diferentes frutas para conocer cual tendría el mejor efecto en el cultivo. Pero fue la cáscara del coco lo que él percibió que brindaba un mayor impacto. ¿Valió la Pena Volverse Orgánico? Oscar consiguió la certificación Orgánica y de Fairtrade en el año 2001. Y desde ese entonces, dice que ha notado un crecimiento significante en tanto la calidad como el precio de su café con el paso de los años. Hoy, recibe 325 dólares por quintal, más 15-25 centavos de dólar por libra por su calidad. Su café se vende en Taiwán, Corea, Estados Unidos, entre otros, a través de empresas como Royal Coffee. Esto no sucedió de la noche a la mañana. Le ha tomado a Oscar 15 años y mucho trabajo para lograr este éxito. Pero a pesar de las dificultades, dice que la producción de café orgánico es lo mejor que pudo haber hecho. Entrevista realizada por H. Wilson, CEO y fundador de PDG y A. K. Molina Ospina. Escrito por A. K. Molina Ospina. Royal Coffee es patrocinador de Perfect Daily Grind. Perfect Daily Grind no está asociado con ninguna de las personas mencionadas en este artículo. Esta entrevista fue realizada, escrita y publicada de forma independiente de Royal Coffee. CO

Leer nota completa

Córdoba referente nacional en producción de frijol orgánico

La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable, que hace constar la producción orgánica de este alimento, siendo importante que el esfuerzo de cuatro años desarrollado por la Administración Municipal que encabeza el presidente Tomás Ríos Bernal se hiciera constar en los registros internacionales impulsados por este tipo de organizaciones junto con la Unión Europea Córdoba, Ver.- A través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), Córdoba fue incorporada al catálogo del Instituto Interamericano de Agricultura Tropical como el municipio donde se utilizó la transferencia de tecnología en el campo para la producción exitosa de frijol, libre de fertilizantes y agroquímicos. “La siembra de frijol en Córdoba fue avalada por la Asociación Mexicana de Agricultura Sustentable, que hace constar la producción orgánica de este alimento, siendo importante que el esfuerzo de cuatro años desarrollado por la Administración Municipal que encabeza el presidente Tomás Ríos Bernal se hiciera constar en los registros internacionales impulsados por este tipo de organizaciones junto con la Unión Europea”, expresó Francisco Javier Ugalde Acosta, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) Campus Cotaxtla. Agregó que durante el periodo 2014-2017 se utilizó esta tecnología, consistente en la siembra de frijol con resistencia a enfermedades, por lo que Córdoba se integra a la lista de municipios que se han registrado en esta actividad a partir de 1998 a la fecha. “Este análisis lo hace la Unión Europea a través de su Comisión de Agricultura, que opera en Centro y Latinoamérica, también el Instituto Interamericano de Agricultura Tropical que es un centro de investigación internacional; de alguna manera era importante que quedara registrado porque no en todos los sitios se está haciendo la transferencia tecnológica a través del frijol que no necesita fertilizantes ni fungicidas, esto es valioso porque también se lleva a la sociedad una mejor producción y consumo”, expresó. En este sentido, precisó, el Ayuntamiento de Córdoba es ejemplo de transferencia tecnológica con resultados favorables, la agroinversión llega a mil 200 productores y ya en la siembra de frijol se tienen más de 20 variedades. El entrevistado, quien trabajó de la mano con el área de Desarrollo Económico a través del departamento de Fomento Agropecuario, mencionó que es importante lo que Córdoba ha realizado, porque ha invertido en un cultivo alternativo como es el frijol para el sector campesino, como una opción para ser autosustentables, primero, y después comercializar y a la vez obtener una producción alta en nutrientes que favorecerá la salud de los ciudadanos. De tal forma que el registro entregado al Ayuntamiento de Córdoba, a través del presidente Tomás Ríos Bernal, contiene la superficie trabajada, número de productores, producción que tuvo el agricultor, así como la relación costo-beneficio de parte del productor, pero también la relación beneficio de la inversión que hace el Ayuntamiento de Córdoba en materia de uso o promoción de estas semillas. CO

Leer nota completa

Más leídos

La producción de leche orgánica en la región Puno Perú: una alternativa de desarrollo sostenible (Primera parte)

El consumo de productos orgánicos viene creciendo en todo el mundo y la leche orgánica no es la excepción. En Puno, por sus características geográficas, culturales e históricas, la producción agropecuaria aún mantiene tecnologías de producción ancestrales, buscando el equilibrio con el medio ambiente, con un uso mínimo de fertilizantes y pesticidas, con lo que se muestra un enfoque en la sostenibilidad y una tendencia a producir orgánicamente. 1. Introducción En los Andes (especialmente el Altiplano), los procesos de producción pueden considerarse orgánicos por el mínimo uso de fertilizantes y pesticidas comparado con otras regiones en el mundo. En Puno, la producción de leche es una de las principales actividades económicas desarrolladas entre 3.000 y 4.000 metros de altitud; va creciendo desde el año 2000, y es actualmente la sexta cuenca lechera más importante del Perú, con una producción del 3.78%, aproximadamente 200.000 mil litros/día. Más del 80% de la producción está concentrada en las provincias de: Melgar, Azángaro, Puno y Huancané, y se la destina principalmente al procesamiento de derivados lácteos, venta directa al consumidor y consumo propio. La cría de ganado ocupa casi 50% de la PEA y se caracteriza por el minifundio (54% de productores posee menos de 3 has). Así, si bien existe potencial, se precisan nuevos enfoques de desarrollo sostenible basado en la producción de leche orgánica, considerando su creciente demanda mundial, que está impulsada por la percepción del consumidor sobre calidad, inocuidad y efectos positivos de prácticas agrícolas orgánicas sobre el medio ambiente. En este contexto, este trabajo tuvo como objetivo realizar una simulación de la producción de leche orgánica y evaluar su viabilidad económica y su riesgo, para presentarla como una opción o no de desarrollo sostenible para la Región Puno. Para ello, se utilizaron herramientas metodológicas de evaluación de proyectos, entrevistas a productores e investigadores del área, datos secundarios e información bibliográfica idónea para el área de estudio.   2. Revisión bibliográfica    2.1 Agricultura orgánica Para la comisión del CODEX ALIMENTARIUS1 , los términos ecológico, orgánico o biológico son equivalentes. La misma define la agricultura orgánica como: “un sistema holístico de gestión de la producción que fomenta y mejora la salud del agro ecosistema, y en particular la biodiversidad, los ciclos biológicos, y la actividad biológica del suelo. Hace hincapié en el empleo de prácticas de gestión prefiriéndolas respecto al empleo de insumos externos a la finca, teniendo en cuenta que las condiciones regionales requerirán sistemas adaptados localmente. Esto se consigue empleando, siempre que sea posible, métodos culturales, biológicos y mecánicos, en contraposición al uso de materiales sintéticos, para cumplir cada función específica dentro del sistema.” (http://www.fao.org/ag/esp/revista/9901sp3.htm) Por su parte, la “National Organic Safety Board” de los Estados Unidos la define como un sistema de producción ecológica que promueve y alienta: la biodiversidad, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo, basado en el uso mínimo de recursos externos de la explotación y en prácticas de manejo que restauren, mantengan y fomenten la armonía ecológica; mientras que el término ecológico representa un proceso de producción amigable con el medio ambiente. La agricultura orgánica tiene una fuerte relación con el medio ambiente y se caracteriza por el bajo uso de insumos externos en el agro-ecosistema, los cuales deberían provenir de la propia granja o ser producidos dentro de la región, porque su objetivo es producir productos de calidad de manera sostenible sin dañar el medio ambiente. Por este motivo, en décadas recientes captó mayor atención en materia de política agrícola y desarrollo rural; y con el crecimiento de interés del público por la seguridad y la calidad alimentaria, el bienestar animal y los recursos naturales, la filosofía de la agricultura orgánica y su práctica alcanzaron mayor aceptación y direccionaron su demanda pública para disminuir la contaminación ambiental. Por otro lado, se la considera ecológicamente sostenible si sus emisiones contaminantes y el uso de fuentes naturales pueden ser soportadas en el largo plazo por el medio ambiente, lo cual puede medirse con un estudio de impacto ambiental. Un caso a mencionar es Holanda, donde la sostenibilidad representa un tópico importante en su producción lechera, pero en general la política agrícola en Europa se enfoca en la sostenibilidad del medio ambiente y de la agricultura. En este contexto, la producción de leche es una actividad agrícola que causa efectos ambientales secundarios, como emisión de gases de invernadero y sobreenriquecimiento de nutrientes en la superficie del agua. Un camino para cumplir con futuras políticas ambientales es convertir un sistema de producción de leche convencional en uno orgánico, debido a que la producción de leche orgánica tiene bajo impacto ambiental, porque las emisiones de gases contaminantes que produce la agricultura orgánica representan un 14% menos que los de la agricultura convencional, como ocurre en el mencionado caso de Holanda. 2.2 Leche orgánica El crecimiento de la producción de leche orgánica es notable. El mayor crecimiento se da en Europa, principalmente en Austria, Suecia, países escandinavos, Alemania y Holanda. Está estimulado por la reacción a diferentes problemas en los productos de origen animal y por diversas creencias: que el alimento orgánico está libre de residuos, es producido de forma amigable con el medio ambiente y considera el bienestar del animal, con lo que justifica su alto precio. Sin embargo, esas creencias no están probadas científicamente, aunque son de gran importancia para los consumidores. En Estados Unidos, por ejemplo, la venta de leche orgánica es vital para su sistema alimentario, con ventas de 2.1 billones de dólares, la segunda categoría más grande de venta retail de alimento orgánico (15%). Su venta creció 23.6%, al tiempo que las ventas de leche convencional se estancaban, debido a que los consumidores reaccionaron en contra del uso de antibióticos, que son de uso relevante en la tecnología de alimentos, después de pesticidas y hormonas. En Suecia, por su parte, el mercado de alimentos producidos de forma orgánica ha mostrado un crecimiento desde los ´90. La leche es el de mayor venta (3% de leche vendida en 1998 fue orgánica) y no son sólo los consumidores los interesados en desarrollar su producción sino también su Parlamento, que estableció como objetivo ambiental para la agricultura sueca obtener una producción orgánica correspondiente al 10% de la tierra arable para el año 2000, e inclusive planteó que cerca del 75% de la leche sueca deberá producirse de acuerdo con principios orgánicos para el 2021. En este contexto, la producción ganadera, en particular los rumiantes (principalmente los bovinos), son parte integral del concepto mixto de agricultura orgánica, y de acuerdo con el enfoque clásico de la agricultura orgánica, deberían recibir una dieta predominantemente basada en forraje más que en alimento concentrado, con este último sólo como complemento en pequeñas cantidades, para balancear la ración alimenticia y emparejar requerimientos fisiológicos de los animales, pues al compararla con la producción convencional, la producción de leche orgánica se destaca por la mayor producción de cultivos y fertilizantes libres de pesticidas, prolongada estación de pastoreo y estrategia anti parasitaria sin drogas, entre otros factores (Fall et al., 2008), con lo que cumple su objetivo principal de mejorar el bienestar y la salud animal. Puede, entonces, definirse leche orgánica como aquella que proviene de ganado que cumple con altos niveles de exigencias legales en relación con la protección ambiental y bienestar de los animales, sin utilizar productos químicos ni organismos genéticamente modificados. Los animales sin confinamiento pueden producir leche con mejor clasificación de producto orgánico, como indica la investigación patrocinada por la cooperativa de leche orgánica británica (OMSCO): concluyó que la leche orgánica tiene 68% más ácidos grasos de Omega-3 que la leche convencional; el Omega-3 se asocia con la reducción de enfermedades cardiacas. Por lo tanto, lo orgánico se relaciona con la agricultura sostenible, porque en el largo plazo: mejora la calidad del medio ambiente y de los recursos naturales que satisfacen las necesidades básicas; es económicamente viable; y mejora la calidad de vida de los productores. Se vincula con la salud, el sabor y la calidad superiores, a diferencia de la leche convencional, que emplea la tierra desequilibrando el uso de recursos, por la sobreexplotación e incorporación de elementos por encima de la capacidad metabólica del medio ambiente. 2.3 Producción de leche en Puno El sub-sector pecuario es una de las actividades económicas más importantes en la región Puno, y dentro de ella se destaca la producción de bovinos de leche y carne. En el 2007, el sub-sector pecuario creció 3,2%, principalmente por la producción de leche, debido a una fuerte tendencia a la producción de derivados lácteos, apoyada por el incremento de instalación de pastos y forrajes. La producción de leche convencionalse encuentra en manos de pequeños, medianos y grandes productores. Al 2006 las cantidades producidas variaron entre 351 a 1.237 kg/vaca/año con productividad media de 1,3 l /día, destacando productores que superan los 5,500 kg/vaca/año (semi-confinamiento) y 8,000 kg/vaca/año (en confinamiento) que obtienen este incremento principalmente por la mejora en la alimentación y el mejoramiento genético. En la última década la producción creció de manera constante, con un 194% entre el 2001 y 2009, y el 82% de esta producción se concentró en 4 de las 13 provincias de la región, que también concentran el 68.1% de la población de ganado lechero y se ubican a 3,800 de altitud; son condiciones climatológicas duras para la producción, pero estas provincias muestran capacidad y potencial. Este crecimiento se explica por los continuos programas gubernamentales y no gubernamentales desarrollados hace más de una década, con el objetivo de mejorar la producción y la productividad del sector lechero. Un ejemplo son las instalaciones de  centros de colecta y enfriamiento en distintas provincias de la región: Taraco (Huancané), Mañazo (Puno) y Ayaviri (Melgar), promovidas por el Ministerio de Agricultura e impulsado además por la demanda de derivados lácteos con valor agregado (yogurt, queso y mantequilla), principalmente queso, cuya producción estimada es de volúmenes mayores a 1,000 l /día, procesados por 180 plantas queseras (incluidas las artesanales). Con respecto a los precios, estos varían según la época y lugar de producción entre S/. 0.60 / l y S/. 0.70 / l. La empresa GLORIA (una de las grandes empresas de lácteos del Perú) tiene instalados centros de acopio en Taraco (Huancané) y Ayaviri (Melgar), y paga hasta 0.85 centavos el litro, dependiendo del contenido de grasa de cada rebaño, este precio es similar al pagado por pequeñas plantas de elaboración de queso y yogurt que junto a la localización y proximidad de éstas, son motivos de razón para destinar la leche mayormente a la transformación de queso y yogurt; sin embargo, también se comercializa en las principales ciudades directamente al consumidor, a precios entre S/. 1.50 y S/. 1.80.   En relación a las razas, a inicios del siglo XIX Perú importó ganado de leche de origen suizo, especialmente raza Durhman para la Costa2 en 1905 y Brown Swiss y Normandos en 1908 para la Sierra3. Al final de la primera guerra mundial, se introdujeron cantidades significativas de bovinos de leche de raza Holstein proveniente de los Estados Unidos, Chile y Argentina, y raza Brown Swiss, de Estados Unidos; sin embargo, la predominancia es de la raza Criolla (mezcla de razas mejoradas continuamente con el pasar del tiempo). Las razas de ganado lechero se encuentran en diversas regiones naturales de Puno, predominantemente en las áreas agro-ecológicas: Circunlacustre, con precipitación pluvial total entre 650 e 750 mm y temperatura media anual entre 1°C a 15°C, con periodo libre de heladas de 150 a 180 días; Suni, con temperatura media entre –1°C y 16°C, precipitación pluvial total de 600 a 850 mm y periodo libre de heladas de 50 a 150 días, considerada como zona de mayor prosperidad para el ganado; y Selva Alta o Rupa Rupa con clima templado-caliente con temperaturas entre 12°C a 35°C, precipitación pluvial media anual de 1,500 a 2,000 mm y explotación pecuaria extensiva, dispersa e incipiente. En estos sistemas ecológicos ricos en biodiversidad, se establecieron áreas de protección para conservar y/o dirigir esos espacios respetando el medio ambiente. Respecto de la producción orgánica en la región, se desconocen casos de producción de leche orgánica; sin embargo, existen iniciativas individuales y de asociaciones de productores que buscan inversión privada y pública para desarrollarlas, respaldados en la ley N° 29196 sobre promoción de la producción orgánica. Esta aún precisa ser reglamentada pues no expresa detalladamente los procedimientos para la producción de leche orgánica. 2.4 Costos de producción de leche orgánica Los casi inexistentes trabajos desarrollados y publicados sobre producción de leche orgánica en los Andes Sudamericanos, y en especial en los Andes Peruanos, nos obligan a considerar valores y estudios de otras latitudes. En el caso de los costos de producción en California (Estados Unidos), al considerar una muestra de 20% de ganado lechero determinaron que el costo de producción de leche orgánica es 10% mayor al convencional. Por su parte, McBride y Greene, también en Estados Unidos, indican que el costo de producción de leche orgánica está entre 5 y 8 centavos de dólar más que el costo convencional. Por otro lado, la “Consejería de Educación y Ciencia (CEyC), Corporación Alimentaria Peñasanta, La Oturense y la Coordinadora Asturiana de Agricultura Ecológica (CADAE)” (2004) determinaron que las ventajas de la producción ecológico-extensiva respecto de la intensiva están en el control de costos variables, amortizaciones, costo de oportunidad del capital y costo de mano de obra propia. 2.5 Mercado de leche orgánica La agricultura orgánica se incrementó entre 25% y 30% en la década de los ´90, y el número de granjas pasó de 20,000 (1992) a más de 120,000 (1999). Dinamarca es el país de mayor consumo de leche orgánica (14% de su consumo total); en Suiza, 25% de las ventas totales de productos lácteos corresponde a productos orgánicos; por su parte, México aún está en proceso de desarrollo como la mayoría de países latinoamericanos. Los mercados de productos lácteos orgánicos están en expansión tanto por el incremento de innovaciones técnicas como por las campañas publicitarias, especialmente en la Unión Europea. La granja de leche orgánica tiene mayor opción de venta directa al consumidor; y las industrias de leche orgánica, más probabilidad de vender por medio de contratos. En la Región Puno, al no existir producción conocida de leche orgánica, no se tiene un mercado desarrollado; sin embargo, representa un mercado potencial pues los principales consumidores de productos orgánicos son turistas internacionales de alto poder adquisitivo que visitan Puno, el segundo lugar más visitado del Perú por turistas internacionales: 179 mil en 2009. En su mayoría, provienen de  Estados Unidos, Europa y Asia , zonas donde el consumo de productos orgánicos es mayor por la elevada renta y la búsqueda de productos más saludables. Respecto del mercado local (principalmente la ciudad de Puno), no existe información de su consumo, pero podemos mencionar como dato importante que la oferta de leche fresca llega al 20% de la producción, y éste es adquirido directamente por el consumidor (lo que evidencia un nicho que puede ser explotado) pues el resto de la producción es dirigido principalmente a la elaboración de queso, yogurt y otros derivados. 3. Materiales y métodos Para determinar la viabilidad económica y el nivel de riesgo del modelo simulado de producción de leche orgánica se utilizó información del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), Ministerio de Agricultura (MINAG), Programas sectoriales (AGRORURAL, INIA), Instituto Nacional de Estadística (INEI), Cámara de Comercio y la Producción de Puno (CCPP), Plan Estratégico de Desarrollo de la Producción de Lácteos de la Región Puno, Plan Ganadero - Puno al 2015, ONGs (CARITAS, CARE), Gobierno Regional de Puno y la FAO (Food and Agriculture Organization). También se realizaron cotizaciones de proveedores y entrevistas a investigadores y productores del sector lechero. Los métodos para medir la viabilidad económica fueron: Valor Actual Neto (VAN), el cual indica el retorno monetario de la inversión y es uno de los indicadores más utilizados para evaluar la viabilidad económica; Valor Anual Equivalente (VAE): este método convierte todo el valor actual neto del proyecto en una serie de pagos iguales y pasados entre fechas 1 y n; Tasa Interna de Retorno (TIR), que se genera cuando el Valor Actual de la inversión es igual a cero (llamada también tasa efectiva de rentabilidad); Tiempo de Retorno del Capital (PAYBACK DESCONTADO), tiempo en el cual se recupera el capital considerando un flujo de caja descontado, a una determinada tasa de interés Relación Beneficio - Costo (B/C), que verifica el valor del VAN en relación con la cantidad invertida; es decir, “se identifica el Valor Actual Neto por unidad de inversión” (ver Figura 1). Para analizar el nivel de riesgo, se utilizaron los análisis de escenarios, de sensibilidad y de simulación de Monte Carlo, empleando factores-clave elegidos según las respuestas de productores e investigadores, y contrastando con bibliografía sobre el tema. El análisis de escenarios es una técnica que ayuda a analizar la sensibilidad del valor de una inversión bajo diferentes situaciones o escenarios que pueden surgir en el futuro. En el análisis de sensibilidad en el punto de equilibrio (Breakeven Analysis) se igualó el valor del VAN (Valor Actual Neto) a cero y se analizaron sus variaciones. Finalmente, El Análisis de simulación de Monte Carlo (Riesgo) muestra lo que puede suceder con los flujos de caja futuros de una inversión, además de resumir las posibilidades en una distribución de probabilidades, siendo su característica principal la interacción de los factores-clave. Para simular la producción de leche orgánica, y determinar su viabilidad y evaluar su riesgo, se consideraron determinadas características (Ver Tabla 1). La granja fue localizada encima de los 3,000 metros de altitud, con un área total de 6.5 hectáreas; la raza fue Criolla (adaptada a zonas alto-andinas hasta 4,200 m de altitud) en número de 6, con extensión de pastoreo de una vaca por hectárea y alimentación en base a pastos naturales y cultivos de alfalfa y avena, además de concentrado orgánico (suplementario) basado en minerales, sales y derivados de cultivos andinos. Se asumió una productividad por vaca de 10 litros/día (según investigadores de la zona). Se estableció un horizonte de tiempo de 6 años, con el primer año de pastos cultivados (alfalfa y avena) y naturales listos para iniciar la producción. El sistema de producción fue semiextensivo, caracterizado por la crianza sin confinamiento y pastoreo al aire libre todo el año. Se asumió la comercialización mediante pre-contratos con hoteles y restaurantes turísticos. Los costos de producción se calcularon sobre la base de la media de cotizaciones realizadas a proveedores de insumos, materiales y equipos, y por recomendación de productores e investigadores. La moneda de análisis fue el sol o nuevo sol (S/.), parte del capital se considera propio y el restante, préstamo, y la tasa de descuento se consideró sin inflación (19.51% anual). Estas características están enmarcadas en el objetivo de buena relación con la naturaleza y equilibrio entre producción y conservación. CO Continuará...

Leer nota completa

¿Qué leche bebemos?

El mercado ha desarrollado alternativas vegetales aptas para alérgicos y veganos Cleopatra se bañaba en ella para potenciar la blancura de su piel e Hipócrates, considerado el padre de la Medicina, la utilizaba para curar enfermedades y como antídoto para envenenamientos. La leche, un alimento consumido por más de 6,000 millones de personas en todo el mundo –73 litros por persona de media en 2014–, según la FAO, es una de las bases de la alimentación. Los neolíticos ya empezaron a consumirla de forma regular con la domesticación del ganado y los griegos y romanos pensaban que beber este líquido semiviscoso y blanquecino era una costumbre bárbara. Fuente de nutrientes fundamentales para el desarrollo humano, tales como proteínas, carbohidratos, calcio, magnesio, potasio, yodo, zinc fósforo y numerosas vitaminas del complejo B, así como A y D, hacen de éste un alimento muy completo que favorece la formación de músculos, huesos y dientes. Otras evidencias científicas documentan sus beneficios para reducir la presión arterial. Además, la leche, compuesta en su gran parte de agua, estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor que produce en el organismo efectos calmantes e inductores del sueño. Por este motivo, se recomienda su consumo antes de acostarse para ayudar a combatir el insomnio y los estados de ansiedad. Cobra especial importancia el calcio, ya que la leche se considera una de las mayores fuentes de este mineral. “Diversas investigaciones señalan que el calcio procedente de lácteos es más beneficioso que el de otras fuentes. Además, en una dieta media, estos proporcionan el 65-75% de las cantidades diarias recomendadas, lo que tiene gran valor si tenemos en cuenta que más del 75% de los españoles toman menos calcio del recomendado”, afirma Isabel Pérez, nutricionista de la Asociación de Dietistas y Nutricionistas de Madrid (ADDINMA). Además, su composición no sólo aporta calcio, sino que sus nutrientes favorecen a su correcta absorción por parte del cuerpo humano. Pocos alimentos poseen su calidad nutritiva, pero a pesar de ello, también trae consigo un amigo menos deseado: las calorías. Un vaso de leche entera casi engorda el doble que uno de desnatada –131 calorías frente a 74–, y la diferencia en cuanto a aporte de grasas totales y colesterol es también considerable. Según un estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, el 95% de los españoles consume más grasas saturadas de las recomendadas, y los lácteos son, después de la carne, los que contribuyen de forma más significativa al aporte de éstas a la dieta (un 22%). El aumento de la obesidad y del desarrollo de enfermedades cardiovasculares ha multiplicado el interés por la disminución del consumo de grasas, lo que ha llevado a mucha gente a optar por la desnatada. Si bien es cierto que en el proceso desaparecen importantes vitaminas (A, D, E y K), las marcas suelen enriquecerlas para que no tengan ninguna carencia. La nutricionista de la ADDINMA aclara que en ningún caso se le añade agua, como muchos consumidores piensan. “Esta percepción negativa viene dada por la diferencia de sabor. La grasa da el sabor característico de la leche entera, y esto hace que sea más apetecible para muchos”, asegura. La recomendación de la experta es la siguiente: “Optar por leche entera en la etapa infantil para asegurar la cobertura de las necesidades vitamínicas y, en el caso de los adultos, optar por la semidesnatada, por sus propiedades nutritivas equilibradas y, además, su buen sabor”. De hecho, esta opción es la más consumida en los hogares españoles: representa el 45.2% del volumen total, según un informe del Ministerio de Agricultura de España. La nutricionista recomienda consumir de dos a cuatro raciones diarias de leche y derivados, incrementándose en colectivos con necesidades nutricionales especiales como son los niños, mujeres embarazadas o lactantes, deportistas y personas de edad avanzada. Alergia e intolerancia Entre un 2% y un 5% de la población padece alergia a la leche, un problema más frecuente en niños que en adultos. De hecho, “se trata de la primera causa de alergia alimentaria en niños por debajo de los dos años”, cuenta Juan Bartra, presidente del Comité de alergias alimentarias de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. “Este problema tiende a desaparecer en la edad adulta, aunque en algunos casos persiste”, afirma. Pero no hay que confundir alergia con intolerancia. En el caso de la alergia, es el sistema inmunológico el que reacciona ante las proteínas de la leche. Sus síntomas aparecen a los pocos minutos de ingerir el alimento y pueden ser leves, asociados a problemas abdominales, o provocar problemas respiratorios e incluso la muerte en casos severos, en los que sólo el contacto provoca una reacción. Por su parte, la intolerancia consiste en la incapacidad para digerir el azúcar presente en la leche, la lactosa, debido al déficit de lactasa, la enzima encargada de esta función. Los síntomas se manifiestan como trastornos gastrointestinales (distensión y dolor abdominal, diarrea, vómitos o flatulencia) que aparecen aproximadamente a los 30 minutos o dos horas de ingerir el alimento. Este problema tiene una causa genética y suele darse más en determinados grupos étnicos. “Parece que existe una relación directa con el hábito de tomar leche de las distintas poblaciones. En zonas ganaderas en las que tradicionalmente se han alimentado con leche animal, la incidencia de intolerancia a la lactosa es mucho menor que en las que no están habituados a consumirla”, afirma Sánchez. “Los recién nacidos segregan la enzima y su actividad comienza a disminuir tras el destete. Los asiáticos pierden mucho antes esta actividad (entre tres y cuatro años después de tomar el pecho) que los europeos, en los que no se alcanza su expresión más baja hasta los 18 años”, continúa. Patricia Ruas, científica del Instituto de Productos Lácteos de Asturias, reitera este argumento: “Entre la población centroeuropea se encontró hace 5,000 años una mutación en el gen que codifica la lactasa humana, que permite que esta enzima siga funcionando en la edad adulta, por lo que el número de intolerantes es menor”. Se estima que dos tercios de la población adulta mundial no produce una lactasa funcional. En asiáticos, árabes y africanos es mucho más frecuente la intolerancia, superando el 90% de casos. Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, los países mediterráneos se sitúan en la franja intermedia de intolerancia. En España, un 34% de la población padece algún grado de intolerancia y hay diferencias entre norte y sur, con un 20% y un 40% de incidencia respectivamente. Existe otro tipo de intolerancia temporal a la lactosa debido a causas como la celiaquía (reacción al gluten), ingesta de antibióticos, gastroenteritis, malnutrición o infección que afecta a la mucosa intestinal y hace que cambie la absorción. También hay un tercer tipo, detectado en casos aislados en Finlandia, debido a un defecto congénito. “Hay que tener en cuenta que la problemática de la lactosa es menor en el caso de consumo de productos lácteos fermentados (yogur o quesos, entre otros) puesto que los microorganismos que fermentan la leche hacen que los niveles sean menores”, afirma Ruas. Leches alternativas La principal leche de consumo humano en España es la leche de vaca, seguida de la leche de oveja y de cabra. Los diferentes problemas asociados a ella han provocado que la industria alimentaria se haya puesto manos a la obra en la producción de productos pobres (el 30% de lo habitual) o libres de lactosa. Federico Lara, coordinador científico del Instituto Puleva de Nutrición cuenta que “ésta ha sido la estrategia de la marca en los últimos años: adaptar la leche a las necesidades nutricionales de cada persona”. Asimismo, han introducido productos enriquecidos con calcio o soya (adecuados para niños y mujeres en la menopausia) y con omega 3, en los que se sustituye la grasa por aceites vegetales más saludables y ácido oleico, más apropiados para prevenir problemas cardiovasculares. De hecho, sólo cumplen los objetivos de consumo de estos ácidos grasos de un 12% a un 20% de la población española, según el informe de la Fundación Española de Nutrición. Por otro lado, en los últimos años ha aumentado el consumo de leches de origen vegetal que “cuentan con buen perfil nutritivo, aunque es recomendable que no se usen como sustitutivos de la de vaca, si no como complemento”, recomienda la nutricionista. Sus consumidores habituales son personas que siguen una dieta vegana o que por motivos de salud la consumen como alternativa. Se trata de bebidas elaboradas con frutos secos o cereales tales como el arroz, la cebada, la almendra, la soya o la avellana, entre otras posibilidades. Estas bebidas carecen de lactosa y caseína, lo que permite su consumo a intolerantes y alérgicos. Además, “proporcionan calcio en abundancia, pero en menor cantidad que la de vaca, y aportan proteínas, aunque no tan completas, ya que no contienen todos los aminoácidos esenciales”, cuenta la nutricionista Isabel Sánchez, algo a tener en cuenta para compensar las carencias. La científica del CSIC, Patricia Ruas, recuerda que a pesar de que puede que no cubran las necesidades nutricionales básicas, “estos preparados son ricos en esteroles vegetales, un análogo del colesterol animal, son bajas en grasas y tienen un alto contenido en vitamina B”. Su consumo en España y el mundo El consumo de leche es mayor en las naciones más avanzadas, pero la diferencia con los países en desarrollo se está reduciendo como consecuencia del aumento de los ingresos, el crecimiento demográfico, la urbanización y los cambios en los regímenes alimentarios. De hecho, desde comienzos de los 60, su adquisición en estos países se ha duplicado. En Europa y EEUU se beben 150 litros por persona al año, de 30 a 150 en India, Japón, África septentrional y meridional, Oriente Próximo y América Latina, y menos de 30 en África central y Asia oriental y sudoriental, según datos de la FAO. En España, el consumo ha aumentado progresivamente a partir de los años 50 de forma paralela al aumento del nivel de formación y capacidad adquisitiva, asociándose a una menor incidencia de enfermedades infecciosas y a la mejora del estado nutritivo. Sin embargo, durante los últimos años “se está produciendo una disminución del consumo asociado a la aparición en los medios de supuestos efectos perjudiciales para la salud, afirmaciones en su mayoría con poca base científica o que han hecho una interpretación sesgada de algunos estudios”, según un informe de la Fundación Española de Nutrición. Este tipo de mensajes han contribuido al descenso del consumo de leche, sustituyéndola por otras bebidas de origen vegetal “que no compensan los nutrientes”. Productos de granjas ecológicas Muchas marcas se han preocupado por lanzar al mercado leche orgánica, con un precio más elevado pero con propiedades más beneficiosas, según la comunidad científica. Los productos ecológicos son aquellos que se obtienen sin usar hormonas sintéticas, fertilizantes, ni conservantes. Para obtener esta leche se deja que las vacas pasten de forma natural, usando una dieta con forraje en vez de alimentarlas a base de piensos enriquecidos, basándose en una mentalidad de respeto al medio ambiente y el bienestar animal. Estos productos se distinguirán de los demás por el logotipo comunitario que lo cataloga como producto ecológico. Mucho se ha hablado de los beneficios de consumir esta leche. La universidad de Newcastle, en Reino Unido, concluyó que la producida en granjas ecológicas contiene dos o incluso tres veces más ácidos grasos omega 3, antioxidantes y vitaminas, que las demás, y de mejor calidad. CO

Leer nota completa

Estudio de Mercado de Productos Orgánicos en Sudáfrica (Segunda parte)

ACUERDO MERCOSUR-SACU MERCOSUR suscribió un Acuerdo de preferencias fijas con la Unión Aduanera Sudafricana (SACU), integrada por la republica de Sudáfrica y el Reino de Swazilandia. El APF incluyó un reconocimiento a los países de menor desarrollo de ambos bloques, concedíendose preferencias arancelarias exclusivas a ciertos productos solicitados por Paraguay Y SACU. El acuerdo cuenta con entendimientos sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (SPS) Régimen de Origen, Salvaguardias, Cooperación aduanera, quedando para ser tratado más adelante el tratamiento a preoductos en Zonas Francas. En la oferta total SACU al MERCOSUR sólo el 19.2% corresponde a productos agroindustriales, (250 ítems) quedando excluidos de preferencias 980 ítems de tales bienes. Algunos peces y moluscos, miel, legumbres, te, yerba mate, trigo duro, semilla de soja y aceite de soja, de girasol y de maiz, aceites mezcla, fructosa, legumbres conservadas, residuos de cereales, cueros y lana son los principales productos de Argentina que ontienen mejor acceso al mercado de SACU. La oferta arancelaria de MECOSUR se integra con 203 líneas agroalimentarias, destancándose carnes porcinas, algunos peces, huevos, legumbres, te, frutas tropicales, bebidas alcohólicas, aceites esenciales, cueros y lanas. ARANCELES DE IMPORTACIONES El gobierno sudafricano ha efectuado grandes esfuerzos por aumentar la apertura de la economía a los negocios globales. En reciprocidad con los compromisos asumidos en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), ha eliminado los recargos sobre todas las mercaderías y sustituido casi todos los derechos de control cuantitativo. En 1997 se aprobó la ley de Comercialización de Productos Agropecuarios para promover la desregulación de los sistemas de comercialización. La política oficial respecto del sector es que, a largo plazo, quede protegido “primordialmente” mediante aranceles. Los derechos resultantes de fórmulas se aplican a las preparaciones de tomates, harina de maiz, cerezas y tabaco. por otra parte rigen derechos especificos para ciertos productos animales y de la pesca, bebidas, productos de la molinería, azúcar y productos de confitería. Sudáfrica consolidó sus aranceles sobre todo los productos contenidos en el Acuerdo de la OMC, con excepción de ciertas ovo albúminas. Las importaciones de pescado, crutáceos, moluscos, productos lácteos, avena, maíz, vino, vermouth y bebidas fermentadas están sujetas a controles aplicados mediante permisos. Asimismo rigen controles para la exportación de café y corteza de acacias. El proceso de racionalización arancelaria, destinado a simplificar y racionalizar los aranceles, procura reducir la estructura de costos y limitar las distorsiones de los precios. Sin embargo, al generar una progresividad arancelaria desde los productos primarios hasta los finales con tipo de 10% 20% y 30% como máximo generales para las metrias primas, los productos semielaborados y los productos finales, el proceso puede incrementar la protección efectiva y acentuar el grado de intensidad de capital en la actividad manufacturera. Las líneas arancelarias se redujeron seis niveles, que oscilan entre el 0% y el 30%. De todos modos, por razones de renta nacional, se aplican tasas superiores sobre algunos productos como, por ejemplo, bebidas alcohólicas, vinos, cerveza, cigarrillos, tabaco y autos nuevos. El promedio del arancel aplicado de Sudáfrica es de 5.8% para productos agrícolas 9.1% y para no agricolas 5.3%. En el caso de Sudáfrica, los aranceles de agroalimentarios productos orgánicos tienen un componente específico (Rand/Kg) de modo que las mercaderías de alto valor tienen un porcentaje menor. Los niveles arancelarios son: • Productos primarios, bienes intermedios y de capital: 0% a 10%. • Maquinaria, aviones, vehículos, software, artículos electrónicos, etc: 10% a 15% • Bienes de consumo: 15% a 30% • Bienes de lujo (por ejemplo joyas, antigúedades y similares) 40% o mas. Como estado miembro de la OMC, Sudáfrica adoptó el Sistema Armonizado (HS-HarmonizedSystem) para la clasificación de importaciones. Los aranceles son calculados sobre el valor FBO, con la adición del valor aduanero. Muchas mercancías en especial, las clasificadas como industriales ingresan libres de aranceles en ls casos en que éstos se aplican, la tasa oscila entre el 5% y el 25%. Dado que los automóviles, en particular, son objeto de un grado mayor de proteccionismo, sus importaciones están gravadas por aranceles superiores. Por su parte, las mercancías introducidas en territorio Sudáfricano cuyo valor no excede 400 Rands (moneda nacional) no están gravadas por tasas de importación alguna ni requieren de un permiso de imporatción para su ingreso. Por último, conviene señalar que Sudáfrica, en concordancia con su proceso de simplificación arancelaria, está consolidando categrías para mercancías con caracteristicas similares y reduciendo las tasas tributadas para el ingreso de artículos foráneos. Como se mencionara anteriormente respecto al sistema arancelario por el momento no existen posiciones arancelarias especificas para productos orgánicos. Lo que se detalla a continuación son los aranceles que se rigen para sus homonimos convencionales. Por otra parte se perciben otros gravámenes especificos sobre ciertos productos agropecuarios, importados o nacionales, como el sorgo, semillas oleaginosas, semillas de alfalfa, frutas secas, carnes, mohair y leche. Se cobran con el fin de impulsar les investigaciones acerca de los productos respectivos. Estos gravámenes comprenden dos elementos que, en conjunto oscilan entre 0,02 rand por kg en el caso de la carne y 0,342 rand por kg en el caso del mohair. IMPUESTOS Sudáfrica aplica un impuesto sobre el valor agregado (IVA) del 14% a bienes y servicios, ya sean de producción nacional o de imporatción. Este gravamen se aplica sobre la base FOB más los derechos ad valorem. Los servicios también tributan IVA. El impuesto se calcula sobre el total facturado por la contrapresentación brindada o por el precio del mercado (el que sea más elevado.) Entre las principales exenciones se hallan las mercancías destinadas para reparar, renovar tratar o modificar otras mercaderías. temporalmente admitidas en Sudáfrica y exentas de aranceles de imporatación. Impuesto sobre consumo especifico: tanto los artículos de lujo, las bebidas alcohólicas y sin alcohol, el tabaco, las aguas minerales, los vehículos y algunos productos derivados del petróleo están gravados con el llamado “SpecificExciseDuty”. La versión ad valorem de este impuesto sobre consumos específicos se aplica a máquinas de oficina, cosméticos, motocicletas y home entertainment products. Dependiendo del producto de que se trate, la tarifa oscila entre el 5% y el 10%. Impuesto al lujo: este gravamen impone tasas del 15% sobre mercancías tales como cámaras fotográficas con revelado instantáneo, cosméticos, máquinas para oficina, motociclletas, etc. El tributo se calcula sobre la base FOB más el (VAT.) Otros impuestos: entre los demás tributos se destacan los aplicados a las empresas y a las rentas personales. En el primer caso, la tasa es del 30% y conlleva un gravamen secundario del 12.5% sobre los dividendos declarados. En el segundo, la alícuota asciende al 41% en su tasa (marginal) más alta. Las exportaciones y la provisión de ciertas marcancías y servicios, como los insumos agrícolas (por ejemplo, piensos, semillas, fertilizantes, plaguicidas y medicamentos veterinarios), ciertos productos alimenticios básicos (por ejemplo, pan, harina de maíz, huevos, leche, frutas y hortalizas) y los servicios de transporte internacional tienen tasas nulos a efectos de reembolso del IVA. No se paga IVA sobre las imporatciones temporales ni las importaciones de productos para la elaboración destinados a la exportación. Están exentos de IVA los intereses de los préstamos, los intereses de las cajas de jubilación, el alquiler de viviendas, el transporte de pasajeros por carretera o por ferrocarril y los servicios de enseñanza. Los ingresos en concepto de IVA casi se duplicaron pasando de 35.9 millones de rand a 70.6 millones de rand estimados. Además de las consecuencias en materia de IVA y las otorgadas a todos los países de la SACU, Sudáfrica puede proporcionar descuentos con carácter selectivo a los empresarios industriales que acrediten que el arancel de importación sobre sus materias primas o componentes afecta en grado suatancial a su costo de producción y que necesitan el descuento para competir con los productos importados similares. Sudáfrica tiene también un sistema de devoluciones de derecho de giro que proporciona reembolsos por los derechos de importación que se han pagado por materiales utilizados en la producción de bienes de exportación. Dispone de servicios de depósitos de aduana seguros en zonas designadas (enumeradas en la lista del reglamento de aduanas e impuestos especiales) y se pueden utilizar para almacenar mercancías importadas sin tener que pagar derechos durante un máximo de dos años hasta que se necesitan para su utilización o reexportación. Las mercancías retiradas de un depósito de aduana quedan sujetas al pago de derechos sólo si se destinan al consumo interno. RESTRICCIONES NO ARANCELARIAS En Sudáfrica, las actividades mercantiles están abiertas tanto a los Sudáfricanos como a los extranjeros. Todos los importadores y exportadores deben registarse ante el Delegado del Servicio de Rentas Fiscales de Sudáfrica. Tras el registro, se asigna a todos los solicitantes un número codificado aduanero que debe figurar en todo los documentos comerciales. El proceso de registro dura como promedio un día; los comerciantes pueden utilizar un número codificado general expendido por la aduana a fin de comenzar las actividades de importación o exportación inmediatamente si a sí lo desean. El despacho de las importaciones suele requerir como máximo 24 horas para los fletes aéreos y dos o tres días para los marítimos, en función del puerto de entrada. Se debe presentar toda la documentación necesaria en las oficinas de aduana del puerto de entrada antes del despacho de las mercancías. El despacho de las expediciones a través de la aduana se puede realizar antes de su llegada a un puerto de Sudáfrica. En el caso de los fletes marítimos, tras el despacho de aduana el importador paga derechos al Servidor de Recaudación del Puerto y recibe el permiso de muellaje. El importador paga luego al operador, recibe una autorización y recoge las mercancías. Las oficinas de aduanas de distrito, más grandes, aceptan documentación alectronica para acelerar el proceso de despacho; sin embargo debe ir acompañada de una versión en papel, puesto que el documento impreso todavía se considera como declaración jurídica. LICENCIA DE IMPORTADOR Todas las mercaderías listadas en las Reglamentaciones de Control de importaciones requieren un permiso de importación que sólo se otorga a los importantes registrados. Por lo tanto, el empresario interesado en la operación debe solicitar registrarse como importador. Por otra parte mantiene controles de imporatción sobre ciertos productos agropecuarios, tambien algunos manufacturados y como se mencionara anteriormente, de ciertos minerales; está prohibida la importación de desechos y materiales peligrosos y de los productos restringidos por acuerdos internacionales. La importación de mercancías usadas está sujeta a controles o prohibida; y están sujetos a permisos de importación en virtud de reglamentaciones sanitarias y fitosanitarias los animales vivos y productos del reino animal, plantas y productos vegetales, miel, cera de abejas, organismos resultantes de manipulación genética y peces de agua dulce. La ley de Control de importación y exportación de Sudáfrica de 1953 autoriza al Ministro de Comercio e Industria, por el bien nacional, a proceder mediante la prohibición racionamiento u otro tipo de regulación de las importaciones relacionadas con la salud, el medio ambiente o la seguridad. Cabe aclarar que, bajo esta ley, la exención de control no implica necesariamente que la mercadería esté dispensada de otras exigencias. Por ejemplo podría tener que someterse a otras inspecciones, relacionadas con la salud pública, la eliminación de la difusión de enfermedades humanas, animales o vegetales, la protección de la moral pública, etc. Las mercaderías sujetas a control de importación no deben embarcarse a menos que el importador cuente con un permiso de importaciones válido. Si llegan al puerto de ingreso y el comprador no tiene el permiso mencionado deacuerdo con la ley de Administración de Comercio Internacional, el embarque será considerado importando en contravención. La nómina de productos que requieren permiso de importación, certificados fitosanitarios o certificaciones similares se especifica en el Programa de Control de Importación Anual, el cual es válido para las importaciones desde cualquier país. Las mercancías que requieren permiso de importación para ingresar en territorio Sudáfricano son: • Pescado • Crustáceos y moluscos; • Té negro; • Especies de flora o fauna en peligro de extinción, ya sean vivas o muertas, incluyendo cualquiera de sus partes, y articulos fabricados de ellos; • Plantas y sus productos, tales como semillas, flores, frutas, miel margarina y aceites vegetales; • Animales, pájaros, aves de corral y sus productos, tales como productos lácteos, manteca y huevos; y • Medicinas (excluyendo la cantidad suficiente para un mes de dosis para el tratamiento personal del viajero) acompañadas de una receta certificada emitida por un médico habilitado, salvo presentación de un permiso licencia emitidos por el Director General de Sanidad Nacional y Desarrollo de la Población. Los permisos de importación para ítems sujetos a control deben solicitarse a través del Departamento de Comercios e Industria, Comisión Internacional de Administración de Comercio de Sudáfrica. RÉGIMEN DE CONTROL DE DIVISAS Dado que el gobierno sudafricano aspira a la remoción de todos los controles de divisas, ha reducido muchos de estos prodecimientos durante los últimos años. Así, desde 1994 se han logrado pregesos significativos tales como la eliminación del Rand financiero en marzo, la liberación del control de monedas en las inversiones privadas de hasta 200.00 Rands, y el permiso de inversiones progresivas off shore autorizado a las compañias locales. El control de divisas es administrado actualmente por el Departamento de Control de Divisas del South African Reserve Bank (SARB) a través de bancos comerciales que tienen autorización para negociar divisas. Cabe destacar que todas las transacciones internacionales deben ser contabilizadas por esas entidades administradoras de divisas foráneas. DOCUMENTOS EXIGIDOS Para ingresar productos a Sudáfrica, se necesita presentar com mínimo la documentación detallada a continuación. • Factura comercial original: Una vez que los bienes están disponibles, el exportador debe extender una factura comercial al importador como prueba de que la transacción se ha formado. • Ducumento de transporte: Según el medio de transporte empleado, se trata del Conocimiento de Embarque (Bill of Lading) la Guía Aérea (Air Waybill) o la Carta de Porte (Inland Bill of Lading o Rail Road Bill of Lading) • Lista de carga: Es la descripcion que acompaña a la factura comercial y al documento de transporte. Detalla información referida a cada ítem y a la distribución de los bienes contenidos en un embarque (numeración desde la primera hasta la última caja, paquete o contenedor, volumen, peso, número de piezas, piezas por paquetes.) • Certificado de origen: Este documento certifica el origen de las mercaderías exportadas a Sudáfrica. Debe ser emitido por una autoridad competente. La aduana solicitará la presentación del Formulario DA59 de certificado de origen sólo ante la solicitud de trato preferencial a una tasa inferior del arancel general o por reclamos de politicas comerciales (por ejemplo, derechos antidumping, compensatorios, medidas de salvaguardia y cuotas.) El organismo argentino competente para la emisión de este documento es la Secretaría de Comercio. Sus datos de contactos son: • Ministerio de Producción. • Secretaría de Industria, Comercio y PyME - • Subsecretaría de Política y Gestión Comercial Externa. Es el documento por el cual un asegurador da fe de la existencia de ciertas coberturas sobre una determinada operación o mercancía. Normalmente el certificado de seguros sólo recoge las condiciones particulares del contrato (entre otras, fechas, tipo de cobertura y riesgos estipulados.) Otros documentos solicitados: los embarques de paltas, semillas, frutas frescas y vegetales requieren la presentación de certificados fitosanitarios. Además, los importantes Sudáfricanos están obligados a tramitar permisos especiales y a respetar los regla mentos previstos para la introducción, entre otros productos, de grasas, pancetas, jamón, cueros, miel, y productos que la contengan, lanas sucias, minerales, juegos de azar, maderas y armas de fuego. CUPOS Las cuotas de importación rigen para los siguientes productos. • Carne y Productos primarios no procesados; • Productos derivados del petróleo; • Pesticidas; • Resinas y materiales plásticos selectos; • Items de goma, incluyendo llantas y cintas transportadoras; • Paneles de papel; • Ciertos artículos textiles; • Artículos selectos de maquinarias, incluyendo los transformadores, tornos, palas mecacnicas y ciertos equipa miento agrícola; • Oro, plata y ciertos metales de aleación IMPORTACIÓN PROHIBIDA Se encuentra prohibida u obstaculizada la importación desde Sudáfrica de: • pornografía y material ofensivo; • drogas y narcóticos; • plantas, semillas, bulbos y fibras de algodón; • carne y sus despojos frescos; • miel, cera de abejas, abejas y sus larvas o huevos, materiales apícolas usados. • diamantes en bruto. • hielo seco. • muebles. • pieles. • municiones. • artículos peligrosos y • oro no forjado. REQUERIMIENTOS DE PROTECCIÓN DE LA SALUD PÚBLICA Todas las mercancías destinadas al consumo humano o animal, así como lasplantas y animales y sus derivados, están sujetas a la inspección de la Port Healh antes de su libramiento para consumo. La importación de alimentos y preparaciones alimenticias esta estrictamente controlada. En muchos casos, deben obtenerse permisos especiales ante el Departamento de Salud Sudafricano. Casi todas las drogas deben ajustarse a los estándares de composición, fuerzas, potencia y pureza descritos en la British Pharmacopoeia y el Código farmaceutico Britanico. Algunos fármacos, vacunas y otras drogas destinadas a tratamientos de enfermedades humanas, cultura física y preparaciones medicamentosas, y los venenos requieren permisos especiales de importación del departamento de salud sudafricano. En tanto, los electrodomésticos están sujetos a una configuración obligatoria en concordancia con los estándares técnicos de seguridad. Las mayores exigencias rigen para los productos frescos y farmacéuticos. Todos los bienes especificados en las Regulaciones de Control de Importación requieren un permiso de importación, en consecuencia para acceder al mercado sudafricano, el exportador debe asegurarse que el importador sudafricano haya obtenido el permito de importación correcto. Respecto a los certificados fitosanitarios, estos son requeridos para el embarque de plantas vivas, semillas, frutas frescas y verduras. Para el caso de las importaciones de productos derivados de la carne (meatproduct), es necesario obtener el certificado del State Veterinary Department. NORMAS, CERTIFICACIÒN Y ETIQUETADO NORMAS Y REGULACIONES PARA ALIMENTOS La normativa para alimentos está a cargo de la Dirección de Sanidad vegetal y Calidad del Departamento Nacional de Agricultura responsible de las regulaciones de productos agrícolas y de productos relacionados a la agricultura. La Ley de Alimentos, cosméticos y Desinfectantes de 1972 determina el etiquetado de los alimentos. Las etiquetas deben incluir: a) Nombre del producto b) Nombre y dirección del fabricante, empacador, vendedor, importador, o el nombre de la persona para quien se pre-embarque el alimento c) Bajo el encabezado de “ingredientes” un listado de ingredientes ordenados de manera descendente (en base a su cantidad) d) Una etiqueta escrita en por lo menos uno de los idiomas oficiales de Sudáfrica (inglés es uno de los idiomas) e) Las instrucciones para las condiciones de almacenamiento especial cuando aplique) f) El país de origen del producto. Las tres agencias en Sudáfrica cuya tarea es la de desarrollar y aplicar las normas de sanidad alimentaria son: • El Departamento de Salud/ Department of Health (DOH, por sus siglas en inglés) – Directorate of Food Control / Dirección para el Control de los Alimentos Comida (DFC, por sus siglas en inglés); • El Departamento de Agricultura/Department of Agriculture (DOA)-(DOA, por sus siglas en inglés) Subdirección de Aseguramiento de Calidad para Productos Agrícolas (SAPQAA, sus siglas en inglés) y la Dirección de Sanidad vegetal y Calidad/ Directorate of Plant Health and Quality (PHQ, por sus siglas en inglés) • Oficina Sudafricana de Normas/ Out Africana Bureau of Standards (SABS). (SABS, por sus siglas en inglés)- Dirección de Asuntos Regulatorios y Protección al Consumidor. NORMAS Y ESTANDARES DE CALIDAD Las reglamentaciones de seguridad varían de acuerdo con el sector industrial. El importador es responsible de asegurar que cualquier artículo que pase por la aduana y sea comercializado, cumpla con todos los requisitos impuestos por la Oficina de Normas Sudafricanas (South African Bureau of Standards SABS). La SABS se encuentra dividida en departamentos especializados por rubro a certificar. Estos son electrotécnica, salud y alimentos, servicios, materiales y mecánica, minería y minerales y transporte. Entre las principales exigencias se destacan las detalladas a continuación. En alimentos, la SABS provee una amplia gama de servicios en alimentos, pesca, pesticidas, bebidas, fármacos e insumos médicos. Verifica todo tipo de alimentos (sus nutrientes y composición), como asi también los pesticidas y sus efectos residuales cuando son utilizados en alimentos tales como frutas y verduras. Los estándares aplicados están coordinados con los implementados internacionalmente por la International Organization For Standarization, sobre todo la ISO 22000 implementada en los sistemas de seguridad alimenticia. Productos eléctricos: deben cumplir entre otros con la observación de estándares internacionales. Entre éstos se destacan, dependiendo el producto, ISO 9001 e ISO 14001, OSAS 18000. Además se impone la obligación de contar con compatibilidad electromagnética y la no interferencia en este campo, asi como el respeto por la seguridad ambiental. ETIQUETADO, ENVASADO, Y ROTULADO Etiquetado de alimentos Según Foodstuffs, Cosmetic and Disinfectants Act of 1972: el etiquetado y publicidad de roductos alimenticios, debe incluir los puntos siguientes aspectos: • El nombre del producto. • Deben ser legibles • El nombre y dirección del fabricante, empaquetador, vendedor, importdor o persona en cuyo nombre el comestible es preembalado. Una lista de ingredientes • Las etiquetas deben estar descritas en inglés o en afrikáans, aunque algunos ítems pueden requerir el empleo de ambos idiomas. • Instrucciones para condiciones de almacenaje especiales, cuando es aplicable. • Las fracciones deben figurar obligatoriamente como una rzón, por ejemplo “medio” debe indicarse como • Los nombres descriptivos que implian tamaño o cantidad (por ejemplo “gigante”, “jumbo”, “grande”, “pequeño”) no pueden utilizarse para indicar el tamaño de artículos empaquetados a menos que ésts esten legalmente reconocidos en Sudáfrica • El país de procedencia del producto. ENVASADO E IDENTIFICACIÓN DE LOS PRODUCTOS ORGÁNICOS Las diferentes normas de elaboración vigentes definen los tópicos relacionados a la transformación, conservación y envasado de los productos orgánicos. También definen las tolerancias admitidas en el uso de productos no orgánicos. Excedidas las tolerancias, la denominación de orgánicos sólo podrá incorporarse a continuación de cada ingrediente que sí lo sea, en un listado. Los envases destinados a los productos orgánicos no pueden haber sido utilizados previamente para productos de la agricultura convencional y, en general, deben ser elaborados con materiales biodegradables que en su proceso de fabricación no afecten al medio ambiente. La identificación debe estar en los envases con impresos o rótulos adheridos, en un lugar visible y en un solo frente con la leyenda “Producto de la Agricultura Orgánica”, cuando corresponda al producto final, acompañado del nùmero de partida identificatoria de origen y procesamiento, junto con la identificaciòn de origen y procesamiento junto con la identificación de la Empresa Certificadora. Cuando se trate de materias primas, se ubicará en la lista de ingredientes, donde figurarán los mismos en orden decreciente de peso. Los cajones y las cajas de embalaje deben estar libres de insectos y moho, así como acompañados por los respectivos certificados de fumigación. De lo contrario, pueden ser confiscados y tratados a fin de ponerlos en condiciones. Los costos de estos procedimientos serán imputados al importador o al exortador según lo indique la autoridad correspondiente. Las mercancías transportadas a través de los trenes sudafricanos son acarreadas bajo el riesgo del propietario a menos que su empaque y protección concuerde con los requisitos especificos para tales efectos. Las autoridades de transporte sudafricanas aceptan mercaderías sólo si el nombre y la dirección del consignatario, el destino y el puerto de ingreso están claramente identificados en el envío. En las cajas, el peso y demás medidas deben expresarse en unidades del sistema métrico. Del mismo modo debe procederse con todos los bienes importados preembarcados destinados para la venta. Las cajas que pesen mas de 1,3 toneladas deben advertirlo obligatoriamente en forma legible. La indicación debe figurar en la superficie del bulto, cerca del rótulo del embarque. En los productos vendidos por unidades de capacidad, los contenedores deben indicar su contenido líquido en mililitros o litros. Los tamaños de los embalajes, basados en unidades métricas, son prescritos para un amplio rango de importaciones, por lo que es recomendable incorporarlos a las descripciones de los embarques. En cuanto a las etiquetas y los envases, los manifiestos de sus cantidades son estrictamente controlados. Por otras razones: Todos los productos liberados para la venta en plaza sudafricana, ya sean elaborados por la industria local o extranjera, deben exponer en sus contenedores, sellos o empaques indicando cuál es su contenido, la forma del producto, las precauciones, el voltaje, sus propiedades, el número de lote, el nombre y dirección del fabricante y cualquier otra condicion determinante. NORMAS DE ORIGEN Sudáfrica se rige por el Acuerdo de Reglas de Origen del Comité de Normas de Origen de la Organización Mundial del Comercio. Para que el exportador goce de los beneficios arancelarios preestablecidos, debe certificar que su producto se ajusta a la calificación de “originario”. O sea, que éste ha sido obtenido en su totalidad en el territorio de su país de origen o que cumple con las condiciones (porcentajes) de elaboración de origen. MARCAS PATENTES La organización nacional para la protección de marcas y patentes es el Departamento de Comercio y Compañías Industriales y la Oficina de Registro de Propiedad intelectual. Sudáfrica esta suscrita al Tratado de París para la protección de la propiedad industrial, y tambien al Acuerdo establecido con la Organización Mundial de Propiedad Intelectual. Las patentes tienen una validez de 20 años, las marcas por 10 años y los diseños, inicialmente, por 5 períodos anuales renovables. INSPECCIÓN Y CERTIFICACIÓN La inspección y certificación de las granjas orgánicas de Sudáfrica se realiza a través de organismos de acreditación internacionales (por ejemplo ECOCERT, Soil Association y Société Générale de Surveillance (SGS) y nacionales (por ejemplo, Afrisco y Bio-Org de Pretoria). De todos los organismos de certificación internacionales que funcionan en Sudáfrica, solo SGS tiene una sucursal en Sudáfrica. Sin embargo, todos certifican los productos para exportarlos a los países de la Unión Europea según las disposiciones del Artículo 11 de la Regulación de la UE 2092/91. Los dos organismos de acreditación sudafricanos se manejan con los anteproyectos de las normas que está elaborando el gobierno. Todos los organismos de certificación se deben registrar ante el gobierno. Una vez que los anteproyectos entren en vigencia, los organismos de certificación deberán aplicar las normas mìnimas y serán supervisados. El Departamento Nacional de Agricultura acreditará a los organismos de certificación. Por último todos los bienes transportados a Sudáfrica deben estar adecuados con el Sistema Internacional métrico de Límites (s.f. Los embalajes deberían contener los datos del consignatario, incluso el origen de la salida de puerto, y deberían ser numerados, a menos que el envío sea tal, que los contenidos de los paquetes puedan ser fácilmente identificados sin el número. C.O.

Leer nota completa